Mundial 2018 | Clasificación

Ramos: «Sabemos que nos jugamos un Mundial»

Sergio Ramos, defensa de la selección española.
Sergio Ramos, defensa de la selección española. / Reuters

El defensa se mostró algo saturado con los posibles pitos a Piqué y mandó un recado a Costa: «Si tiene más días de descanso que los aproveche»

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Sergio Ramos llegó a la selección muy joven, en 2005, cuando España soñaba con ser grande pero siempre se quedaba a las puertas del triunfo. Ahora, 12 años y 143 partidos después es el capitán, del que Lopetegui se mostró «muy orgulloso», de un grupo que aún tiene fresco los días en los que dominó el mundo y Europa pero ahora trata de volver a sentirse fuerte. En el encuentro de Turín, el pasado mes de octubre, cometió un penalti que fustró el triunfo pero Sergio Ramos no es de los de obsesionarse con el pasado. Y menos si los recuerdos son negativos. Le vino a la cabeza la final de Cardiff, pero no cree que lo visto en la final de la Champions sea el reflejo de una distancia entre el fútbol español y el italiano.

El madridista, al que Bonucci consideró el mejor central del mundo, destacó la «manera de defender de Italia, una selección siempre contundente y difícil de superar por cómo defienden. Ellos tienen mucha calidad también. Sabemos que hay un Mundial en juego contra una grandísima selección. Obviamente esperamos el máximo cariño y apoyo de nuestra afición. Es un partido para los amantes del fútbol. Es uno de los grandes partidos del mundo del fútbol, la España actual y la Italia actual. No sólo actual sino a nivel histórico han sido partidos distintos e importantes. Nosotros intentaremos implantar nuestro criterio y nuestra filosofía que nos ha llevado al éxito», dijo el central pensando en jugar en Rusia su cuarto Mundial tras el de 2006, 2010 y 2014.

Eso sí, no cree que el de 2018 vaya a ser el último. «Pienso en el día a día, pero no pienso que pueda ser el último Mundial. Ahora mismo lo único que pienso es en conseguir el objetivo y esperar del espectáculo que es jugar una Eurocopa o Mundial. Eso sí, yo no tengo en mente que sea mi último Mundial, todo lo contrario. Si puedes alargar la felicidad para que pensar en cerrar el cuento», respuesta que Andrés Iniesta hizo suya para sacar las risas de todos, ya que el manchego tiene 33 años y llegaría con 38 años a Catar 2022.

Sergio Ramos, en condición de capitán, fue cuestionado por la situación de Diego Costa, que está apartado en el Chelsea a la espera de resolver su futuro pero no participa con su selección a diferencia de otros como Coutinho. «Te podría contestar cualquier cosa pero te diré lo que dije al llegar. Cada jugador organiza sus vacaciones y su vida como quiere o considera oportuno. Si tiene unos días más de vacaciones que los aproveche. Diego Costa es un grandísimo delantero pero no conozco bien el asunto desde dentro por lo que no puedo hacer un balance más concreto que cuando vuelva lo haga con la misma ambición y las misma ganas de aportar a la selección que siempre», en lo que sonó en un recado al hispanobrasileño, que en otras ocasiones ha sido cuestionado por falta de compromiso con ‘La Roja’.

Fue más benévolo con Marco Asensio, para el que no desea un exceso de presión mediática. «Marco obviamente con esta etapa que está viviendo está recibiendo muchos elogios y a veces no viene bien. La suerte es que es trabajador y tiene los pies en el suelo y cuenta con un futuro extraordinario. Lo que pido es cargarle menos la mochila de piedras, dejarlo que sea feliz y que disfrute en el Madrid y también en la selección. Lo demás irá llegando. Va a marcar una época, pero dependerá de él solo y su rendimiento. Los que estamos cerca y somos más mayores debemos aconsejarlo de la mejor manera, pero cada uno tiene su personalidad. No creo que haya ningún problema que se le vaya a subir a la cabeza», avisó.

Por último, se mostró encantado de que haya lleno en el Santiago Bernabéu, que acoge un partido de España seis años después. «Queremos dar las gracias a los que hacen el esfuerzo y vienen al estadio, pero queremos que el que está también en casa sea partícipe. Lo que hagamos en el campo va a ser cosa de todos, que les contagiemos y ellos a nosotros. Debemos conseguir que entre todos Italia, igual lo sentimos nosotros en Turín, note la marea roja», deseó antes de mostrar su hartazgo por unos hipotéticos silbidos a Gerard Piqué.

«El tema de los pitos lo vamos alimentando cada vez, en cada lista y partido, pero yo creo que no he podido ser más claro estas veces. Recalcamos de nuevo que los jugadores que defienden la camiseta nacional merecen el máximo respeto. Piqué siempre ha sido un jugador ejemplar todos estos años. Por eso pido a todos se arrope a la selección y a sus jugadores, que nos sintamos como en casa. Se ha vendido todo y nos han llevado en volandas otras veces. Eso pedimos, todos estamos remando en la misma dirección; la afición y jugadores. El resto no ayuda a nadie», zanjó.

Fotos

Vídeos