Iraola se impone en La Aparecida

El abandono de Andrés Vilariño tras la rotura del motor de su coche dejó como único aspirante al título al piloto vasco, que se alzó con la victoria

FÉLIX ORTIZ AMPUERO.

La victoria de Joseba Iraola en la Subida a la Bien Aparecida significa mucho para el joven piloto vasco que ha tenido un comienzo de año para olvidar. Primero se le quemaba la barqueta recién adquirida y más tarde problemas para su entrega han motivado que no sea hasta ayer cuando el piloto vasco ha podido disfrutar de su vehículo con el que lograba ascender desde Ampuero hasta el santuario de la patrona de Cantabria en solo 1.35.871, alcanzando una velocidad media de 149,82 kilómetros por hora.

La prueba es una de las citas más populares del mundo del motor a nivel nacional y en la que han participado un total de 120 equipos que hicieron las delicias del numeroso público en la especial de casi cuatro kilómetros desde Ampuero hasta la Bien Aparecida.

Sin duda el gran protagonista de la edición fue Joseba Iraola que, de este modo, inscribe su nombre como campeón en una prueba en la que han subido al podio los mejores pilotos de esta especialidad a lo largo de sus 34 ediciones disputadas y que, en esta temporada, celebraba el medio siglo de su puesta en marcha.

A pesar del alto número de participantes, no hubo problemas durante la prueba, aunque en la primera de las mangas se acumularon varios percances debido a varias salidas de carretera y averías como fue caso de Andrés Vilariño que en un principio partía como gran favorito a la victoria de la prueba, pero a poco más de un kilometro de la salida su motor decía basta y se veía obligado al abandono, dejando desde ese momento a Iraola como claro aspirante a la victoria.

La segunda jornada -el viernes fueron las verificaciones administrativas y técnicas en la Casa de Cultura de Ampuero, las primeras, y en el CEIP Miguel Primo de Rivera las técnicas- en la que los varios miles de aficionados que se dieron cita desde primera hora de la mañana pudieron disfrutar de una bonita jornada de carreras, uniéndose a la fiesta la climatología que, aunque en un principio se preveía algo de lluvia a primera hora, esta no llegó y todos disfrutaron, pilotos, aficionados y organizadores, éstos últimos realizando un excelente trabajo para que todo saliera según lo previsto.

Una vez disputadas todas las especiales la clasificación quedaba liderada por Joseba Iraola, siendo la segunda plaza para el veterano Pancho Egozkue con su Barqueta Osella PA30 con la que perdía casi 10 segundos con respecto al líder y tan solo 3 décimas por delante de Joseba Olea que cerraba el podio.

Máxima igualdad

Dentro de las diferentes categorías, cabe destacar la igualdad entre los vehículo Car-Cross que participan por primera vez este año en pruebas de asfalto, siendo Fernando Viadero el más rápido por delante de Diego Caparrós que empleaba tan solo cuatro décimas más que el ganador, mientras que el podio lo cerraba el joven Mario Asenjo que era la primera vez que se subía a un vehículo de estas características y que perdía 39 centésimas con respecto a Caparrós, quedando probado en esta prueba que la espectacularidad que ofrecen este tipo de vehículos también esta acompañada por la emoción en los tiempos que consiguieron en la especial.

Más

Fotos

Vídeos