RÍO2016

Juegos Olímpicos

OLIMPISMO

Las chanclas permiten un récord de 'merchandising' en los Juegos de Río

Las sandalias Havaianas de Río 2016.
Las sandalias Havaianas de Río 2016. / Havaianas
  • Se compraron más de dos millones de pares de sandalias olímpicas y las ventas de productos con licencia fueron superiores a los 300 millones de euros, casi el triple que en Londres 2012

Gracias a las sandalias Havaianas, de las que se vendieron nada menos que dos millones y medio de pares, los Juegos Olímpicos de Río 2016 han permitido establecer un récord histórico de 'merchandising', según el informe de marketing del Comité Olímpico Internacional (COI) desvelado en exclusiva por el portal 'Inside the games'.

El informe de márketing de los Juegos de Río revela unas ventas superiores a los 300 millones de euros, casi el triple que en la anterior cita olímpica de Londres 2012. Los 5.000 productos con licencia oficial vendidos en más de 40.000 puntos de Brasil "generaron más de 300 millones de euros en ventas al por menor, para ayudar a sostener y promover los Juegos Olímpicos", según el informe de márketing.

"En los Juegos de Londres no se vendió ni una chancal, pero en Brasil podía ser el producto número uno. Podemos vender millones", pronosticó dos años antes de la celebración de los Juegos de 2016 la directora de Licencias del comité organizador, Sylmara Multini. Las Havaianas, de varios colores, fueron, como se esperaba, el producto estrella de Río 2016.

La marca Havaianas vende más de 250 millones de pares de sandalias al año y en los Juegos de Río se podían encontrar en todas las tiendas oficiales, incluidas la del aeropuerto de la ciudad, que al día siguiente de la ceremonia de clausura seguía siendo el producto más buscado por los turistas.

Respecto a las venta de entradas, se vendieron 6,2 millones de localidades, lo que supuso 373 millones de euros en ganancias, el doble que en los Juegos de Pekín 2008, aunque bastante menos que en Londres 2012 (940 millones), como consecuencia de la red de venta ilegal por la que fue detenido quien fuera presidente del Comité Olímpico Irlandes, Pat Hickey.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate