fútbol

Las positivas sensaciones del Laredo

Pala y Vinatea, durante el partido contra la Culturalleonesa.
Pala y Vinatea, durante el partido contra la Culturalleonesa.
  • El club rojillo ha mantenido la base de la plantilla campeona de la pasada campaña, con refuerzos que otorgan un salto de calidad

El Laredo, actual campeón de Liga por segunda temporada consecutiva, fue el equipo que cerró la temporada pasada el fútbol cántabro en su enfrentamiento contra El Ejido 2012. El Charles vio cercenado su sueño ante el conjunto andaluz. Otra vez, a las puertas del ascenso a Segunda División B. El calendario quiso que el Laredo fuese también el encargado de inaugurar la presente campaña en Tercera División junto con el Bezana. Otro año para intentar dar el salto.

Los de la costa oriental viven su particular ‘dejà vu’. La situación es similar. El objetivo es el mismo. Yen el banquillo continúa José Gómez como líder del vestuario, un técnico que llegó de puntillas y sin hacer excesivo ruido a San Lorenzo, pero que a base de trabajo, juego y resultados se ganó a pulso su continuidad.

Aunque en el club se ha avanzado y mucho, el sueño este año no es otro que lograr el ascenso a la categoría de bronce del fútbol español. No obstante, para eso queda mucho. Un largo camino por los campos modestos de Cantabria. La plantilla ha crecido en potencial y en madurez y eso es importante, dado que tras los cuatro primeros encuentros oficiales –tres de Liga y uno de Copa del rey–, el equipo ha dejado buenas sensaciones. Por el momento, es cuarto, con seis puntos de nueve posibles. La eliminación copera frente a la Cultural Leonesa no ha mermado la confianza del grupo.

El club pejino ha vuelto a optar por la fórmula mágica, pero ya conocida, de mezclar jóvenes y veteranos en un equipo sin techo, con el objetivo de igualar los logros de la temporada pasada pero conscientes de la dificultad que ello conlleva. El Charles comenzó a sudar la camiseta allá por el 21 de julio, para llegar con garantías al inicio de Liga donde se volverá a ver las caras con sus rivales habituales en el campeonato doméstico para colocarse, una vez más, entre los mejores. Con la miel del ascenso frustrado, atrás quedan los cinco intentos anteriores. Se les ha negado por pequeños detalles futbolísticos. En San Lorenzo piensan que, a la sexta irá la vencida. Por eso, porque la directiva rojilla estima que lo que ha faltado es una pizca de suerte, ha decidido dar continuidad al trabajo emprendido la temporada pasada por José Gómez. Esa apuesta por los mismos