balonmano | liga asobal

Auto Gomas no puede con el combativo Benidorm

Óscar Río, en pleno lanzamiento.
Óscar Río, en pleno lanzamiento. / Javier Cotera
  • Los cántabros empatan frente a uno de sus rivales directos en la lucha por la permanencia

El Auto Gomas Sin Fin y el BM Benidorm empataron en La Albericia en un partido que tuvo alternativas en el marcador y en el que los cántabros supieron olvidar en la segunda parte el bajón de juego que impidió su despegue en la primera, cuando con una ventaja de cuatro goles encajaron un parcial de 0-6.

Fue un partido entre dos equipos de similar potencial con algo más que dos puntos en juego. Ambos están llamados a ser rivales en la lucha por mantener la categoría. Y eso se ha notado desde el pitido inicial, con las dos escuadras defendiendo con intensidad. El Benidorm anotaba tras largas posesiones de ataque, al límite del pasivo, mientras que el Sin Fin apelaba a la velocidad para mandar en el marcador, aunque con ventajas que no pasaban de dos goles.

Cuando los cántabros no lograban sorprender al contraataque sufrían en la elaboración ante la defensa 6-0 planteada por Fernando Latorre. La tónica cambió a partir del minuto 19, cuando el Sin Fin, aprovechando el acierto en defensa y dos buenas paradas de Makaria, anotó un parcial de 3-0 para hacerse con una cómoda ventajas de cuatro goles (10-6).

Pero entonces llegaron los errores de los locales. Jaraguría la echó fuera tras plantarse solo ante Mijuskovic, quien poco después le paró un penalti y eso pareció descentrar al Sin Fin, que además de no marcar en los últimos seis minutos de este periodo, encajó un parcial de 0-6 para dirigirse a los vestuarios dos abajo. Pasados los cinco primeros minutos de la segunda parte se entró en una fase en la que las dos escuadras resolvían en pocos segundos y con acierto sus posesiones de ataque, para un intercambio de goles que hizo que el marcador se moviera entre empates y ventajas por la mínima del Benidorm.

En una tensa recta final del encuentro los protagonistas fueron los porteros, porque tanto Kujoskovic como Ernesto Sánchez tuvieron intervenciones de méritos a disparos relativamente cómodos. Así se entró en el último minuto con empate y 25 segundos del final el Sin Fin pidió tiempo muerto que no le sirvió para variar el resultado.