remo

El remo de Cantabria se tiñe de luto tras la muerte de Agustín Anglada

Anglada, en uno de sus múltiples actos públicos.
Anglada, en uno de sus múltiples actos públicos. / Javier Cotera
  • El que fuera presidente de Castro durante casi 22 años, en los que el club logró sus mayores éxitos, falleció ayer tras luchar contra una enfermedad durante los últimos meses

Agustín Anglada Blanquer, natural de Castro Urdiales, padre de tres hijos y expresidente de la Sociedad Deportiva de Remo Castro Urdiales, falleció ayer a los 54 años de edad en Santander tras varios meses aquejado de una enfermedad que supo sobrellevar con entereza. Agustín Anglada, conocido por su actividad profesional –tuvo una consultoría–, se convirtió en una de las personas más populares de la localidad castreña por su dedicación al mundo del remo, como presidente del club rojillo.

Su implicación en el deporte autóctono le llegó por parte de su abuelo, un ilustre componente de las cuadrillas de ‘La Marinera’. Su antecesor ejerció como patrón y se le conoció como ‘El Pivo’. Aquella etapa gloriosa de la embarcación castreña sirvió para inculcar a Anglada la afición por las bancadas en su villa natal.

El expresidente fue uno de los principales valedores en la puesta en marcha de la Liga ACT, ya que supo canalizar los esfuerzos de los responsables de las entidades públicas con los que se pretendía echar a andar una Liga del Cantábrico. Agustín Anglada logró también que la máxima competición en el mundo del remo en banco fijo comenzase su andadura en el año 2003.

El pasado mes de julio envió una carta a los socios de la entidad que presidió desde el 1 de octubre de 1994, en la que les indicaba que dejaba el club por razones de salud, algo que se hizo efectivo el pasado 30 de septiembre. En su despedida de los socios, Anglada se expresó con emotividad. «Quiero que sepan que ha sido para mí un auténtico orgullo y un gran honor ser presidente de esta centenaria institución».

Durante su mandato, el club rojillo se convirtió en una entidad puntera en la modalidad de banco fijo y paseó por todo el litoral cantábrico el nombre de ‘La Marinera’. La embarcación fue aspirante al triunfo en todas las regatas en las que tomó parte.

Más de cincuenta banderas presiden las vitrinas del club, ganadas bajo la tutela de Anglada como presidente. Entre ellas destacan los Campeonatos de España, la Liga ACT y las cuatro banderas de La Concha en los años 2001, 2002, 2006 y 2008.

Siempre se le recordará por su implicación y compromiso con los colores castreños. A pesar de las diferencias que se han producido entre los aficionados y la directiva en algunos momentos, la labor de Anglada al frente de la entidad fue reconocida unánimemente.