Fútbol | Copa del Rey

La Gimnástica, también de Copa

Los blanquiazules Cano y Jony en el partido de Copa Federación que se jugó ante la SD Logroñés./Luis Palomeque
Los blanquiazules Cano y Jony en el partido de Copa Federación que se jugó ante la SD Logroñés. / Luis Palomeque

Los blanquiazules se juegan a partido único y ante la Cultural de Durango el pase a la siguiente eliminatoria

ADELA SANZ TORRELAVEGA

El Malecón se vestirá esta tarde de gala (20.15 horas) para la disputa de la primera ronda de la Copa del Rey, que enfrentará a la Gimnástica con la Cultural de Durango. Se trata de una eliminatoria que se resolverá a partido único, por lo que quien gane en el estadio torrelaveguense será el que pase de ronda. Si consiguen dejar en el camino al equipo vizcaíno, se medirán al ganador del enfrentamiento entre Badalona y Elche, a domicilio.

Todos los gimnásticos se muestran ilusionados con este partido en una competición en la que el club ha depositado un buen puñado de ilusiones. La Copa es un torneo atractivo en sí mismo, más allá de los beneficios económicos o deportivos. Avanzar ronda tras ronda puede suponerle a un club humilde la posibilidad de medir sus fuerzas con un rival de primera línea, algo que ya saben bien en Torrelavega, por donde en su momento pasaron históricos como el Barcelona (00-01) y el Athletic (03-04).

Buen rendimiento

GIMNÁSTICA-DURANGO

Gimnástica
Hugo Guil, Fer, Belmonte, Camus, Cote, Luis Alberto, Palazuelos, Vitienes, Perry, Cagigas y Nacho Rodríguez.
Cultural de Durango
Andoni, Ibón, Jagoba, Aranda, Txapu, Ekaitz, Josu, Iparra, Guillermo, Ekain y Pradera.
Árbitro
Carlos Fernández Buergo (Comité Asturiano)
Lugar y hora
El Malecón, 20.15 horas.

Desde aquellos días de gloria ya han pasado muchos veranos, aunque el recuerdo aún sigue vivo en la memoria de muchos blanquiazules que se sentarán esta tarde en las gradas para animar a su equipo. La empresa no resultará sencilla porque pese a terminar como tercer clasificado del grupo vasco de Tercera de la temporada pasada (los dos primeros, Alavés B y Vitoria, no participan al ser filiales del Alavés y Eibar, respectivamente) el Durango es un buen equipo al que le gusta jugar el balón. Y fuera de casa ofrece un gran rendimiento, como ya dejó demostrado la campaña pasada con diez victorias y cuatro derrotas.

En el seno de la plantilla blanquiazul se muestran cautos, pero moderadamente optimistas. En primer lugar porque los dos equipos llegan al choque con poco rodaje -el Durango disputó el pasado fin de semana la primera jornada liguera, ganando por dos a cero a la Real Sociedad B- y en segundo, porque juegan en casa, arropados por su gente, en un campo en el que se sienten cómodos y donde no es fácil para nadie llevarse el triunfo.

El conjunto vasco, entrenado por Igor Núñez, mantiene la base del año pasado y cuenta con buenos futbolistas en su plantel, como el guardameta Andoni Errasti, Josu Egaña, motor del centro del campo, y sus delanteros Pradera (dos goles el pasado fin de semana) y Abasolo. No obstante, su mayor virtud por encima de las individualidades se encuentra en el juego colectivo, donde lo importante para ellos es tener la posesión y cuando pierden la pelota, recuperarla lo antes posible.

Chiri, que sigue sin contar con la participación de Puras y Víctor, dispone del resto de la plantilla para afrontar el choque con garantías, y el once que saldrá al césped no diferirá mucho en líneas generales del que recibió al Laredo el pasado sábado. Solo la entrada en la alineación de Palazuelos o Cagigas, que ocuparon plaza de suplentes, podría modificar aquel equipo. Juegue quien juegue deberá dar lo mejor de sí, porque la oportunidad de disputar la Copa no es algo que se dé todos los días.

Fotos

Vídeos