Fútbol

Gimnástica y Laredo, el nuevo clásico

Pablo Lago, entrenador de la Gimnástica, y Jesús Antonio López Berzosa 'Arteche', técnico del Laredo, echarán esta tarde un pulso por la victoria en San Lorenzo. /Antonio 'Sane'
Pablo Lago, entrenador de la Gimnástica, y Jesús Antonio López Berzosa 'Arteche', técnico del Laredo, echarán esta tarde un pulso por la victoria en San Lorenzo. / Antonio 'Sane'

Los dos equipos más en forma de las últimas tres temporadas y candidatos al título de Liga llegan al duelo como primer y segundo clasificado

A. SANZ/J. COMPOSTIZO

El concepto 'clásico' aplicado al deporte no aparece reconocido en el diccionario de la RAE. De sus diez acepciones, la que más se le aproxima es la última, que lo define como competición hípica de importancia que se celebra anualmente. Fuera de ahí, el término no encuentra en el reconocimiento académico la aceptación que ha conseguido en el periodismo deportivo en general y en el futbolístico en particular. Así, se entiende con ese vocablo el encuentro entre dos rivales de una entidad relevante, que comenzó denominándose derbi en un primer momento -ahora la palabra ha adquirido un valor asociado a la vecindad o proximidad geográfica- y que en este país se aplica al partido de fútbol por antonomasia: el duelo Real Madrid-Barcelona, o viceversa.

El choque de esta tarde en San Lorenzo (18.30 horas) entre Laredo y Gimnástica (en directo en la web) quizás no tenía el calificativo de clásico del fútbol regional. Por entidad, historia y recorrido futbolístico a ambos equipos les separa cierta distancia, pero hay que reconocer que en las últimas temporadas sus posiciones se han aproximado tanto que hoy por hoy su enfrentamiento se ha tornado en uno de los más esperados de Tercera División. Y es que ambos clubes han protagonizado la pelea por el título en las últimas tres temporadas.

Hasta no hace mucho, la Liga era territorio de la Gimnástica, que solía cumplir con su papel de favorito indiscutible llevándose el torneo con mayor o menor facilidad. Sin embargo, en la campaña 2014/2015, con Chiri al frente, se produjo un punto de inflexión y el Laredo se alzó con el campeonato, algo que volvió a repetir al año siguiente, esta vez con José Gómez al mando. La Gimnástica, en ambas temporadas con Raúl Pérez en el banquillo, hubo de conformarse con el subcampeonato. Ahí es cuando nació la rivalidad entre dos conjuntos que hasta entonces no habían coincido en objetivos y aspiraciones.

Los de Torrelavega siempre han mantenido su lucha por la hegemonía del fútbol cántabro con el Racing, que es considerado por los aficionados blanquiazules como su rival por antonomasia, y a nivel de comarca, según ordena la tradición, su disputa es tanto con el Tropezón como con el Barreda. El Charles, entretanto, ha mantenido y conserva una rivalidad vecinal, que va más allá de lo futbolístico, con el Santoña y también, aunque en menor medida, con el Colindres. Así, dos clubes que no estaban destinados a encontrarse y cuyos caminos parecían seguir rumbos diferentes y distintas velocidades, por el desarrollo de la competición en los últimos años se han convertido en rivales, transformando a su vez el partido entre ambos en uno de los más atractivos y esperados tanto por sus respectivas aficiones como por todos los seguidores del fútbol regional.

Este curso parece seguir las pautas de los tres anteriores y ambos conjuntos son conscientes de su papel de favoritos, una vez más, al título. Primero y segundo en la tabla, Laredo y Gimnástica asumen con naturalidad su papel estelar, y del resultado de su duelo puede depender buena parte de la suerte de la competición.

Ocho puntos los separan. Pueden parecer demasiados, pero a falta de jugarse casi toda la segunda vuelta, no se trata de algo definitivo. Una victoria local situaría a los de Arteche en franca ventaja en la carrera para alzarse con el título, pero no podría calificarse de definitiva e insalvable. Un triunfo de los gimnásticos, en cambio, los metería de lleno en la lucha, insuflando más energía y motivación a un equipo que, desde la llegada de Pablo Lago ha tomado impulso y suma ya siete triunfos consecutivos. El empate dejaría la situación como está entre ambos, si bien podría beneficiar a terceros. Ambos equipos llegan al partido en un buen estado de forma. Tanto uno como otro acumulan siete victorias seguidas, por lo que resulta complicado pronosticar un resultado. Los locales son casi inexpugnables en su campo, donde sólo el Santillana arrancó un empate; y los visitantes, lejos de El Malecón, solo han perdido ante el Escobedo, en una tarde aciaga en la que fueron goleados (4-1), y han empatado en cuatro ocasiones (Sámano, Selaya, Santillana y Barreda).

En el Charles son conscientes de que se hallan frente al reto más complicado de lo que llevan de temporada. Confían en sí mismos y consideran que, jugando como lo vienen haciendo desde el inicio de temporada, sus posibilidades de éxito son bastante elevadas. Arteche considera que están «ante el partido más importante de la temporada» y, pese a que «no represente algo definitivo, en caso de victoria daríamos un pasito al frente». El técnico santanderino, sabedor de las virtudes propias -«hacemos muchos goles y encajamos muy pocos»-,también es consciente de las de su rival, un equipo «compacto y que se hace muy fuerte a partir de optimizar sus ventajas». La clave podría hallarse en marcar primero, «ya que si nos ponemos por delante vamos a contar con ventaja». Aprovecha, de paso, para animar a los aficionados a acudir al estadio: «Laredo no debería dejar pasar esta oportunidad. No la de venir a ver un partido de fútbol, sino a desvivirse por su plantilla».

Arteche ha labrado un conjunto sólido como el granito, en el que el colectivo prevalece sobre la calidad individual incuestionable de un plantel que cuenta con futbolistas experimentados en la categoría como Toño, Luis Gómez, Felipe, Vinatea o Camino. No podrá contar con los lesionados Pablo y Cano, y mantiene la duda de Tocornal y Mauri, pero a buen seguro que conseguirá que las ausencias apenas se noten.

La Gimnástica aborda el partido con tanta ilusión como esperanza. Pablo Lago, tiene por delante una oportunidad única: demostrar que está construyendo un edificio de cimientos sólidos, un equipo competitivo capaz de pelear por el título. Ha conseguido dotar a los suyos de la confianza de la que adolecían, lo que ha repercutido positivamente en la seguridad defensiva y, por ende, en los resultados. El asturiano, que no podrá contar con el sancionado Luis Alberto ni con los lesionados Puras y Belmonte, asume la dificultad del reto «con ilusión». Define a su rival como «un equipo fuerte y competitivo al que cuesta hacerle ocasiones de gol y que cuenta con jugadores de gran calidad», aunque mantiene intacta la fe en los suyos. «Si hacemos las cosas como en las últimas jornadas» sus opciones de éxito son elevadas, sabedores de que una victoria «en el campo del líder sería importante de cara a la segunda vuelta». Lago no tiene previsto salirse de lo marcado en los últimos choques y, aunque «tal vez incorporemos algún cambio, mantendremos la base del grupo, ya que estamos trabajando muy bien». Y no hay que olvidar que los clásicos del fútbol, diga lo que diga la RAE sobre su existencia, es lo que tienen: son imprevisibles.

Una jornada marcada por los duelos directos en la cabeza de la tabla

Además del duelo entre los dos primeros clasificados, el resto de la jornada también cuenta con enfrentamientos que pueden modificar la clasificación. Por ejemplo, el Tropezón recibirá en Santa Ana al Racing B (mañana, 17.00 horas). Los taniegos -quintos clasificados- preparan el asalto a la cuarta plaza que ocupa el filia verdiblanco. Solo dos puntos separan a ambos equipos en la tabla y la victoria serviría a los del Besaya para entrar de nuevo en los puestos de play off o a los racinguistas para ampliar distancias con sus perseguidores.

El duelo más tranquilo, en principio, entre los primeros clasificados será el que enfrente al Escobedo con el Santillana en el Municipal de la localidad (hoy, 15.45 horas). Tercero y vigésimo se medirán en un duelo que puede parecer desigual aunque no hay que olvidar que los camargueses acumulan el partido de Copa Federación disputado a mediados de esta semana. Otros encuentros a tener en cuenta son el Rayo Cantabria-Barreda (hoy, 17.00 horas) o Sámano-Vimenor (hoy, 15.45

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos