Llega la hora de la verdad

La plantilla gimnástica, durante una sesión preparatoria en El Malecón 2.
La plantilla gimnástica, durante una sesión preparatoria en El Malecón 2. / Luis Palomeque

La Gimnástica arranca la Liga a domicilio ante un Rayo Cantabria inmerso todavía en la confección de su plantilla

ADELA SANZ TORRELAVEGA.

El campeón inicia esta tarde ante el Rayo Cantabria (Municipal de San Román, 18.00 horas) su andadura por la Liga con idéntico propósito al de anteriores campañas. La Gimnástica, que confía los mandos de la nave a Chiri por segunda temporada consecutiva, retorna con muchas caras nuevas y un solo objetivo, el ascenso a Segunda B con el que los blanquiazules sueñan desde hace varias campañas.

El equipo de Torrelavega llega al inicio del campeonato lleno de caras nuevas, ya que de los 18 futbolistas que componen su plantilla, solo ocho se mantienen del pasado curso. Nada menos que diez jugadores se han incorporado a la disciplina del club este verano, que ha sido el más movido en cuanto a entradas y salidas de los últimos tiempos.

Rayo Cantabria
Víctor Saiz, Rubi, Balbás, Cifuentes, Cubillas, Fidalgo, Kevin, Andreu, Denny, Pollo y Cabrillo.
Gimnástica
Hugo Guil, Fer, Belmonte, Camus, Cote, Luis Alberto, Palazuelos, Vitienes, Perry, Javito y Nacho Rodríguez.
Árbitro
Galván Ruiz
Lugar y hora
Municipal de San Román, 18.00 horas.

La Gimnástica retorna sin algunos de sus estandartes de su pasado reciente, caso de Siro, Mario y Zalo, pero mantiene una base de futbolistas con experiencia en la categoría y que representan el presente y el futuro del club (Camus, Vitienes, Luis Alberto, Víctor).

Línea por línea, en todas ellas ha habido movimientos, aunque sin duda lo más llamativo ha sido la profunda transformación que se ha llevado a cabo en la línea de ataque, en la que todos los jugadores son nuevos. Así, en la portería, en sustitución de Alberto se ha fichado a Hugo Guil, que llega del Águilas para disputarle la titularidad a Puras. Se trata de un guardameta sobrio y con buena colocación que da confianza al resto del equipo.

En defensa se mantienen en la plantilla los laterales Fer y Fermín y los centrales Camus y Nacho. A ellos se les han unido el central Cote, procedente del Tropezón y el lateral Belmonte, que jugaba la campaña pasada en el Villarrobledo y ha sido el último en incorporarse a la plantilla. Olvidarse de Mario o de Zalo, que han dejado un hueco en los corazones blanquiazules no resultará sencillo, pero entre los que se quedan y los que han llegado tratarán de rellenarlo.

El centro del campo mantiene a tres de la campaña pasada: Víctor, pilar de la línea media; Vitienes, un fijo en la derecha; y Luis Alberto, que esta temporada regresa al eje de la medular después de una campaña en la que ha jugado bastantes partidos de central. A ellos se les han unido un grupo de futbolistas que aúnan calidad y experiencia. Para reforzar la creación se ha fichado a Palazuelos, que será el encargado de mover el motor de la máquina. En la izquierda el hueco dejado por Jony y Montiel debería llenarlo Perry, que regresa esta tarde a la que el año pasado fue su casa, uno de los jugadores más veloces e incisivos de la Tercera cántabra. Javito, que viene del Náxara, y Marquitos, procedente del Bezana.

Mientras, su rival, el Rayo Cantabria continúa inmerso en la confección de su plantilla y en los últimos días ha cerrado las incorporaciones de José Manuel Balbás, Kevín García y David Gallego 'Pollo' que ya están a las ordenes de José Emilio Fernández Mantecón, el nuevo entrenador del club santanderino presentado esta semana.

Fotos

Vídeos