fútbol | tercera división

La Gimnástica pondrá a prueba su buen momento ante el Cayón

La Gimnástica pondrá a prueba su buen momento ante el Cayón
/ Roberto Ruiz
  • Los torrelaveguenses preparan un partido que les enfrentará a uno de los mejores equipos de los últimos años

En el fútbol las alegrías duran apenas unos días, lo que se tarda en disfrutar de un éxito y empezar a pensar en el siguiente objetivo. En la Gimnástica, por ejemplo, todavía queda el regusto dulce de la victoria en Selaya del pasado fin de semana, pero ya están con la cabeza en el próximo domingo. Tras dos encuentros difíciles fuera de casa resueltos con éxito por parte de los blanquiazules –Racing B (0-1) y Selaya (1-3)– el líder de la categoría regresa de nuevo a casa, donde recibirá a un rival no menos complicado que los anteriores, el Cayón.

El conjunto de Sarón es uno de los mejores equipos de la Tercera División cántabra en las últimas temporadas, con presencias en fases de ascenso a Segunda B que a punto estuvieron de culminar en éxito, como la 2014-2015 cuando cayó en la última ronda ante el Portugalete. De la mano de Jesús Mantecón ha adquirido solidez y hoy por hoy es uno de los rivales más complicados de superar. Se trata de un bloque granítico, en el que todos los futbolistas se implican en el juego colectivo con idéntica pasión y esfuerzo. Se trata, en suma, de un equipo en el que el grupo está por encima de las individualidades, y es precisamente en esa voluntad solidaria donde reside gran parte de las razones de su éxito.

En Torrelavega afrontan la visita del Cayón con la misma seriedad con la que vienen haciendo las cosas desde el inicio de la temporada y probablemente estarán estudiando las virtudes de su oponente para tratar de contrarrestarlas. Necesitan, además, de un buen partido en casa después del encuentro de la primera jornada, en el que se pasaron apuros para doblegar al Atlético Albericia, sobre todo en los últimos minutos del partido en los que al equipo se le notó algo cansado.

Por este motivo, pese a que solo se trate de un partido más en la temporada, los futbolistas blanquiazules saldrán con ganas de hacerlo bien ante su afición para no repetir los mismos errores. Se ha progresado bastante en estas dos jornadas jugando lejos de casa, se ha adquirido una mayor estabilidad y se ha ganado confianza. La Gimnástica ha mejorado en estas tres semanas de competición, apenas concede ocasiones al rival y aprovecha las propias.

Mientras, los entrenamientos siguen su curso. Esta semana el cuerpo técnico ha planificado cuatro sesiones de trabajo, la última de ellas la víspera del partido, y dos días de descanso. Los futbolistas libraron ayer martes y lo harán también el viernes. En ellas, como ya es sabido, no podrá participar Óscar Briz, con el hombro inmovilizado. Zalo, quien está pendiente de recibir el alta, podría empezar a entrenarse con el resto de sus compañeros.

Briz, cinco semanas

El delantero Óscar Briz permanecerá de baja cinco semanas, y no cinco meses como quedó reflejado por error en el titular de la información publicada por este periódico en su edición de ayer martes. El esguince de la clavícula izquierda le obligará a tomar reposo algo más de un mes hasta que esté en condiciones de regresar al equipo torrelaveguense.

El atacante no fue el único en abandonar el campo del Selaya con problemas físicos. Fer no se causó ningún esguince, pero también salió tocado del partido. El defensa sufrió un golpe en la zona lumbar y acabó con molestias. El lunes, por precaución, no participó en el entrenamiento junto al resto de sus compañeros, aunque es probable que hoy vuelva a ejercitarse. La enfermería blanquiazul la completa Zalo, que a pesar de tener ayer una cita con el médico, esta se aplazó hasta el próximo 13 de septiembre. Si el resultado es positivo, tal vez se le pueda conceder el alta, por lo que el futbolista podría empezar a entrenarse con los demás integrantes de la plantilla blanquiazul.