Fútbol | 3ª División

Manita gimnástica a la revelación

El guardameta samaniego Del Río ataja un lanzamiento de la Gimnástica. /Antonio 'Sane'
El guardameta samaniego Del Río ataja un lanzamiento de la Gimnástica. / Antonio 'Sane'

Los torrelaveguenses, que siguen segundos a cinco puntos del Laredo, han marcado 13 goles en las tres últimas jornadas

ADELA SANZ TORRELAVEGA.

Tal vez no haya sido el mejor partido de la temporada, pero sin duda se encuentra entre uno de ellos. La Gimnástica, que desde que pisó el césped fue a por el partido, se lo llevó después de golear a un Sámano que aguantó lo que tardó su guardameta en ceder a las acometidas blanquiazules. Una victoria sencilla y apabullante que sirve para confirmar el buen momento por el que atraviesa el equipo de Torrelavega, que consigue su décimo triunfo en los últimos once partidos y se reafirma como candidato al título.

5 GIMNÁSTICA

Álex Ruiz, Fer, Camus, Cote, Luis Alberto, Víctor, Palazuelos (Perry), Vitienes, Fermín, Cagigas (Nacho Huertas) y Nacho Rodríguez (Barbero).

0 SÁMANO

Del Río, Lanky, Jon, Álvaro (Garmendia), Gonzalo Barba, Moreira, Cris (Barrasa), Xavi, Dani, Guipu y Carlos (Velar).

Goles.
1-0 m. 7 Nacho Rodríguez; 2-0 m. 48 Palazuelos; 3-0 m. 51 Cagigas; 4-0 m. 58 Cagigas; 5-0 m. 62 Nacho Rodríguez.
Árbitro.
Galván Ruiz. Amonestó por visitante a Carlos, Xavi y Gonzalo Barba.
Incidencias.
El Malecón. 550 espectadores.

Asentada sobre una defensa a prueba de fallos, la solidez de su juego de creación y la buena racha goleadora en la que se encuentran sus delanteros, la Gimnástica destrozó a un rival que poco pudo hacer salvo defenderse y evitar una goleada aún mayor. Ya desde los primeros minutos avisó el conjunto de Pablo Lago de su intención, con un remate de Nacho Rodríguez que a punto estuvo de superar a Del Río, y otro de Fermín, un cabezazo que se fue por encima del larguero. Fueron la antesala del primer tanto del delantero centro blanquiazul, que aprovechó un rechace del portero tras un centro al área de Camus desde la izquierda. El gol despejo cualquier incógnita, si es que había alguna, y sirvió para que los locales jugaran con más atrevimiento y alegría aún, con un objetivo en mente: aumentar la ventaja. Así fueron llegando más oportunidades hasta el descanso y solo la falta de acierto privó a la Gimnástica de marchar a los vestuarios con el partido ya liquidado.

El acierto que faltó en la primera mitad no lo hizo en la segunda, y a los tres minutos de reanudarse el choque Palazuelos hizo el segundo de cabeza. Fueron los mejores minutos de la Gimnástica en cuanto a juego y goles, ya que en la siguientes dos llegadas, Cagigas, uno de los jugadores más en forma del equipo, consiguió sendos tantos y liquidó cualquier atisbo de esperanza en un Sámano que tampoco creía ya en gran cosa a esas alturas del partido.

Y por si fuera poco, Nacho Rodríguez marcó su segundo gol poco después, aumentando su cuenta realizadora y prolongando su buena racha personal. Ambos delanteros dejaron su sitio algo más tarde, entre aplausos de los aficionados, a los nuevos fichajes blanquiazules, Barbero y Nacho Huertas, que no pudieron tener mejor día para debutar ante su afición. Protagonizaron algunas acciones de ataque e incluso dispusieron de oportunidades para marcar, pero ya no hubo tiempo para más. Con todo merecimiento, la Gimnástica se llevó los tres puntos y sigue creciendo su confianza en sí misma.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos