bolos

Serafín Bustamante presidirá la Cántabra

Serafín Bustamante, virtual presidente de la FCB, posa ayer en la bolera Severino Prieto de Torrelavega.
Serafín Bustamante, virtual presidente de la FCB, posa ayer en la bolera Severino Prieto de Torrelavega. / Luis Palomeque
  • El exjugador suma ya más de la mitad de los apoyos de la asamblea, por lo que se asegura la victoria

  • El candidato se reunió el pasado martes con una treintena de asambleístas para explicar un proyecto que califica como "de continuidad"

"¿Contento? Quizás más preocupado que contento", explicaba este miércoles Serafín Bustamante, la persona que, si nada lo impide, se pondrá al frente de la Federación Cántabra de Bolos a partir del 17 de noviembre y sustituirá a Fernando Diestro después de 28 años en el cargo. El exjugador y responsable de la Escuela Taller de Reinosa, que ya tiene la cantidad suficiente de avales como para saber que tendrá el respaldo mayoritario de la asamblea que en una semana elegirá al nuevo presidente de la FCB, se reunió el martes con una amplia representación de los bolos de la región para hacer su presentación oficial y dar a conocer un proyecto que será continuista y tendrá como referencia el de su antecesor.

Hasta que no se produzca la votación, prefiere no echar las campanas al vuelo. Todavía otros aspirantes pueden conseguir los cinco apoyos necesarios para convertirse formalmente en candidato, aunque sus posibilidades son escasas. Tanto, que la práctica totalidad de los asambleístas que estuvieron en el encuentro con Bustamante está convencida de que no tendrá rival. Y desde luego, que será el próximo presidente de la Cántabra a lo largo de los próximos cuatro años.

"Estoy satisfecho porque he conseguido los apoyos suficientes. Todavía estoy en el momento de la recogida de avales, pero ya tengo más del 50%, aunque todavía no está todo dicho", remarca el candidato, que desde que se abrió el proceso electoral fue una de las personas cuyo nombre sonó con más fuerza. Asume el reto con tantas ganas como cautela. "Me gusta hacer las cosas bien y no lanzarme al agua sin bañador. No soy amigo de hacer las cosas sin planificación. Con este respaldo que he visto, creo que puedo afrontar la aventura con garantías", explica el torrelaveguense.

La intención que manifestó Bustamante ante los representantes del mundo de los bolos de Cantabria es fortalecer lo hecho en las últimas tres décadas. "La asamblea sabe que voy a seguir una línea de continuidad y volver a intentar algunas cosas que se plantearon en el pasado y no salieron adelante», explica el virtual presidente. Todo ello siguiendo fielmente el mandato de los 50 representantes de las distintas modalidades y estamentos porque "sólo aspiro a gestionar lo que diga la asamblea". Después de exponer su currículum bolístico –toda su trayectoria deportiva la desarrolló antes de 1985, por lo que los más jóvenes apenas tienen referencias de él– y profesional, afirmó que asumirá el cargo sin miedo, pero con mucho respeto.

La exposición de Bustamante en el aula del proyecto Madera de Ser, situada en la sede federativa de La Albericia, convenció a la práctica totalidad de los 30 asambleístas que asistieron a la reunión. Aprovecharon esa misma cita para entregarle los avales, por lo que ha superado de forma más que suficiente la cifra de cinco apoyos que exige la normativa electoral para ser oficialmente candidato. "Vimos a alguien humilde y con ganas de trabajar por los bolos", comentaba a la salida uno de los asambleístas, que como muchos de sus compañeros se mostraba convencido de que Bustamante puede ser el presidente que necesita la Federación Cántabra.

Presencia de Diestro

En la reunión entre Bustamante y los 50 asambleístas también tomaron la palabra los representantes de la junta directiva saliente. Concretamente el vicepresidente, José Ángel Hoyos, y el máximo responsable en estos momentos, Fernando Diestro. Durante su intervención, se centraron en dejar claro que ellos no habían jugado ningún papel en el proceso electoral y que no habían apoyado de manera expresa a ninguno de los candidatos que habían mostrado su intención de dar el paso.

Tal y como detallaron, su única labor ha sido la de sondear a distintas personalidades del mundo de los bolos para animarles a presentarse por una cuestión de necesidad y para que no se produjera una situación de vacío de poder. Y, según los presentes en el encuentro, dejando claro que eran sólo los 50 asambleístas (27 peñas de las distintas modalidades que se practican en Cantabria, 17 jugadores y seis árbitros) los que tenían que decidir.

De esta forma, Diestro quiso responder de forma indirecta a Santos Fidel Ruiz, el exjugador de bolos que había mostrado su intención de presentar su candidatura. La pasada semana, cuando todavía no había empezado a recopilar avales, dijo que se borraba de la carrera después de que el actual presidente no le estuviera brindando todo el apoyo que le había prometido. Consideraba que, tras haberle animado a dar el paso y garantizarle su respaldo, Diestro se había desentendido.

"Yo no dije nada. No pedí nada. Es una oferta que me hizo Diestro y que yo le agradecí mucho. Si él lo hubiera querido, yo sería el nuevo presidente, su continuidad, por el respeto que le tiene todo el mundo después de tres décadas trabajando por los bolos", explicó entonces Santos Fidel Ruiz.

Transición tranquila

Si no se produce una sorpresa que en estos momentos parece imposible y Bustamante es elegido presidente de la Federación Cántabra de Bolos, habrá una transición tranquila. La actual junta directiva se ha puesto a disposición para acompañarle –a él o a quien sea el elegido– durante los primeros meses de mandato con el objetivo de enseñarle el funcionamiento de la casa y cerrar de forma conjunta el ejercicio de 2016. Nadie se va a ir corriendo. "Desde el principio, Diestro me dijo que sea quien sea su sucesor, le iban a apoyar a la hora de arrancar y le iban a tutelar en todas las labores, algo que yo agradezco enormemente", aclara el virtual presidente.

Bustamante cree que la fuerza de los bolos es apoyo y garantía suficientes a la hora de lidiar con las instituciones públicas, pero se ha mostrado más inseguro en otros aspectos, como el trato con los patrocinadores y la búsqueda de nuevos colaboradores que respalden económicamente a la Federación. También buscará la colaboración de los asambleístas, a los que ha dejado abierta la puerta para que entren a formar parte de su junta directiva.

Camino despejado para el día 17

Las elecciones a la presidencia de la Federación Cántabra de Bolos tendrán lugar el próximo 17 de noviembre. Allí, votarán los 50 representantes de los bolos de la región elegidos previamente por las peñas, los jugadores y los árbitros, los tres estamentos de las cuatro modalidades. La opinión mayoritaria de los asistentes a la reunión con Bustamante era que no se encontrará con ningún rival y tendrá el camino despejado. La idea a la salida de la cita era que los asambleístas que no han estado en este encuentro no tienen mucho interés en ver qué pasa con la presidencia, así que esperan que no apoyen a un candidato alternativo.

De esta forma, quedarán renovados los dos grandes órganos de los bolos a nivel regional y nacional, después de que hace menos de un mes el madrileño Óscar Gómez Morante revalidara –sin ningún tipo de oposición– su cargo al frente de la Federación Española de Bolos. En el caso de la Cántabra, la resolución del proceso ha sido más fácil de lo que cabía esperar, ya que cuando Diestro confirmó que no continuaría llevando el timón de la institución fueron varios los que mostraron su disposición a pelear el cargo.