El Deportivo y el Valencia se neutralizan y siguen en peligro

El Deportivo y el Valencia se neutralizan y siguen en peligro

Ambos empataron en el encuentro que cerró la jornada de Liga

EFEla coruña

El Deportivo y el Valencia cerrarán octubre y la décima jornada de Liga en el nuevo césped que se ha colocado en el estadio de Riazor con el mismo objetivo, el de escapar del furgón de cola de la clasificación, en la que el conjunto levantino cuenta con un punto más que el gallego.

Ha sido una semana muy complicada para el Deportivo y para su entrenador, Gaizka Garitano, al que parte de la afición blanquiazul ha empezado a señalar por la trayectoria en Liga y, especialmente, la goleada en el derbi gallego ante el Celta de Vigo (4-1) y la sorprendente exclusión en ese partido del turco Emre Çolak, que se quedó en la grada de Balaídos. La decisión del técnico motivó la sorpresa primero (Çolak había sido nombrado mejor jugador de septiembre en el Deportivo) y después protagonizó las ruedas de prensa de toda la semana al mismo nivel que la delicada situación del equipo en la clasificación.

En una entrevista, el entrenador afirmó que no se había tratado de una decisión técnica, pero evitó dar los motivos el descarte de Çolak, supuestamente por falta de intensidad en los entrenamientos, y los jugadores que pasaron por la sala de prensa avalaron la medida adoptada con el turco, quien ha vuelto a entrar en los planes de Garitano ante el Valencia.

El Deportivo afronta el choque desde las posiciones de descenso a las que ha caído con los resultados de la jornada y con la necesidad de reponerse de las dos goleadas que ha cosechado en los partidos más recientes, primero ante el Barcelona (4-0) y después ante el Celta (4-1), ambos fuera de casa. Garitano ha intentado a lo largo de la semana previa al partido mejorar las prestaciones ofensivas del equipo menos goleador del campeonato.

En el once se esperan varios cambios respecto al que jugó en Vigo, con opciones de titularidad para el internacional costarricense Celso Borges, el portugués Luis Carlos Correia 'Luisinho', el colombiano Marlos Moreno y el ya mencionado Çolak. La única baja con la que afronta el partido el técnico deportivista es la del delantero Joselu Mato una vez que ha recuperado al lateral Laureano Sanabria, 'Laure', tras haber cumplido sanción por su expulsión en Barcelona, si bien este ha sido uno de los descartados.

El Valencia quiere recuperar el terreno perdido después de la derrota de la pasada semana contar el Barcelona y seguir dando pasos adelante en el juego de la mano del nuevo entrenador Cesare Prandelli. Tras toda la polémica que ha suscitado durante la semana el polémico partido que el Valencia jugó en Mestalla ante el Barcelona, el conjunto valenciano quiere pasar página y centrarse en el encuentro ante el Deportivo, que consideran clave para recuperar posiciones en la tabla y asentar la nueva dinámica de juego que pretende implantar Prandelli.

La lesión muscular de José Luis Gayà deja huérfano el lateral izquierdo valencianista, ya que tampoco estará Guilherme Siqueira que, aunque ha avanzado en su recuperación, todavía no está listo para volver a jugar, por lo que se ha quedado fuera de la lista. Este ha sido el gran quebradero de cabeza de Prandelli, que probablemente apostará por situar a Martín Montoya en el carril zurdo y retrasar a Joao Cancelo al lateral derecho después de haber sido una de las grandes noticias en el interior derecho.

El técnico italiano ha trabajado diferentes opciones para obtener la mejor fórmula para ganar mañana en Riazor. De hecho, en el entrenamiento del viernes probó con un 3-5-2, un sistema que el Valencia no ha empleado todavía durante esta temporada, aunque todo apunta a que el entrenador valencianista mantendrá el 4-2-3-1 de las últimas semanas. Los buenos minutos de Munir El Haddali frente al Barcelona, con gol incluido, le abrirá la puerta de la titularidad en el interior derecho. Luis Carlos Almeida "Nani", en la izquierda, y Rodrigo Moreno, como referente conformaran el tridente ofensivo valencianista.

El Deportivo y el Valencia se neutralizaron (1-1) en el nuevo césped del estadio de Riazor en el partido que cerró la décima jornada del campeonato de Liga, un resultado que mantiene a ambos equipos en la zona peligrosa de la clasificación, aunque fuera de los puestos de descenso.

El turco Emre Çolak, que había recibido un toque de atención de su entrenador, Gaizka Garitano, en la anterior jornada, destacó en el primer periodo, en el que adelantó al Deportivo al borde del descanso, pero en la segunda perdió el balón en una zona comprometida y el Valencia aprovechó el error para empatar.

El entrenador del Deportivo introdujo cinco cambios en el once respecto al equipo que había sido goleado en el derbi ante el Celta de Vigo (4-1), hizo debutar en partido oficial con el conjunto coruñés al polaco Przemyslaw Tyton bajo palos, y los blanquiazules salieron intensos, agresivos, dispuestos a reencontrarse con el triunfo para salir del descenso.

El inicio de los locales fue prometedor, con un nivel futbolístico y un ritmo de partido que probablemente no había conseguido plasmar en las nueve jornadas anteriores, con Çolak como cerebro en el enganche después de su sorprendente exclusión en el partido de Balaídos, y el desborde del luso Bruno Gama y del colombiano Marlos Moreno en las alas.

Al turco le bastaron unos minutos para cuestionar aún más su descarte en el derbi gallego, y Bruno Gama tampoco tardó en plantearle los primeros problemas a Abdennour en el lateral izquierdo, donde Cesare Prandelli tuvo que recurrir a una solución de emergencia por las bajas de Gayà y Siqueira.

A pesar de que fue el Deportivo el que tuvo la primera a los nueve minutos con un disparo con la zurda de Çolak que a punto estuvo de conectar Marlos Moreno en el segundo palo, el Valencia se asomó aún con más peligro al área local con un disparo de Parejo que obligó a responder con los puños al debutante Tyton.

Al equipo de Prandelli le costó atar al Deportivo, pero una vez más esta temporada apareció la falta de contundencia de los coruñeses en los últimos metros, donde Çolak cabeceó con potencia, pero centrado, un balón que había colgado Juanfran Moreno.

Después de que en la previa del partido tanto el Deportivo como el Valencia se hubieran quejado de los arbitrajes, la polémica surgió antes del ecuador del primer periodo con dos acciones en el área visitante en las que el rumano Florin Andone pidió la pena máxima, primero por obstrucción y, después, por agarrón.

El avance del partido equilibró las fuerzas en Riazor, que estrenaba césped, y el Valencia pudo adelantarse con dos contragolpes que no concretó Rodrigo ante Tyton, providencial en el primero de ellos.

Antes del descanso, Marlos Moreno se precipitó tras interceptar un mal pase de la zaga del Valencia y después enmendó su error con un disparo desde la frontal que Alves atajó en dos tiempos.

Esas dos advertencias no pusieron en suficiente alerta a los valencianos, que fueron castigados cuando expiraba el segundo minuto de la prolongación del primer periodo, momento en que apareció Çolak para cabecear al fondo de la red otro centro de Juanfran mal defendido por la zaga che.

El Deportivo rebajó la intensidad en su vuelta al césped, empezó a cometer errores en campo propio y el Valencia, que se hizo con la posesión, lo agradeció.

Prandelli leyó el cambio de rumbo del partido, dio entrada a Munir y el Valencia equilibró el marcador a los 56 minutos.

Lo logró tras una pérdida de Çolak en la banda izquierda, a la altura de la frontal del área, después Tyton despejó de puños el balón colgado por los levantinos y en el rechazo, Nani asistió a Rodrigo, que no tuvo más que empujarlo.

El técnico del Valencia volvió a actuar con inteligencia al quitar al argentino Enzo Pérez, que se acababa de jugar la expulsión, y lanzó a su equipo a por el Deportivo, que, por su parte, puso voluntad, pero casi sin ideas ni gasolina.

Como mal menor, los blanquiazules lograron conservar el empate, un resultado que les saca de las posiciones de descenso aunque con los mismos puntos que el Sporting de Gijón y a uno del Valencia, que tampoco se aleja del peligro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos