Amistoso

Morata sigue triunfando en el baile del nueve

Morata celebra su gol. /Jon Nazca (Reuters)
Morata celebra su gol. / Jon Nazca (Reuters)

El punta del Chelsea suma ante Costa Rica su gol número 13 en 23 partidos como internacional, calcando los números de Raúl, y refuerza sus credenciales para Rusia

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

En la apretada carrera por ser el nueve de ‘La Roja’ en Rusia, Morata fue el escogido de inicio por Julen Lopetegui frente a Costa Rica. ‘Encadenado’ aún Diego Costa, que suda a las órdenes del ‘profe’ Ortega con miras a su ansiado regreso a los terrenos de juego con el Atlético una vez se abra el mercado invernal y venza la sanción impuesta a la escuadra rojiblanca por los fichajes de menores, el madrileño gozó de una nueva oportunidad de ganarse la condición de referente del ataque de la selección española en el Mundial. Una elección que no resultó baladí, por mucho que el choque librado en La Rosaleda tuviese carácter de amistoso, dado que el técnico alineó un once que a nadie extrañaría ver en las tierras de Putin si en lugar de Kepa, al que el guipuzcoano dio la oportunidad de estrenarse con la absoluta, se coloca a De Gea, innegociable para el preparador.

Ausente en los dos últimos encuentros clasificatorios para el Mundial –ante Albania en el Rico Pérez de Alicante y frente a Israel en el Teddy Kollek de Jerusalén- a causa de una lesión muscular, el punta del Chelsea volvió a enfundarse la elástica de ‘La Roja’ –también de estreno con su controvertido diseño- con ganas de marcar territorio frente a Iago Aspas y Rodrigo Moreno, competidores que hubieron de aguardar turno en el banquillo. Se le vieron nada más comenzar el encuentro, cuando acudió a un centro desde el costado derecho y le faltaron centímetros para cabecear el cuero ante la anticipación de la defensa tica. Aumentaron con la bicicleta que le hizo a Salvatierra en el minuto 11. Repelió en esa ocasión Carvajal su disparo, como también hizo el arquero perteneciente al Albacete en el 22 cuando Silva trató de culminar con un centro una maravillosa triangulación con Iniesta por el vértice izquierdo del ataque español, pero ese nuevo rechace dejó el cuero en la bota del ex del Real Madrid y ahí nada pudo hacer ya el guardameta costarricense. Morata saciaba su hambre con el segundo tanto de España en un partido en el que la afición congregada en el estadio malagueño volvió a vibrar con el juego coral de los chicos de Lopetegui.

Elevó con esa diana Morata a 13 la cuenta de goles firmados en sus 23 partidos con la selección, números calcados a los que logró Raúl en sus 23 primeros encuentros defendiendo la camiseta de España. Lángara (8), Zarra (14), Di Stéfano (15), Luis Suárez (16), Morientes (17), Luis Regueiro (19) y Basora (22) son los únicos artilleros que precisaron de menos choques para alcanzar esa cifra en la larga y rica historia de la selección española.

Cuarto partido seguido viendo puerta

El madrileño, que había marcado sus dos últimos tantos con ‘La Roja’ en el 0-8 que le endosó la selección a Liechtenstein el pasado el 5 de septiembre de 2017 en el Rheinpark Stadion de Vaduz, encadenó frente a Costa Rica su cuarto partido consecutivo viendo puerta con España. Siete de sus 13 goles con ‘La Roja’ pertenecen a la ‘era Lopetegui’, una constatación más de que se amolda a la perfección al fútbol de toque y permanente asociación que propone el preparador vasco. Suma 14 victorias, cinco empates y cuatro derrotas en sus presencias como internacional y tiene prácticamente asegurado el pasaporte –sólo un infortunio en forma de lesión podría apearle de la lista- para el que será su primer Mundial. De lo que se trata ahora para Morata es de certificar su condición de nueve titular, y para ello no reparó en miramientos a la hora de ofrecer argumentos a Lopetegui.

Se movió por todo el frente de ataque, provocando una falta en la esquina del área en la que Isco rozó el tercero. Socio del malagueño en aquella ‘Rojita’ de Lopetegui que se proclamó campeona de Europa en Israel hace cuatro años, el ariete del Chelsea tuvo el doblete tras una fabulosa asistencia del centrocampista de Arroyo de la Miel que le dejó un mano a mano con Carvajal del que salió triunfante el tico. Era gol o gol, pero poco importaba el hecho de marrar la ocasión. Morata, al que el seleccionador concedió descanso en el intermedio para dar paso a Iago Aspas, reforzó en La Rosaleda sus credenciales como nueve de ‘La Roja’. Como bien sabe Lopetegui desde aquel Europeo sub-21 en el que fue Bota de Oro con cuatro goles y una asistencia –y en el que Thiago e Isco, orfebres también en La Rosaleda de la nueva joya futbolística tallada por España, completaron el podio-, el ex del Real Madrid siempre tiene la puntería afinada cuando hace falta. Diego Costa, que suma 6 tantos en 16 partidos con la selección española; Iago Aspas, que acumula 3 en siete duelos; y Rodrigo, que ha certificado una diana en dos choques como internacional absoluto, tendrán que apretar si quieren recrudecer el debate sobre quién debe ser titular en Rusia.

Fotos

Vídeos