Momento clave para la familia Villar

Villar, durante un acto. / Efe

El presidente de la FEF tiene de plazo hasta el jueves para evitar que el CSD le impida acudir a la reelección, mientras que la Conmebol elige nuevo presidente tras los escándalos generados por su hijo Gorka

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

El año 2015 se cerró con muchas preocupaciones para la familia Villar y el primer mes de 2016 sólo ha empeorado la situación. El Consejo Superior de Deportes (CSD) está investigando un supuesto trato de favor de la Federación Española de Fútbol (FEF) a la hora de tramitar fichas al Recreativo, ya que el club onubense podría haber recibido un préstamo de 200.000 euros a través del Comité Nacional de Entrenadores para pagar lo que se adeudaba a José Luis Oltra, extécnico de la histórica entidad, para poder inscribir a los jugadores en dos campañas y evitar un descenso administrativo. El CSD solicita ahora a Ángel Villar que cumpla la Ley de Procedimiento Administrativo y demuestre así las cuentas de la FEF.

Más información

El Recre es el decano del fútbol nacional y siempre ha sido muy querido en la institución. De hecho, hay dudas de cómo se completó el reparto de la taquilla del España-Bielorrusia de 2014 jugado en el Nuevo Colombino. La Agencia Tributaria también investiga si se cometió fraude fiscal. Si Villar no cumple con los trámites a tiempo, tiene de plazo hasta el jueves, podría ser inhabilitado, lo que le impediría presentarse a la reelección de un cargo en el que lleva desde 1988.

Posible sucesor murciano

La situación es tan novedosa que incluso el presidente de la Federación de Fútbol de Murcia, José Miguel Monje Carrillo, se ofrece a seguir con su trabajo si es inhabilitado por el caso del préstamo al Recreativo. «Él (Villar) tiene ganas de presentarse a la reelección. No sólo eso, también intuimos que se presentará a la UEFA porque se encuentra ante una oportunidad única», dijo en la Cadena Ser, recordando que, pese a todas las sospechas, «sólo pesa una multa de un fiscal americano por el escándalo FIFA». «Han detenido e inhabilitado a gente y él quedó exento. Eso le fortalece. Estoy con Ángel, pero si finalmente no se presenta, le inhabilitan, que deseo de corazón que no sea así, o se marcha a UEFA, me presentaré como candidato a la Española», anunció.

Otro de los posibles delfines de Villar sería Marcelino Maté, presidente de la Territorial de Castilla y León, que tendría la misión de luchar contra Miguel Ángel Galán, presidente del Centro Nacional de Formación de Entrenadores (Cenafe), que tiene intención de presentarse y ha impugnado el reglamento electoral ante el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) y la más que presumible candidatura de Jorge Pérez, actual secretario general de la FEF, cargo que ostenta desde 2003. Pérez, que aún no ha confirmado su candidatura a las elecciones a la presidencia del 22 de abril, conoce perfectamente la FEF, tendría de su lado al CSD (que le galardonó en 2014 con la Medalla de Oro al Mérito Deportivo) y a varias federaciones territoriales, además de contar con apoyos entre clubes (algunos grandes como el Real Madrid), jugadores y árbitros.

Tebas les ataca

Otro de los principales apoyos de Pérez sería Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y archienemigo de Villar que calificó de «absolutamente creíble» la declaración del expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Eugenio Figueredo, que culpó a Gorka Villar, hijo del presidente de la FEF, de ser el principal responsable de extorsionar a clubes uruguayos que presentaron una denuncia en su contra «porque era una práctica habitual» de la familia «cuando alguien se sale de su redil». Dichas entidades charrúas denunciaron en 2013 la existencia de una «organización criminal» en la Conmebol, que retenía dinero que debía ser destinado a clubes, jugadores y a la Asociación Uruguaya de Fútbol, y Gorka Villar, a través de la influencia de su padre, les presionó para que la retiraran.

Es más, Tebas apuntó que «en un Junta Directiva de la Federación, el presidente (que algunos medios sitúan estos días en Asunción junto a su hijo), dijo que nos iban a expulsar de la FIFA si el Gobierno aprobaba ese Real Decreto». «La música de amenazar con la expulsión de la competición o de las instituciones me suena, pero en este caso hay un país, que es Uruguay, que ha tomado la delantera en que esto es una coacción, una extorsión y que no se puede consentir», dijo el dirigente de la LFP en un desayuno con periodistas en el Parlamento Europeo.

La Conmebol se aleja

Mientras tanto, la Conmebol eligió presidente por unanimidad para sacudirse de los escándalos de corrupción desatados en la FIFA en 2015. El paraguayo Alejandro Domínguez, de 44 años, tendrá el enorme reto de reencauzar a la Conmebol de los desaguisados por corrupción que llevó a prisión a dos de los anteriores presidentes mientras que un tercero está en libertad condicional en Estados Unidos.

Napout, Leoz y Figueredo y trece expresidentes de federaciones asociadas a la Conmebol y la Concacaf (Confederación del Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol) están acusados por un total de 92 cargos entre los que se incluyen delitos relacionados a crimen organizado, fraude electrónico y conspiración para lavar dinero. «Es la crisis más grande que sufrió la Conmebol. No puede haber más malas prácticas», puntualizó tras ser elegido durante el Congreso extraordinario en Asunción. Domínguez es hijo del popular Osvaldo Domínguez Dibb, expresidente del Olimpia, y fue director hasta hace pocos meses del diario La Nación.

Fotos

Vídeos