La Gimnástica suma y sigue

Pedro, del Revilla, controla el esférico ante la mirada de Siro, Fermín y Borja Camus, de la Gimnástica y varios compañeros de equipo.
Pedro, del Revilla, controla el esférico ante la mirada de Siro, Fermín y Borja Camus, de la Gimnástica y varios compañeros de equipo. / Antonio 'Sane'
  • Los torrelaveguenses se imponen al Revilla con autoridad gracias a los goles de Maxi y Siro

El líder de la Liga suma y sigue. La Gimnástica logró mantener su pleno de victorias en el campeonato al derrotar al Revilla por cero goles a dos en El Crucero. Desde el pitido inicial se pudo apreciar que ambos equipos iban a disputar el encuentro de formas totalmente diferentes. Los de Carlos Calvo buscaban las contras, mientras que los de Chiri salieron enchufados con la portería rival entre ceja y ceja.

Antes del minuto quince de partido, Primo dispuso de la primera ocasión clara de gol tras un perfecto pase de Vitienes que le sirvió para dejar claro a los locales que ante ellos estaba el líder de la Liga. Con el paso de los minutos la Gimnástica se hizo con el dominio total del partido y fue acumulando ocasiones que le llevaron a implantar la tónica habitual y dominante en sus partidos.

Tras veinte minutos de juego el Revilla gozó de la mejor ocasión hasta ese momento, pero el lanzamiento de falta de Rubén se marchó fuera. Coincidiendo con su primera oportunidad, el equipo local despertó, se estiró y obligó a la Gimnástica a imprimir una marcha más al partido para no verse sorprendido por su rival. Con el conjunto torrelaveguense aplicándose al máximo, la figura del Revilla fue haciéndose más pequeña a medida que transcurrían los minutos. Los de Chiri comenzaron a hacer gala de su habitual fútbol de toque, que hacía pensar que el gol era cuestión de tiempo. Y así fue. Pese al esfuerzo de los jugadores locales y la buena imagen mostrada, al filo de la media hora la Gimnástica abrió la lata con un gol logrado por Maxi con un lanzamiento de falta ante el que Jandro nada pudo hacer.

Pudieron aumentar la ventaja los visitantes antes del descanso. Un perfecto pase de Siro a la espalda de la defensa camarguesa lo controló Primo en el borde del área, pero su remate lo desvió con el pie el meta Jandro. De esta forma se llegó al descanso con un resultado justo, fruto de la superioridad de los visitantes a la hora de manejar y leer los tiempos del partido.

El segundo acto comenzó sin cambios en ninguno de los dos conjuntos y con una Gimnástica que continúo como dueño y señor del partido.

Gol definitivo

Los de Chiri intentaron sentenciar el choque con disparos lejanos desde la frontal del área que no llegaron a poner en apuros al meta local. La sentencia para los locales llegó como consecuencia de una jugada ensayada de los hombres de Chiri. Un lanzamiento de falta a cargo de Maxi, lo cabeceó Mario en el segundo palo devolviendo el balón al corazón del área, para que Siro tan sólo tuvo que enviar el balón al fondo de la red. Mientras tanto, el Revilla no se resignó y continuó aprovechando sus contadas salidas al ataque para intentar acercarse en el marcador. El conjunto local logró lo que pocos equipos han logrado en el campeonato, hacer que la Gimnástica se mostrase incómodo sobre el césped a base de esfuerzo y trabajo durante los noventa minutos del partido.