FC Barcelona

Los goles de Messi, la mejor alfombra para Dembélé

Leo Messi se abraza a Alcácer en Mendizorroza.
Leo Messi se abraza a Alcácer en Mendizorroza. / Reuters

El francés ya está en Barcelona y este lunes será presentado con el club, más tranquilo por las dos victorias, pero esperando cerrar todavía el fichaje de Coutinho

P. RÍOS Barcelona

Tras la mala imagen ofrecida en la Supercopa de España ante el Real Madrid, el Barça ha logrado su primer objetivo de la temporada: llegar al parón por los compromisos de las selecciones con dos victorias que mitiguen el efecto negativo de las dos derrotas en los citados clásicos y que proporcionen una cierta tranquilidad al club en su búsqueda desesperada y errática de refuerzos que compensen el adiós precipitado de Neymar. El 0-2 ante el Alavés, unido al 2-0 frente al Betis, es el reflejo del nuevo Barça de Ernesto Valverde, condicionado por la marcha del brasileño y la lesión de Luis Suárez. Menos brillo, menos espectáculo, menos goles, pero con creciente fiabilidad y más juego colectivo que individual.

Lo único que no cambia es el protagonismo de Messi, autor del doblete en Vitoria tras fallar un penalti. En dos jornadas ya ha rematado cuatro veces a los postes. Su regreso al ‘falso 9’, tanto en el 4-2-3-1 como en el 4-3-3 que está alternando el técnico, no ha afectado a su rendimiento. En Mendizorroza acabó el partido ayudando en defensa con una carrera de 40 metros, muestra de su implicación en un momento en el que la firma de la renovación de su contrato que acaba en 2018 sigue rodeada de un halo de misterio.

Al regreso del ‘parón FIFA’, si no hay percances internacionales, Messi ya no estará tan solo. Deulofeu le ha echado una mano, pero sin acabar de soltarse. Para entonces, Luis Suárez ya estará recuperado, podrá debutar Ousmane Dembélé y quién sabe si en estos últimos días de mercado veraniego habrá aterrizado Coutinho, por cuya carísima contratación sigue negociando el club azulgrana con el Liverpool.

De momento, el francés Dembélé ya está en Barcelona y este domingo por la tarde ya posó ante el enorme escudo de las oficinas del club en el Camp Nou en la tradicional fotografía protocolaria previa a la presentación oficial que tendrá lugar este lunes al mediodía por todo lo grande, a la altura del fichaje más caro en la historia del club: 105 millones más unos 42 en variables. El Borussia Dortmund aprovechó la necesidad de un Barça con 222 millones disponibles por la cláusula de la rescisión de Neymar pagada por el PSG. Y lo mismo está intentando hacer el Liverpool con Coutinho.

Respecto al resto de refuerzos, Paulinho ya debutó el sábado ante el Alavés de forma testimonial a la espera de que Valverde encuentre un hueco a su perfil diferente que no existía en el Barça: un todoterreno con llegada, carácter y brega, posiblemente necesario en la plantilla, pero sin la exquisitez técnica que se exige en el entorno azulgrana. Nélson Semedo jugó a buen nivel ante el Betis, pero fue suplente en Mendizorroza. Y Gerard Deulofeu ha dado muestras de su voluntad de ser un futbolista más solidario y menos alocado. El problema es que ahora que ha dado ese paso, se añora su desborde. Está en el proceso de encontrar el punto intermedio.

No se descarta que Coutinho, si es que firma, no sea el único en llegar esta semana. Por el camino se quedaron Iñigo Martínez y Seri cuando ya estaba apalabrados, señal de que el club, se supone que por deseo de Valverde, buscaba un central y un organizador. Habrá que ver si aquellas peticiones ya están aparcadas o vuelven a tener vigencia con esos u otros nombres. Y en el capítulo de bajas, también hay un problema gordo. Arda Turan no quiere saber nada de China ni de volver a Turquía y está dispuesto a hacerse fuerte en un vestuario donde no cuenta para Valverde. En su caso, difícilmente se quedaría sin dorsal, algo que sí les va a ocurrir a Douglas y Munir si no aceptan las opciones que tienen. Vermaelen puede tener una posibilidad de quedarse por la falta de centrales. Y no se descarta algún traspaso millonario, como el de André Gomes, en desgracia desde que llegó al Barça. Esto no se ha acabado todavía.

Fotos

Vídeos