Fútbol / Tercera División

La Gimnástica busca continuidad

Luis Alberto, de la Gimnástica, salta al remate de cabeza junto a su compañero Fer. /Roberto Ruiz
Luis Alberto, de la Gimnástica, salta al remate de cabeza junto a su compañero Fer. / Roberto Ruiz

Los blanquiazules necesitan encontrar un ritmo regular ante el Atlético Albericia y enlazar dos victorias por primera vez en esta Liga

ADELA SANZ TORRELAVEGA.

La Gimnástica visita esta tarde al Albericia (Juan Hormaechea, 16.00 horas) con el objetivo de enlazar dos victorias por primera vez esta temporada. Los torrelaveguenses necesitan encontrar un ritmo regular cuanto antes para que los cuatro que le preceden en la tabla no se le escapen. La mano de Pablo Lago empieza a notarse. La Gimnástica sigue pecando de irregular, pero poco a poco se vislumbran los cambios que el entrenador asturiano está introduciendo. No era algo sencillo que eso sucediese desde el primer encuentro. No conocía el equipo, pero poco a poco, con el correr de las semanas, la suma de entrenamientos y los partidos disputados, se puede intuir la idea futbolística que trata de implantar en un grupo que era nuevo para él y que comienza a conocer.

El técnico asturiano no ha logrado aún la regularidad que necesita un equipo que aspira a ganar la Liga y a ascender. Tras cuatro encuentros, ha sumado dos victorias, un empate y una derrota. Pero más allá de los resultados, que unas veces han sido más satisfactorios que otras, lo que importa es que está revertiendo poco a poco la situación.

Las modificaciones, inexistentes o apenas visibles en los dos primeros partidos -Barreda y Racing B-, ya se comienzan a notar tanto a nivel táctico como en las alineaciones. Sea como sea, lo que parece claro es que uno de sus objetivos es fortalecer el centro del campo con más acumulación de jugadores, con el recuperado Víctor, Javito y Palazuelos como organizadores y dos futbolistas de corte ofensivo y rápidos en banda como son Perry y el capitán Hugo Vitienes.

Otro de los propósitos era asegurar el eje de la defensa. Tal vez por eso ya ante el Castro, Luis Alberto formó pareja de centrales con Camus, con Fer y Fermín en los laterales. En cuanto a la portería, parece decantarse por la sobriedad de Álex Ruiz en detrimento de la agilidad de David Puras.

En La Albericia le espera un compromiso complicado a los torrelaveguenses. El equipo local, que no ha perdido en las últimas cinco jornadas, ha abandonado la parte baja de la tabla y ocupa ahora la duodécima posición, a solo dos de la novena plaza y cinco por encima de los puestos de descenso. Los de Mies de Vega deberán jugar su mejor fútbol para regresar con los tres puntos, además de contar con el acierto necesario de cara a gol, apartado en el que este curso tampoco están en su mejor momento, como volvieron a manifestar en la primera parte ante el Castro el pasado domingo.

Fotos

Vídeos