CICLOCROSS

El campeón promete pelea

Esteban, en el pasado Ciclocross de Igorre. /Maika Salguero
Esteban, en el pasado Ciclocross de Igorre. / Maika Salguero

Tras una temporada marcada por la lesión que casi le aparta del deporte, Ismael Esteban llega a Legazpia «sin presión, pero saldré a ganar»

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

Estos días, por fin, puede 'descansar' un poco. Ismael Esteban (Torrelavega, 1983) ha dedicado esta semana a entrenamientos algo más suaves. «Es que llevo mes y medio sin parar», señala como siempre con la sonrisa y el buen humor con el que acompaña su forma de hablar. Las últimas 'triscas', el pasado fin de semana en Abadiño (Vizcaya) y Ormaiztegui (Guipúzcoa). La del domingo en la localidad guipuzcoana, un infierno de barro, frío y nieve. «Quizá he perdido dos o tres años de vida ahí», afirma entre más risas. Pero tanto sufrimiento sirvió para corroborar que 'Isma' ya anda fino de cara al Campeonato de España de este fin de semana en Legazpia (Guipúzcoa). Tercero en Abadiño y cuarto en Ormaiztegui. El vigente campeón de España de ciclocross, esta temporada en el Ginestar Delikia Sports -el primer equipo profesional español de ciclocross- confía en que estos días de medio descanso acaben de darle las fuerzas que necesita. Porque Esteban no sabe hacer otra cosa en las carreras que salir a ganar. «No saldré a defender mi maillot de campeón, sino a ganar otro». El campeón promete pelea en Legazpia.

Esa autopresión que se impone el torrelaveguense nace de su propia forma de ver la vida y el deporte. Una ilusión que se ha visto reforzada, y de qué manera, en esta temporada. En septiembre, una lesión en una máquina de gimnasio casi le deja en una silla de ruedas. Una vértebra rota y otra aplastada ponían todo en duda. Pero la operación salió a pedir de boca y la rehabilitación y el duro trabajo del torrelaveguense le permitieron subirse a la bici el 28 de octubre en el Ciclocross de Llodio. Décimo, «aunque fue la primera victoria de la temporada». De ahí, poco a poco, el campeón de España ha ido mejorando sus prestaciones, con la victoria en el Ciclocross de Las Franquesas, en Barcelona, como hito más destacado. Por todo lo ocurrido, 'Isma' saldrá «sin presión el domingo en Legazpia. Pero saldré a ganar. Todo lo que he hecho ha sido mejorar. El que quiera coger mi maillot de campeón de España, tendrá que sudarlo».

Aunque esa espalda está mucho mejor, Esteban sigue corriendo con molestias. El lunes irá al médico para una revisión y al final de temporada, «tengo cita con el cirujano para quitar los hierros que hay ahí. Las molestias con las que corro son lógicas».

«El que quiera coger mi maillot de campeón de España, tendrá que sudarlo»

Otro infierno de barro

Esteban ganó el Ciclocross de Legazpia en 2016 y fue cuarto en 2017, el pasado 1 de noviembre. «Pero entonces estaba seco. Era duro y rápido». Nada parecido a lo que se espera para este domingo. «Está embarrado y además, dan lluvia. Va a ser similar a lo del domingo en Ormaiztegui...». Esteban señala que la organización quitará del trazado «zonas en las que se hacen lodazales que te llegan hasta las rodillas». Del circuito del Campeonato de España destaca que tiene «muchas subidas» y también dos zonas de obstáculos. «Y hay tramos 'ratoneros' y otros para ir rápido, para dar gas». La cantidad de barro que se espera hará que también sea necesario echar la bici al hombro para correr a pie. «Eso, por la espalda, es lo que me cuesta un poco más. Pero ya he hecho últimamente carreras en Bélgica y Dinamarca y tampoco me ha salido tan mal».

De sus grandes rivales por el título, 'Isma' destaca a uno. Compañero y, además, amigo. El torrelaveguense y el valenciano Felipe Orts entraban de la mano en Las Franquesas, la primera victoria del cántabro en este curso. «Felipe es el favorito», señala sin dudarlo. «Y Javier Ruiz de Larrínaga y Aitor Hernández van a estar también en la pelea». El campeón también da opciones a su paisano Kevin Suárez, aunque su temporada haya sido discreta. «Creo que puede hacer una buena carrera». La duda, por primera vez, se plantea con algo más o menos común en el ciclismo de carretera, pero no en el ciclocross. Porque Esteban y Orts forman ambos en el Ginestar Delikia Sports. «¿Órdenes de equipo? Buff... Me lo han preguntado hace poco. A ver, si en la última vuelta uno de los dos ataca, que el otro controle a los demás... Pero eso será muy complicado. El circuito es durísimo. Va a ganar quien esté más fuerte».

Legazpia será una etapa más en el camino de esta temporada 2017-2018 que bien pudo ni siquiera comenzar para Ismael Esteban. El vigente campeón de España de ciclocross que sueña con estar, allá por principios de febrero, en el Mundial de Valkenburg (Holanda) con la selección española. «Hasta esa fecha queda mucho por mejorar», añade como siempre con una sonrisa. La de alguien que desde el pasado octubre disfruta de cada carrera como si fuese la última.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos