Ciclismo-Ciclocross

El rodillo belga doblega a Ismael en el Mundial de Valkenburg

Mathieu Van der Poel precede a Wout Van Aert en el inicio de la carrera, pero el belga mostró su superioridad y ganó el título./EFE
Mathieu Van der Poel precede a Wout Van Aert en el inicio de la carrera, pero el belga mostró su superioridad y ganó el título. / EFE

Van Aert gana su tercer maillot arco iris y relega al bronce al héroe local y gran favorito, Mathieu Van der Poel | El ciclista cántabro terminó en el 25º puesto

A. FALAGÁN/L. CORSI SANTANDER.

Wout van Aert encadenó su tercer título consecutivo de campeón del mundo de ciclocross, tras imponerse este domingo sobre el barro de Valkenburg al héroe local, dominador de la temporada y gran favorito, Mathieu Van der Poel... Y a un cántabro, Ismael Esteban, que esperaba algo más pero firmó un gran 25ª puesto. El holandés mandó al principio de la carrera con su estilo fino que parecía esquivar el barro. Pero en la segunda vuelta Van Aert le dio alcance y, como es habitual en él, a base de fuerza, se fue para adelante. El holandés ya no volvería a tener opciones de ganar. De hecho, fue superado por un gran Michael Vanthourenhout y no se quedó sin medallas por una cuestión de mero orgullo, ya que en la última vuelta fue alcanzado por otro belga, Toon Aerts, al que finalmente pudo soltar para asegurarse el bronce. Esteban comenzó con los mejores y buscó una estrategia de menos a más, pero la carrera se le hizo muy dura y tampoco tuvo fortuna con el equipamiento.

El cántabro, bicampeón de España, comandaba el equipo español junto a Felipe Orts y aspiraba a colarse entre los veinte primeros. Pero esta pudo seguir el duro ritmo de los líderes y terminó a una vuelta de los mejores; en una vigésima quinta plaza que no le sirvió para ser el primer español. Ese privilegio le correspondió precisamente a Orts, vigésimo a 8.06 del campeón. Pero este resultado no desluce en absoluto la sensacional temporada del torrelaveguense, que cinco meses después de sufrir un grave accidente que pudo postrarle en una silla de ruedas no solo ha renovado su título de campeón nacional, sino que se ha reivindicado como el 25º mejor ciclocrossista del mundo. Todo un logro a pesar de que sus ambiciones eran aún mayores en Holanda.

«Me voy con sabor agridulce-decía el torrelaveguense-. Estoy contento porque me he encontrado fuerte; he salido muy tranquilo, buscando huecos pero sin calentarme, luego he visto que la geste iba cayendo y he pensado: 'Esta es la mía'. Pero esta carrera es muy dura, se me ha salido un par de veces la cadena y más adelante he arrancado la zapatilla». «Me encuentro fuerte y con ganas. No he podido hacer el top 20 que buscaba, pero está bien. Orts y yo hemos dado batalla y se ha visto que tenemos gas para el futuro», añadía

«Me voy con un sabor agridulce, porque me he encontrado muy fuerte»

Van Aert logró su tercer maillot arco iris consecutivo y se convierte en el sexto ciclista en conseguir ese logro, junto a Roger Rondeaux (1951-1953), Roland Liboton (1982-1984), Albert Zweifel (cuatro entre 1976 y 1979), André Drufraisse (cinco de 1954 a 1958) y el intocable Erik De Vlaeminck (seis seguidos entre 1968 y 1973).

El Mundial es el jardín de su casa para Van Aert, que se crece en esta competición. La temporada la ha dominado Mathieu Van der Poel, ganador de la Copa del Mundo, pero en el día clave el belga volvió a ser imbatible. El holandés reconoció abiertamente que le superó la responsabilidad: «Me ha podido la presión. Era un circuito complicado, pero no quiero poner ninguna excusa. Al nivel que estoy, tengo que poder con todo tipo de recorridos y, sencillamente, no he sido capaz de hacerlo. No he estado a mi altura. Es verdad que íbamos muy rápido desde el principio, pero no tenía la sensación de ir sobre mi límite, por lo que es verdad que el error puede haber llegado a causa de la presión. El estrés ha sido muy grande durante toda la semana».

Caída del campeón

La superioridad de Van Aert fue clara tanto sobre la bici como con ella al hombro. Tanto que la caída que sufrió mediada la prueba fue una anécdota. Se equivocó al coger la bicicleta en el box y se estampó contra las protecciones del circuito en una zona de bajada. Tuvo tiempo para limpiarse algo del barro de la cara para reemprender la marcha y meter el pie en el pedal. «Es mi tercer título consecutivo. Creo que es algo histórico en el ciclocross. Los que lo han hecho antes que yo son iconos de este deporte y es un sueño ser parte de este selecto grupo. He trabajado mucho para conseguirlo y ahora es momento de disfrutarlo», decía.

Van Aert reconocía que «un Mundial es una carrera muy distinta. Solo puedo decir que parece que tenga otras piernas en este campeonato. Yo no tenía estrés ni presión. No tenía nada que perder. Mathieu era el hombre de la temporada y eso tiene algo que ver con lo complicado que lo ha tenido aquí».

Clasificaciones

PuestoCorredorTiempo
1.Wout van Aert (Bélgica)1h09:00
2.Michael Vanthourenhout(Bel.)a 2:13
3.Mathieu Van der Poel (Holanda)a 2:30
20.Felipe Orts (España)a 8:06
25. Ismael Esteban (España)a 1 vuelta

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos