fútbol | tercera división

La Copa Federación busca dueño

El Racing B, durante el partido contra el Vimenor.
El Racing B, durante el partido contra el Vimenor. / Serrano
  • Rayo Cantabria y Racing B se juegan esta tarde (20.30 horas), en los Campos de Sport, el pase a la fase nacional

  • Los blanquiazules vienen de eliminar a Castro y Gimnástica, mientras que los de Moratón dejaron en la cunetaa Vimenor y Escobedo

La Copa Federación busca dueño. En su versión cántabra, claro. Y los aspirantes a colocarla en sus vitrinas son el Rayo Cantabria y el Racing B, que esta tarde se enfrentarán a partir de las 20.30 horas en los Campos de Sport en un duelo por el trofeo. El vencedor se hará acreedor, además, del billete para la fase nacional del torneo. Los blanquiazules jugaron a un gran nivel en las dos citas previas a la final. En la eliminatoria de cuartos de final superaron al Castro (2-1) en un partido intenso e igualado. Al conjunto de Sebastián Herrera le costó doblegar a un rival que se defendió muy bien y que a punto estuvo de amargarle la tarde. En semifinales le tocó medirse a la Gimnástica, que previamente había apeado al Tropezón en el encuentro inaugural. El choque entre los dos conjuntos resultó equilibrado. Hubo goles (empataron a dos al final de los 90 minutos) y se resolvió en la tanda de penaltis, en la que los rayistas estuvieron más acertados.

Por su parte, el Racing B, que también demostró hallarse en forma en esos compases iniciales de la temporada, se deshizo en la tanda de penaltis de los cuartos de final del Escobedo, tras un partido que concluyó igualado a dos. Ya en semifinales, se midió al Vimenor, que había sorprendido a los aficionados liquidando al Cayón por 2-0. El partido fue tenso y reñido, pero fue el filial verdiblanco el que logró imponerse por 1-0 y clasificarse para el duelo final.

Ambos llegan muy rodados después de haberse disputado las cuatro primeras jornadas de Liga. El conjunto blanquiazul no ha tenido un buen comienzo, ya que no pasó del empate en las tres primeras jornadas y no ha sido hasta la cuarta cuando ha conseguido, por fin, su primera victoria. Pese a dominar los partidos y llevar la iniciativa, a los de San Román les ha costado anotar, y cuando algunos rivales han apostado por una estrategia conservadora para hacerles frente y le ha costado mucho abrir huecos en los sistemas defensivos en los que hay gran acumulación de efectivos atrás.

Tras un gran inicio de Liga en Selaya, donde consiguió cinco tantos, el Racing B perdió en casa frente a la Gimnástica y no pasó del empate en la siguiente jornada, mientras que en la cuarta volvió a ganar, derrotando con claridad al Revilla por 3-0. El equipo que dirige José Moratón está formado por un grupo de jóvenes futbolistas con gran calidad técnica y proyección. Entre sus puntos fuertes destacan el dinamismo y la valentía con la que afrontan los partidos y su flaqueza quizás resida en la inexperiencia de algunos de sus jugadores en la categoría.

Ambos finalistas cuentan con idénticas posibilidades de éxito y no hay un favorito claro. El Rayo puede ganar por su personalidad en el campo, porque cuenta con jugadores con la suficiente capacidad para resolver un partido, una línea media bien organizada y un ataque con futbolistas veloces y con buen disparo a puerta. Puede hacer mucho daño si se le conceden espacios. Es probable que sea el equipo que trate de llevar el peso del partido.

El equipo de Moratón puede alzar el trofeo si sabe aprovechar las debilidades de su rival y si mantiene la disciplina táctica durante todo el choque. Tiene jugadores capaces de desbordar, con llegada, y una de sus características es su facilidad para marcar goles. No lo va a tener fácil, porque el Rayo defiende con orden, aunque a veces concede oportunidades inesperadas que le suelen costar algún disgusto. Lo que parece claro es que, según lo que se ha visto en este inicio de temporada, ninguno de los dos va a cerrarse atrás, por lo que se espera un encuentro abierto y entretenido para el aficionado.