El campeón de España de bolo palma "no se acostumbra a ganar"

Rubén Haya muestra los títulos logrados durante la temporada, la Copa y la Copa FEB y los campeonatos de España individual y por parejas
Rubén Haya muestra los títulos logrados durante la temporada, la Copa y la Copa FEB y los campeonatos de España individual y por parejas / Antonio 'Sane'
  • El camargués Rubén Haya apuesta por la regularidad para llevar a Roper hasta el próximo título de Liga y seguir estando entre los mejores del ránking individual

Los deportistas de alto nivel, por mera definición, están obsesionados con la victoria. Rubén Haya (Maliaño, 1975), último campéon de España de bolo palma y capitán de Puertas Roper, reconoce que después de dos décadas en los corros todavía no se ha acostumbrado a ganar, a levantar títulos y a recibir el reconocimiento de los aficionados. «Eso es imposible», afirma. Pero la palabra que tiene en la cabeza cada vez que pisa la arena para pelear un partido o un concurso no es 'triunfo', sino 'regularidad'. La que la pasada temporada le faltó a la peña camarguesa en las últimas jornadas para proclamarse campeona de Liga en División de Honor, o la que le ha permitido estar siempre, desde que llegó a Primera Categoría, en lo más alto del ránking individual. Este curso, por detrás de Óscar González y Jesús Salmón. Del primero, reconoce que ha sido el mejor de 2016. Al segundo, hasta que alguien iguale su trayectoria, le califica como el «número uno».

El viernes se celebró la cena de fin de curso de Roper. A la hora de repasar los logros de la peña y sus jugadores, su nombre fue uno de los protagonistas.

Ha sido un año muy bonito y siempre gusta que hablen bien de uno, pero no soy más que un integrante de un grupo que ha realizado un gran año.

¿Es su mejor temporada individual de los últimos años?

El año ha finalizado con muchos títulos (además del Campeonato de España individual, también compartió con Carlos García el de parejas) y eso al final es lo que más queda en la retina de la gente. Quizá el nivel sólo haya sido un poco mejor que otras, pero el haber conseguido el Nacional hace que la temporada se convierta en excelente.

¿La ilusión del primer campeonato es la misma que la del último?

Nadie se acostumbra nunca a ganar. Eso es lo más bonito del deporte. Pero no es lo mismo ganar con 19 que con 41 años, no se disfruta con la misma intensidad.

¿Quizás lo que no es tan fácil es acostumbrarse a perder?

No todas las derrotas tienen la misma trascendencia. Las hay que perduran en el tiempo y las hay que se olvidan nada más salir de la bolera. Aunque lo más importante es tener claro que forman parte del juego.

¿En las derrotas influye más las rachas, las lesiones o la situación anímica del jugador?

Las rachas y la situación anímica van juntas de la mano, sin embargo las lesiones son el lado más amargo del deportista, es donde más impotente te encuentras. Un buen estado anímico ayuda mucho y da mucha confianza para mantener una buena racha de juego, pero en el tema de lesiones tengo experiencia. Aunque siempre me he levantado, es la peor de las experiencias.

La pasada temporada fue de menos a más. ¿Confía en mantenerse arriba después de este parón invernal?

El inicio de las temporadas siempre es complicado, y más en mi caso, que en esas fechas sólo estoy centrado en la disputa de la competición de Liga. Una vez que juegas más a nivel individual, es más fácil adquirir esa regularidad necesaria.

Ha sido un buen año para Roper, pero al final, no ganar la Liga parece que desluce todo.

No estoy muy de acuerdo con esa afirmación. Un título en el cual tanto por presupuesto como por plantilla no eres el favorito no puede deslucir un año tan bonito como este 2016.

Si algo falla la próxima temporada no será porque no se conocen entre los jugadores.

No buscamos excusas, pero lo que sí está claro es que siempre es bueno mantener el bloque. Eso da más tranquilidad, porque significa que la gente piensa que estamos haciendo un buen trabajo.

¿Sigue contento con la peña y con los compañeros?

En un sitio en el cual te sientes querido y respetado es muy difícil no estar a gusto. Además, el ambiente entre los jugadores es muy bueno.

El objetivo para este año es.

Competir bien y ser más regulares en nuestro juego. Es posible que eso sea nuestro talón de Aquiles. Lo que nos ha lastrado en otras ocasiones.

Por los cambios que se han producido, ¿qué peña será el principal rival de 2017? ¿Habrá sorpresas del tipo a la de Sobarzo?

El principal favorito seguirá siendo Hermanos Borbolla Villa de Noja. Después, pienso que habrá un grupo de dos o tres peñas que si hacen las cosas bien tendrán opciones de ganar algún título. Lo del año pasado de Sobarzo tiene mucho mérito y todos los años hay alguna sorpresa, pero es realmente difícil que se vuelva a producir.

Hay quien critica que la profesionalización de los bolos les ha robado algo de su pureza. Ya no se ve a los jugadores analizar lo ocurrido en el bar con los vecinos al final de los concursos, ¿está de acuerdo?

Los bolos, como la sociedad en general, van cambiando, es algo natural. Eso hace que la gente después de jugar tenga otras obligaciones, y haya menos tiempo para la tertulia, como se hacía hace algunos años.

¿También ha cambiado el 'buen rollo' entre los rivales?

No creo que ahora los jugadores se lleven peor que antes. Es cierto que ahora, quizás, cada uno va más a su bola. Es normal llevarse mejor con unos que con otros.

¿Sigue habiendo tanta diferencia entre los Haya, Salmón y Óscar, por dar tres nombres, y el resto?

La diferencia está realmente en la regularidad, quizás más que en la calidad. Ahora mismo es muy complicado ganar torneos y más aún campeonatos, ya que hacen falta unas medias altísimas, pero el nivel de juego ahora mismo es muy alto.

¿ Qué relación tiene con sus rivales más directos?

La relación es buena. Sobre todo, creo que existe mucho respeto entre nosotros. Óscar ha ido creciendo año tras año hasta convertirse en lo que es en estos momentos, el mejor, y creo que seguirá manteniendo este nivel muchos años. Pero para mí lo realmente importante es toda tu trayectoria, y en eso Salmón es el número uno indiscutible.

La actividad bolística hasta marzo se reduce mucho. ¿Siguen trabajando en las boleras?

Ahora es tiempo de descanso y preparación física para empezar con energía la próxima temporada. Pocos jugadores siguen con el entrenamiento en la bolera. Cuando acaba la competición oficial todo lo que hacemos es sólo físico. Y cuando se empieza en enero a pisar la bolera, lo más importante es ir adaptando el cuerpo lo más rápido posible a movimientos y distancias en la bolera.

Un tema que sale cada año es el del calendario de Liga. ¿Habría que repensarlo?

Es un tema en el que tendrá que trabajar la nueva directiva de la Federación. Yo sí pienso que el calendario está mal estructurado. El único problema es que los jugadores de bolos y las peñas, en general, somos muy egoístas y no pensamos en el bien común, sino en el individual. Por lo demás, la directiva que ha encabezado Fernando Diestro ha hecho un trabajo increíble. Tanto a nivel social con el aula Madera de Ser, como en el ámbito deportivo, llevando a los bolos a un nivel que hace años parecía impensable.

¿Cree que Serafín Bustamante será un buen sustituto?

Es una persona de bolos, con la preparación adecuada para hacerse cargo del proyecto. Sólo espero que todo lo que se haga a nivel deportivo y social sea por el bien del espectáculo, de los aficionados y de los bolos.