Fútbol | CHampions

Asensio amplía el debate

Marco Asensio celebra un gol.
Marco Asensio celebra un gol. / Efe
  • Mientras se discute si Isco o James deben ser titulares en el Real Madrid, el joven mallorquín sigue aprovechando cada minuto que le concede Zidane

Se acumulan los problemas para Zinedine Zidane. Dos nombres sobrevuelan la cabeza del técnico francés desde que llegara al banquillo del Real Madrid: Isco y James Rodríguez. El entrenador del equipo blanco sufre a diario el eterno debate de si debe alinear al malagueño o al colombiano y mientras reparte minutos entre los dos -con una ligera ventaja en la actualidad para Isco-, aparece otro nombre para ampliar sus quebraderos de cabeza: Marco Asensio. El joven centrocampista mallorquín está aprovechado cada minuto que le concede Zidane desde que regresó de su cesión en el Espanyol. Así lo demuestra el hecho de haber marcado cada vez que se ha puesto la camiseta del Real Madrid por primera vez en una competición. Lo hizo ante el Sevilla en la Supercopa de Europa, frente a la Real Sociedad en Liga y el martes contra el Legia de Varsovia en la Champions. Pleno.

El chaval lo tiene claro: «Soy joven y tengo que tener paciencia. Sé que hay jugadores muy buenos por delante y lo que toca es trabajar y aprovechar los minutos». Y viendo sus números nadie duda de que lo está haciendo. Es el máximo artillero del Real Madrid en la presente temporada, empatado con Cristiano y Bale a cuatro goles, y es el futbolista que cuenta con mejor promedio goleador de los hombres de Zidane. Asensio marca cada 135 minutos, superando con claridad a los tres componentes de la BBC (Cristiano marca cada 169, Bale cada 201 y Benzema cada 207), acostumbrados a llevar el peso goleador del equipo blanco.

Sin Luka Modric y Casemiro, lesionados, Zidane sigue completando su puzle del centro del campo con una única pieza clara: Toni Kroos. Las otras dos posiciones de la medular siguen buscando un dueño entre un abanico de nombres en el que cuenta con ligera ventaja Kovacic, por aquello de mantener el equilibrio, sobre todo en partidos importantes. Tras el buen partido de Isco ante el Betis, el técnico madridista prefirió dar minutos a James ante el Legia a pesar de salir de una lesión, en la eterna batalla por esa posición. Lejos de aprovechar los minutos, el colombiano estuvo gris y se vio superado por un Asensio que se ha metido de lleno en el debate. «Todos somos importantes porque no sólo 11 van a ganar las competiciones. Tenemos que estar preparados para aportar cosas al equipo», decía Asensio tras estrenarse en la Champions.

Charla con Zidane

Después de la titularidad, el debut en Champions y el gol, Marco Asensio vuelve a la primera plana que vivió en los primeros partidos de la temporada y que le llevaron a ser convocado por Julen Lopetegui en su primera lista como seleccionador. De los 540 minutos que ha jugado el mediapunta, el 68.2% corresponden a los seis primeros partidos de la temporada (368), mientras que en los últimos seis ha jugado 172 minutos, un 31,8% del total. «El míster habló conmigo y me dijo que debo estar tranquilo. Aquí hay gente de talla mundial. Me dijo que tuviera paciencia. Hay jugadores que llevan muchos años», reconocía con humildad el madridista. En el acto de renovación de su contrato con el club blanco hasta 2020, uno de los pesos pesados del equipo, Luka Modric, le daba una pista a Asensio -y al resto de futbolistas que juegan menos- de cuál es la clave para triunfar en el equipo merengue: «Para jugar en el Madrid no sólo hay que tener calidad futbolística. También hay que ser fuerte mentalmente, tener fe en sus cualidades, trabajar y no rendirse nunca».

Asensio abandonó ante el Legia su posición habitual y se convirtió en el mejor socio de Kroos, al que le ayudó a distribuir juego con criterio y desparpajo. Cuando Isco parecía haber adelantado a James, ve cómo aparecen otros compañeros para complicarle la vida en esa lucha por la titularidad. En el Real Madrid el tiempo no juega a favor de los que van por detrás y Asensio ya va por delante de James y quién sabe si de Isco. El debate se amplía.