Ciclocross

«Aún me falta un punto de forma»

Kevin Suárez atraviesa una zona embarrada en el ciclocross de Carranza el pasado domingo, en el que quedó sexto./Javi Linares
Kevin Suárez atraviesa una zona embarrada en el ciclocross de Carranza el pasado domingo, en el que quedó sexto. / Javi Linares

Kevin Suárez ha variado su preparación para llegar en mejores condiciones al tramo final de la temporada

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

Un par de victorias, en Llanes (Asturias) y Fresno de Rodilla (Burgos). Pero a Kevin Suárez (Los Corrales de Buelna, 1994), eso ya le sabe a muy poco. Desde hace años, el cántabro es una de las referencias en el ciclocross nacional y compite asiduamente en el extranjero con los mejores del mundo. Acostumbrado a estar mucho más arriba en pruebas sobre todo en España, esas dos victorias no le satisfacen del todo. «Falta un triunfo de más nivel, por ejemplo en la Copa de España, o una gran actuación a nivel internacional», apunta el cántabro. Aunque esa frustración interior se ve mitigada por otra palabra. Calma. El motivo, que en esta temporada Kevin Suárez ha dado la vuelta a la preparación como si de un calcetín se tratase. Ahora, sólo queda esperar que el trabajo dé sus frutos en el momento preciso.

«En otros años, he empezado muy fuerte. Llegaba al Campeonato de España bien, pero ya el Mundial me costaba un poco», reconoce el corraliego. «Así que en esta campaña he enfocado la preparación de un modo distinto. Por eso, espero que la forma llegue poco a poco. Ahora no estoy mal, pero tampoco al 100%. Aún me falta un punto de forma. Espero -y debo- llegar a ese máximo nivel».

Tercero en casa, en el ciclocross de Los Corrales el pasado 1 de octubre en el que él mismo diseña el circuito; esas victorias en Asturias y Burgos... Después «estuve a un muy buen nivel» en la prueba de la Copa del Mundo que se celebró en la localidad belga de Koksijde. Suárez se clasificó en la trigésima plaza. Pero en las dos carreras siguientes, las que han servido para inaugurar la Copa de España, al cántabro no le ha ido como a él le gustaría.

«A ver si me sale un patrocinador. Los premios que consigo son los que evitan que pierda dinero»

Séptimo en Llodio (Álava), el ciclocross que inauguraba la Copa, y sexto el pasado domingo en la localidad vizcaína de Carranza, a pesar de sufrir «hasta cuatro pinchazos». Suárez es séptimo en la general, con 19 puntos, a 26 del valenciano Felipe Orts, el líder destacado de la competición. De la general, con sólo dos pruebas para completar la Copa, ni hablar. «La última prueba, el 17 de diciembre en Valencia, coincide con otra de la Copa del Mundo. Y esa competición es ahora mismo la prioridad».

Sin patrocinador

El corraliego del Bioracer-Nesta-MMR lo tiene un poco más difícil esta temporada. La ausencia de un patrocinador principal hace que esto del ciclocross no dé para casi nada. «Sólo el dinero que consigo con los premios en las carreras», apunta. A ese respecto, resalta el mayor apoyo que hay a esta especialidad del ciclismo en España. «Ha subido el nivel de las carreras y también el de los premios. Eso es algo que los corredores agradecemos». Aún así, la ausencia de un patrocinador hace que Kevin, simplemente, cubra gastos. «De momento, puedo permitirme dedicarme al ciclocross. Estoy, como se dice, 'a pre'. No pierdo 'pasta'. A ver si me sale un patrocinador. Es difícil, pero uno se puede dedicar a esto». El corraliego lo tiene claro. «En el momento que pierda dinero o no tenga nivel para competir, lo dejo». Pero por ahora, no es el caso. Suárez afrontará todas las carreras en Europa de la Copa del Mundo -faltó a las dos primeras citas, en Estados Unidos-, más lo que corra aquí en España.

«He enfocado la preparación de otro modo. Ahora no estoy mal, pero tampoco al 100%»

Ese ciclocross de Los Corrales y el de Puente Viesgo, el próximo 6 de diciembre, serán las únicas carreras para Kevin Suárez en Cantabria. Las miras del ciclocrossista cántabro siempre están más lejos. Con la Copa de España acabando de facto para él este próximo domingo en Elorrio, la gran cita a nivel nacional será el 14 de enero en la localidad guipuzcoana de Legazpia, donde se disputa el Campeonato de España. «Es un circuito muy duro y lo más seguro es que esté embarrado. Me gusta». Con dos platas consecutivas entre los élite no piensa en otra cosa que en el oro. «A ver si a la tercera va la vencida», afirma entre risas. A principios de febrero, el otro gran círculo rojo en el calendario. El 4 de febrero se celebra el Campeonato del Mundo en la ciudad holandesa de Valkenburg. Para ambas citas, Kevin Suárez confía en que ese estado de forma que ahora no es el óptimo sí esté más que afinado gracias a este inicio de curso un poco más tranquilo «Esa es la idea», concluye». Para ganar, por fin, ese título de campeón de España y brillar entre los mejores del mundo y así ponérselo más fácil a un patrocinador que quiera fijarse en él.

Fotos

Vídeos