La Gimnástica se hunde en su casa

Cagigas conduce el balón ante un rival, apoyado por Luis Alberto y Vitienes, a la izquierda. /Sane
Cagigas conduce el balón ante un rival, apoyado por Luis Alberto y Vitienes, a la izquierda. / Sane

El conjunto torrelaveguense se despide de la Copa goleado por el Durango

JOSÉ COMPOSTIZO TORRELAVEGA

La Gimnástica -que jugará la Copa Federación a nivel nacional- quedó ayer apeado de la Copa del Rey, después de un mal partido, en el que cayó frente al Durango. El equipo gimnástico empezó con muchas imprecisiones y sin ser capaz de controlar a su adversario, que se aproximaba en demasiadas ocasiones a su área. Tal fue así que aún no se había cumplido el primer minuto de encuentro cuando un centro-chut de Ekain acabó en el fondo de la meta defendida por Hugo.

0 GIMNÁSTICA

3 DURANGO

Gimnástica
Hugo, Fer, Felipe, Cote (Javito), Nacho, Luís Alberto (Kamate), Vitienes, Rubén Palazuelos, Nacho Rodríguez, Cagigas (Camus) y Perry.
Durango
Unai, Jurgi (Jagoba), Ibón, Aranda, Txapu, Alonso, Julen, Molina, Adrian, Ekain (Unai) y Beñat (Guillermo)
Goles
0-1 m.1 Ekain, 0-2 m.36 Beñat, 0-3 m.70 Molina
Árbitro
Fernández Buergo (C. Asturiano). Amonestó a los locales Cote, Cagigas, Vitienes y Nacho Rodríguez. Por parte visitante a Beñat.
Incidencias
El Malecón. 600 espectadores

Pese a llevar ventaja en el marcador y a medida que avanzaban los minutos, el Durango dominó más y mejor la pelota, aunque la Gimnástica amenazaba con la actividad de Cagigas y la velocidad de Vitienes y, sobre todo, la de Fer, un carrilero imparable. Pese a ello las ocasiones seguían siendo locales. Como un lanzamiento de Ekain que se marchó alto en el minuto 11. Cuatro minutos después el conjunto vasco se acercó con peligro al área local, pero el remate de Molina, no encontró portería.

A la Gimnástica le costaba un mundo salir de la cueva y tenía que utilizar con demasiada frecuencia a Nacho para mandar el balón en largo. Era una causa perdida en la mayoría de las oportunidades, porque aunque Cagigas iba a todas y Nacho Rodríguez encimaba cuando podía, los zagueros visitantes andaban siempre listos para evitar el peligro.

La Gimnástica corría tras el balón, algo a lo que no está acostumbrado este equipo, lo que provocaba situaciones tampoco muy habituales. La mejor ocasión para el conjunto de Torrelavega en los primeros cuarenta y cinco minutos correspondió a Cagigas, pero el remate del centrocampista desde el interior del área se fue rozando el larguero.

Los de Chiri intentaron nivelar la contienda con llegadas por la banda derecha, aunque no eran capaces de concretarlas, y siempre se encontraron con un equipo correoso, y unas defensa bien posicionada. Además, en el centro del campo el cuadro blanquiazul, Nacho Palazuelos desaparecía en algunos tramos del encuentro, por lo que Luis Alberto no abarcaba todo lo que a él quisiera para recuperar y dar oxígeno.

Pero el mazazo para los blanquiazules esperó hasta el 36. Un lanzamiento de falta desde la frontal del área a cargo de Beñat, superó la barrera y se introdujo en la meta de Hugo que solo pudo ver como el balón llegaba al fondo de las mallas de su portería, era el 0-2.

Chiri reaccionó tras el descanso mandando al campo al delantero Kamate por el centrocampista Luis Alberto. A la Gimnástica no le valía otra cosa que ir a por todas y el Durango tenía claro que debía mantenerse bien situado de medio campo hacia atrás para buscar una contra que le diera el pase definitivo a la segunda ronda de la Copa.

Reinaba en el equipo blanquiazul sensación de impotencia, porque si bien llegaban a arreones, no conseguían ver la portería nunca. Y a falta de veinte minutos para la conclusión del encuentro, el Durango redondeó el marcador al anotar Molina el tercer y definitivo gol.

Fotos

Vídeos