Fútbol

Una futbolista denuncia que la grabaron mientras se duchaba en las instalaciones del Atlético

Las instalaciones de la Ciudad deportiva del Atlético.
Las instalaciones de la Ciudad deportiva del Atlético. / Alex Marín/clubatleticodemadrid.com
  • El conjunto rojiblanco ha decidido abrir "una investigación interna" para tratar de esclarecer este hecho, aunque reconoce que va a ser "complicado decir quién ha podido hacerlo"

Una jugadora del Torrelodones Club de Fútbol (Madrid) ha denunciado ante la Guardia Civil que fue grabada sin su consentimiento mientras se duchaba en uno de los vestuarios de la Ciudad Deportiva del Atlético de Madrid en Majadahonda, después de un partido ante el filial colchonero.

El Torrelodones ha confirmado hoy a través de su perfil de Twitter que el domingo 13 de noviembre en las instalaciones deportivas del Atlético de Madrid, situadas en El Cerro del Espino de Majadahonda, una jugadora "fue grabada sin su consentimiento con un aparato móvil mientras se duchaba". Por este hecho, la futbolista presentó una denuncia ante la Guardia Civil de Majadahonda y que ya investiga el instituto armado.

El club, que milita en la Segunda División del fútbol femenino español, ha manifestado "su total apoyo y respaldo a la declaración y denuncia presentada por la jugadora". En su opinión se trata de un hecho "delictivo y totalmente intolerable" y ha exigido al Atlético de Madrid "una disculpa pública ante la jugadora agraviada y la inmediata disposición de todos los recursos que sean necesarios e imprescindibles para evitar que estas acciones bajo ningún concepto vuelvan a repetirse en el futuro".

Fuentes del equipo colchonero han confirmado la denuncia interpuesta por la futbolista. "A través de una ventana, la jugadora vio una mano con un móvil. Nosotros desde el primer momento nos pusimos a disposición de la Guardia Civil para ayudar a esclarecer este hecho", ha explicado un portavoz del Atlético. El club colchonero ha decidido abrir asimismo "una investigación interna" para tratar de esclarecer este hecho, ocurrido en uno de los vestuarios anexos a los dos campos de césped artificial, donde habitualmente juega el filial femenino.

Por tratarse de una jornada dominical, en los aledaños de los campos "había mucha gente" por lo que el Atlético de Madrid considera "complicado decir quién ha podido hacerlo". En todo caso, el club rojiblanco muestra su "repulsa" a los hechos denunciados. "Deseamos que se investigue lo sucedido. Somos los primeros interesados en que se esclarezcan los hechos y por eso hemos abierto una investigación interna para ver qué ha podido ocurrir", apuntan desde el Atlético de Madrid.

El Torrelodones, por su parte, ha anunciado que "si la grabación o fotografía se hiciese pública por cualquier medio" emprenderá las acciones legales que considere oportunas y necesarias en defensa de la dignidad de su jugadora.