«Estamos en un buen momento»

Fermín, de la Gimnástica, trata de controlar el balón frente a Álvaro Cano, del Laredo. /Roberto Ruiz
Fermín, de la Gimnástica, trata de controlar el balón frente a Álvaro Cano, del Laredo. / Roberto Ruiz

Los presidentes del Laredo y la Gimnástica analizan el partido que les enfrenta mañana en la segunda vuelta del campeonato

JOSÉ CARLOS COMPOSTIZO LAREDO.

Siete partidos sin ceder un solo punto. Desde el 5 de noviembre, Laredo y Gimnástica no saben lo que es perder. Ni siquiera un empate. Algo que acabará mañana sábado (18.30 horas, San Lorenzo). Para el Laredo, para la Gimnástica o bien para ambos en caso de un empate. Pejinos y torrelaveguenses, primero y segundo en la clasificación de la Tercera División cántabra, se miden mañana en el gran partido de la jornada y quizá de la Liga. Y esa racha de siete victorias de tacada hace que los presidentes de ambos clubes, Fernando Linaje por el Laredo y Tomás Bustamante por la Gimnástica, coincidan en lo más obvio. «Llegamos al partido en un buen momento».

El Laredo es líder indiscutible. Cuenta tan sólo con una derrota en las 20 jornadas que se llevan de competición. Los rojillos suman 51 puntos, ocho más que la Gimnástica, con la que empató (1-1) en El Malecón en el encuentro de ida. Además el conjunto pejino tan sólo ha dejado escapar un punto en su terreno de juego, frente al Santillana (1-1). Por este motivo se perfila como favorito para ganar el choque. Con la confianza que le aportan sus números, Linaje pretende que su equipo mantenga el San Lorenzo cerrado a cal y canto para los equipos visitantes. El presidente de los rojillos destaca que «estar primero no es fruto de la casualidad» y considera que «no se lo van a poner nada fácil a la Gimnástica».

«Si conseguimos ganar el partido, no sería definitivo porque aún quedan muchos puntos por disputar, pero si sería dar un paso muy importante para ser campeones en el año de nuestro centenario», reflexionó.

Se miden el líder de la clasificación y el vigente campéon de la Tercera División cántabra

Por su parte, el presidente blanquiazul, Tomás Bustamante, confía en que sea su equipo el que se imponga y logre sumar su cuarta victoria consecutiva a domicilio. Cree que para llevarse los tres puntos «tenemos que afrontar el encuentro como todos los que estamos disputando en las últimas fechas, es decir, con intensidad, porque hay que tener en cuenta que es el actual líder y va con comodidad en la tabla clasificatoria». Además, Bustamante apunta que «el Laredo está haciendo una temporada impresionante, algo que no suele ser normal cuando se cambia de entrenador y a varios jugadores al principio de temporada... Si consiguen hacer 96 puntos les felicitaremos y les daremos la mano. También se ha reforzado perfectamente y los jugadores se han acoplado muy bien».

Gran ambiente

Para Linaje, el encuentro además de sobre el terreno de juego también se jugará en la grada. Para él, mañana la afición tendrá un papel muy importante porque sus jugadores se sentirán más arropados con un gran número de seguidores en la grada.

Según el máximo mandatario de los rojillos el número de socios para esta segunda vuelta se ha incrementado, por lo que se espera un gran ambiente. «En algunos partidos, sobre todo cuando disputamos la fase de ascenso, han venido más de mil espectadores, por lo que estoy seguro que la afición va a responder. Tenemos más de quinientos socios y estoy convencido de que mañana habrá una buena entrada» declaró.

Además, el presidente del Charles destacó que estos partidos frente a la Gimnástica son choques distintos. «En un encuentro como este todo cambia. Es diferente. Ni lo anterior ni lo posterior a ese partido importa. No cuentan los antecedentes». El dirigente pejino no cree que haya ninguna clave para vencer a la Gimnástica, pero apeló a que «venimos de unos partidos muy buenos, una trayectoria que nos ilusiona», señala Fernando Linaje.

En la Gimnástica también tienen una opinión formada sobre quién tiene más papeletas para llevarse el encuentro. Tomás Bustamante cree que es una categoría muy reñida y no existen favoritos. «En Tercera no hay favoritos. Hemos visto que equipos de abajo han hecho daño a los conjuntos de arriba y sabemos que la motivación es extra cuando se enfrentan a nosotros, como se está viendo en los rivales. Pero aquí además es frente al actual líder y queremos los tres puntos para reducir la distancia con ellos y ganarles el gol average», comentó.

Objetivos

Con una victoria los dos equipos darían pasos importantes en la lucha por sus respectivos objetivos. El Laredo se afianzaría en lo alto de la clasificación en la Tercera cántabra, mientras que la Gimnástica restaría puntos al líder y se aseguraría los puestos de fase de ascenso.

«Nuestra obligación es salir a ganar pues aún quedan más de cincuenta puntos en juego y todo es posible, por eso me gustaría vencer los máximos encuentros posibles, para que podamos conseguir el objetivo marcado a principio de la temporada», comentó Bustamante. El presidente gimnástico también dejó claro que «se puede perder un partido, puede ser este como no serlo, pero si se pierde el equipo no bajará el listón y seguirá luchando hasta el final».

Para Linaje su objetivo es ir partido a partido. «El más inmediato es el más importante para conseguir el objetivo. Y el más inmediato es el de este sábado. Sabemos que jugamos en nuestra casa y ante nuestra gente, por lo que tenemos que intentar ganar», destacó el presidente del Laredo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos