PRIMERA DIVISIÓN

La resurrección de Nasri

Samir Nasri.
Samir Nasri. / REUTERS
  • El futbolista francés se reencuentra con su mejor versión tras salir de manera polémica de Manchester tras el aterrizaje de Guardiola

Samir Nasri ha vuelto a sus orígenes. El futbolista ha dado un giro de 180º en su carrera desde que llegase al Sánchez Pizjuan y vuelve a ser aquél que deslumbró en sus orígenes en Marsella. Todo ha cambiado alrededor del polémico centrocampista propiedad del Manchester City, incluyendo su posición en el terreno de juego. Y es que su salida del conjunto 'citizen', tras una buena parte de la pretemporada entrenando al margen de sus compañeros, hacía presagiar una temporada más en la deriva deportiva.

     El centrocampista francoargelino siempre ha dejado huella por donde ha pasado, pero no siempre para bien. Sus irregulares actuaciones, tanto en el Arsenal como posteriormente en el club 'skyblue', le granjearon detractores en ambas aficiones, y fue señalado en múltiples ocasiones por su discreto rendimiento cuando partía desde la izquierda o incluso como segundo delantero.

     La longeva carrera del futbolista de 29 años siempre ha ido entrelazada a sus numerosas polémicas fuera del terreno de juego, y es que a pesar de su nueva madurez futbolística, el jugador renunció a la selección francesa en 2014 para evitar nuevos problemas extradeportivos. El reconocido enfrentamiento con Gallas, su compañero en la Eurocopa de 2008 en el combinado 'bleu', y sus malos modos con la prensa francesa en 2012, tras ser suplente en un partido de la Eurocopa de Ucrania y Polonia en 2012, atestiguan el difícil carácter de Nasri.

Su regreso a la medular, clave

Si bien, ahora lleva los mandos de la máquina nervionense, donde ha disputado 688 minutos y ha anotado 3 goles: «Me gusta tocar la pelota, estar en el medio del equipo. No me gusta estar en el extremo», declaró tras finalizar el partido contra el Dinamo de Zagreb, donde marcó el gol de la victoria. En este mismo encuentro, el sevillista completó 145 pases con éxito, tres menos que todo el equipo croata.

     

Con este rendimiento, Sampaoli paulatinamente ha ido delegando en él la responsabilidad de hacer circular el balón en su 3-5-2. Siendo consciente el técnico argentino de la confianza que necesita un jugador como el francés, le ha devuelto a su posición natal, el mediocentro, para volver a ser un jugador clave. Ha sido sustituido tan sólo una vez en los nueve encuentros que ha disputado como titular. El equipo también agradece su presencia sobre el terreno de juego, dónde el cuadro sevillista sólo ha perdido uno partido con él en el campo.

     Así, Samir Nasri se ha reencontrado con su fútbol, siendo indiscutible en el conjunto nervionense, y firmando los mejores números de su carrera.