Fútbol | Regional

El Escobedo sigue vivo

La plantilla del Escobedo celebra en el campo el pase a la siguiente eliminatoria de la fase de ascenso. /Sane
La plantilla del Escobedo celebra en el campo el pase a la siguiente eliminatoria de la fase de ascenso. / Sane

El equipo camargués le da la vuelta a la eliminatoria ante La Nucía y se mantiene en la pelea por el ascenso a Segunda B

SERGIO HERREROEscobedo

Tambores, pancartas y traca en el Eusebio Arce. Una pequeña celebración de su Liga de Campeones particular. El estadio del Escobedo se convirtió ayer en una olla a presión que explotó con los tantos de su equipo y donde no quedaron uñas. Casi ni dedos que morder. El encuentro de fue uno de los más emocionantes que se recuerdan sobre el césped de los de Camargo. Sin Benzema ni Bale, pero sí con Dani, Héctor e Izan, los locales se llevaron la victoria por tres goles a uno frente a La Nucía, que había vencido en el partido de ida por 5-3; lo necesario para dejar a los valencianos fuera de la fase de ascenso en la que sí permanecen los blanquinegros. El último superviviente cántabro.

3 Escobedo

Rafa, Adrián (Germán),Berto, Nando, Mario, Izan, Dani, Pepín, Héctor (Vitali), Víctor (Carlos), Tirado.

1 La Nucía

Mario, Ortiz, Hermosa, Maiki (Piquero), Garcés, Gabri, Fofo, Sanju, Morgado (Luis), Jandro, Salero.

goles
1-0 m.17 Dani (p.); 2-0 m.66 Héctor; 2-1 m.81 Garcés; 3-1 m.88 Izan.
árbitro
Alonso Prendes (comité asturiano). Amonestó a los locales Rafa, Adrián, Berto, Nando, Héctor y Germán y a los visitantes Mario, Hermosa y Sanju.
incidencias
Eusebio Arce. 1.400 espectadores.

Con la Gimnástica en Segunda B y el Laredo fuera de la lucha por el ascenso desde la mañana, Tropezón y Escobedo, los otros dos equipos que habían terminado la temporada en los puestos de play off, se jugaban en la tarde de ayer permanecer vivos en la lucha por ascender a la categoría de bronce del fútbol nacional. Los de Tanos quedaron eliminados en Castellón cuando comenzaba la segunda parte en el Eusebio Arce. Entonces sólo los camargueses, que se habían ido al descanso con una ventaja de un gol a cero en el marcador, seguían con opciones. Lo más importante para los de Pablo Casar en el día de ayer era mantener la portería a cero, por eso el tanto de La Nucía, cuando el partido iba dos a cero para los locales, sentó como un mazazo en Escobedo. Pero hubo fuerzas para sobreponerse.

El encuentro comenzó con el nivel de un partido de las características del de ayer y a la altura de lo que Escobedo y La Nucía se jugaban en su duelo. Los dos equipos pusieron la rapidez e intensidad necesarias para seguir inmersos en la fase de ascenso a Segunda División B sobre el césped del Eusebio Arce. Se lo jugaban todo a una carta.

El primer envido le echó sobre el tapete el Escobedo. Dani fue arrollado dentro del área, el colegiado Alonso Prendes no dudó en pitar el clarísimo penalti y el mismo futbolista blanquinegro se preparó para lanzar la pena máxima desde los once metros. No falló y eso que no se libró de las intentonas de Mario, el guardameta visitante, por desconcentrarle. El '7' del Escobedo lanzó la pelota rasa al palo derecho y coló el esférico entre el poste y los dedos de su contrincante. Con el tanto, el sueño de un enchufadísimo Escobedo seguía adelante, por eso lo más importante entonces para los de Camargo era mantener la calma y la portería invicta. Pero La Nucía salió renovada tras el descanso; los valencianos querían mantener la posesión del balón y así llevar el control del partido. El uno a cero era insuficiente para los cántabros y con la nueva estrategia de juego de los alicantinos, al Escobedo le tocó sufrir. Rafa estuvo impecable una vez más, y aunque durante la primera mitad no tuvo que hacer demasiadas intervenciones, en los últimos cuarenta y cinco minutos sí tuvo que ejercer de salvador. Acabar con el conjunto mediterráneo no iba a ser tarea fácil, no sólo porque venían con la ventaja en el marcador tras el partido de ida, sino porque además cuenta en sus filas con jugadores experimentados en categorías como la Primera o Segunda División.

A Escobedo llegó un equipo fuerte que dejó evidencias de la calidad de su fútbol sobre el césped artificial camargués, pero cuando La Nucía estaba siendo mejor y el Escobedo estaba ahogándose llegó el segundo tanto de los locales. Lo de Héctor fue un golazo que además metía a los de Pablo Casar de nuevo en la fase de ascenso. El Escobedo robó el balón en un error defensivo y Héctor se plantó solo delante de Mario. En el mano a mano el delantero del Escobedo no se puso nervioso y picó el balón por encima del guardameta. La locura se apoderó del Eusebio Arce y los jugadores se abrazaron con los aficionados que estaban en el fondo, hasta donde también corrieron los futbolistas que estaban en el banquillo.

El gol cambió la actitud de los locales, que se vinieron arriba; los cántabros no estaban dispuestos a decir adiós al sueño de la temporada. El tanto también hizo mella en los futbolistas del equipo valenciano y les dejó tocados psicológicamente. Pero La Nucía recortó distancias con un remate de cabeza de Garcés. El gol de los visitantes nació tras una falta dudosa. Y dejaba al Escobedo fuera de las eliminatorias. El gol supuso un mazazo en el Eusebio Arce y sentó como un jarro de agua fría, pero aún con todo, la afición no dejó de empujar para llevar a su equipo a la próxima ronda.

Izan asegura el sorteo

La locura no tardó en volver a Escobedo. Tirado sufrió una falta tras la que todo salió bien. El '11' de los locales metió un gran balón al área rival e Izan cabeceó para poner el tres a uno definitivo. Los de Pablo Casar tenían un as en la manga: sólo han perdido un encuentro en casa durante esta temporada, fue ante el Langreo en la Copa Federación, pero partían con ventaja tras el partido de ida. Ayer no iba a ser el primer día en caer. Ahora, al Escobedo le quedan dos eliminatorias para ascender. Los de Camargo por el momento estarán en el bombo del sorteo de hoy, donde conocerán a su próximo rival desde las 16.30 horas.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos