La Vuelta llega hoy a Fuente Dé

La Vuelta llega hoy a Fuente Dé
Javier Cotera

Media montaña y final en alto, un escenario propicio para aventuras

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

No habrá paz para el líder. Los signos de flaqueza de Chris Froome en Los Machucos dejan abierto el horizonte al resto de aspirantes al triunfo final después de la desoladora contrarreloj del martes. Queda el Angliru en la jornada del sábado, pero hoy no se puede dormir nadie.

El recorrido de esta fecha número 18, entre Suances y Santo Toribio de Liébana, promete una etapa nerviosa. El perfil de media montaña y el final en alto junto al monasterio lebaniego conforman un escenario propicio para aventureros. Por eso, depende del calibre del fugado, puede haber sorpresas y hasta disgustos en la parte alta de la clasificación general de La Vuelta. Además, se produce una circunstancia atípica, ya que la totalidad del recorrido que completará hoy la ronda española circulará por carreteras de Cantabria.

Ver más

La carrera partirá de Suances a eso de las 12.55 horas, aunque la salida lanzada no se efectuará hasta las 13.14. El pelotón pasará por Toñanes, Cóbreces, Liandres, Comillas y Rubárcena, antes de llegar a San Vicente de la Barquera aproximadamente a las 14.06.

La primera parte de la etapa será prácticamente llana y continuará por Los Tánagos, Pechón, Pesués, Abanillas, Labarces, Treceño y Cabezón de la Sal, donde la organización prevé que el primer corredor llegará a eso de las 15.23 horas. Villanueva de la Peña, Mazcuerras, Cos, Ruente y Barcenillas serán las últimas localidades que verán pasar la carrera, antes de que la carretera empiece a empinarse con las primeras rampas de la Collada de Carmona, de Tercera Categoría. Un puerto de 4,8 kilómetros, con un 7,2 por ciento de desnivel medio.

Las tres colladas del día llegarán en cadena, así que tras completar el descenso de Carmona, los ciclistas afrontarán la subida a Ozalba, también de Tercera Categoría, con seis kilómetros de largo y una pendiente media del 6,6 por ciento. Tras bajar de la segunda dificultad montañosa del día y con apenas un paréntesis para el Sprint Especial de Sobrelapeña, llegará el puerto más largo del día: la Collada de Hoz, de Segunda Categoría. Son siete kilómetros, con un seis por ciento de pendiente media.

Menos lluvia que ayer, pero con temperaturas más bajas

El tiempo mejorará ligeramente de ayer a hoy en lo que a lluvia respecta, aunque las temperaturas serán inferiores, según los datos aportados por la Agencia Estatal de Meteorología. Está previsto que la meteorología en Cantarbria ofrezca un día «nuboso o cubierto, con abundante nubosidad baja y lluvias débiles por la mañana. Por la tarde tenderá a intervalos nubosos. No se descartan, brumas o bancos de niebla matinales. Temperaturas mínimas sin cambios en el litoral y en descenso en el resto y máximas en acusado descenso. Viento de componente norte flojo y al final variable». Así pues, seguramente no haga falta el paraguas para seguir la etapa, pero conviene ir prevenido contra el posible frío en algunos puntos.

A partir de ahí, a los ciclistas les espera un empinado descenso por Linares hasta la localidad de La Hermida, donde quedarán encajados en el espectacular desfiladero que sirve como puerta para la comarca de Liébana. Tama, Ojedo y Potes –el paso estimado según la mejor de las previsiones se producirá a las 17.22 horas– servirán de carta de presentación para la última subida, de camino hacia la meta, a Santo Toribio de Liébana. Son apenas 3,2 kilómetros, con un 6,4 por ciento de pendiente media, pero que pueden servir para lograr pequeñas diferencias en favor de los que lleguen con más fuerzas después de los 166 kilómetros anteriores.

El final en Santo Toribio de Liébana ha sido propiciado con motivo de la celebración del Año Jubilar 2017 en que se encuentra inmerso el monasterio que servirá de broche al paso de la Vuelta a España por Cantabria en esta edición, con dos etapas. Mañana, la jornada 19 arrancará desde la localida asturiana de Caso.

Fotos

Vídeos