Ciclismo

Madrazo, a las puertas de la gloria

Carlos Barbero demostró su buen punto de forma y se impuso en la exigente rampa de Txomintxu ante Ángel Madrazo. / Pedro Urresti

Su excompañero en el Caja Rural Carlos Barbero arrebata la victoria al cántabro, que se queda a dos segundos de ganar el Circuito de Getxo

MIKEL GARCÍA GETXO.

En un día oscuro y marcado por la lluvia, brilló con luz propia Carlos Barbero en la meta del Circuito de Getxo. Un gran día para el burgalés que hizo malo el que a punto estuvco de ser el de gloria para Ángel Madrazo. El cántabro se las arregló para entrar en el grupo de los mejores y demostró su fortaleza en el sprint, pero Barbero fue un adversario muy fuerte. Demasiado. Dos segundos separaron al gorrión de Cazona de la victoria, que además se tuvo que batir en inferioridad ante un equipo, el telefónico, superior.

Y es que Barbero era la punta de lanza de una formación que partía con la obligación de llevarse el triunfo dada su condición de único conjunto World Tour. Una losa más con la que cargar. Toda la presión para los ocho hombres que dirigía Pablo Lastras y entre los que se incluía el ídolo local Jonathan Castroviejo. Y un problema para Madrazo. La carrera se decidió, como era de esperar, en la subida final al repecho de Txomintxu, donde medir las fuerzas y calcular la distancia era primordial.

CIRCUITO DE GETXO

General
1. Carlos Barbero (Movistar) 3
53:06
2
Ángel Madrazo (Delko) a 0.02
3
José Herrada (Movistar) a 0.04
4
Egoitz Fernández (Ukyo) m.t.
5
Thomas Sprengers (Vlaanderen) m.t.
6
Aldemar Reyes (M. Postobón)m.t.
7
Eliot Lietaer (Vlaanderen)m.t.
8
Aime de Gendt (Vlaanderen) a 0.06
9
Ibai Salas (Burgos BH) a 0.08
10
Benjami Prades (Ukyo) m.t.

Mano a mano

En esas surgió la figura de Barbero, ganador en 2014 con el Caja Rural, que no falló. Vigiló la rueda de otro de los favoritos, el cántabro del Delko Marsella, y arrancó para llegar con el margen suficiente para alzar los brazos. Con rabia y alivio. La presión de ganar se esfumaba al cruzar la línea de meta. Objetivo conseguido. Nada más cruzar la meta se apeó de su bicicleta y se abrazó a su auxiliar. Después tomó dirección a la línea de llegada buscando a Castroviejo, con el que se fundió en un emotivo abrazo.

Dos segundos después del vencedor cruzaba la meta el cántabro. Derrotado, pero sin abandonar esa sonrisa en su rostro que tanto le caracteriza. No tardó en acercarse a Barbero para felicitarle. Ejemplo de deportividad. Tercero fue otro Movistar, José Herrada, que demostró la superioridad de los telefónicos. Rozando el podio se quedó Egoitz Fernández, el ciclista del conjunto japonés Team Ukyo no pudo redondear su actuación como mejor vasco y primer neoprofesional con un puesto en el podio final.

A las nueve y media de la mañana se llevó a cabo el protocolario acto del corte de cinta, con la presencia del director honorífico de carrera, Arsenio González y de Javier Otxoa, a cuyo hermano se homenajea cada año. Bajo una tímida llovizna arrancó la 72 edición de la prueba getxotarra. Pronto comenzaron las hostilidades, nadie quería quedarse fuera de la escapada del día. Era el objetivo común de todos los equipos.

En la primera vuelta se hizo el primer corte de quince unidades que aguantó hasta mitad de carrera. En él entraron algunos de los favoritos como Mikel Aristi o el francés Damien Gaudin. Por su parte, Movistar coló a Richard Carapaz, Jorge Arcas y Héctor Carretero, mientras el Caja Rural metió a Héctor Sáez y Luis Mas, que se llevó el premio de la montaña.

Un Movistar hegemónico

La ambición de Movistar hizo que hasta el final de la prueba el conjunto telefónico controlase la carrera para un Barbero, que pedaleaba a la estela de sus compañeros transmitiendo una sensación de ganador. El conjunto Delko Marsella trató de dar la sorpresa, pero era tremendamente complicado viendo la implicación que mostraba Movistar.

Los franceses lo probaron con Daniel Díaz, pero el control de la escuadra de Lastras era absoluto. Inapelables, hegemónicos, el conjunto navarro demostró su superioridad y volvió a triunfar en Getxo. Algo que no lograban desde el año 2012, cuando se impusieron de la mano de Giovanni Visconti. Barbero alzó los brazos y dedicó el triunfo a Valverde, su compañero y uno de sus referentes.

Fotos

Vídeos