atletismo

La noche se rinde ante tanta energía

fotogalería

Los más pequeños fueron protagonistas en Santander. / Roberto Ruiz

  • Entre la Viesgo Night Race y la Aldro Night Trail reunieron a más de 5.000 deportistas

  • Alberto Contadorfue la estrella en Santander, mientras que en Torrelavega se repartieron entre la carrera y la BTT

La noche es joven, entre otra cosas porque cuando se está a gusto no hay ganas de irse para casa y cualquier lugar es bueno para disfrutar; y si no que se lo pregunten a los 2.500 participantes de la Aldro Night City Trail de Torrelavega o los 2.200 que se pusieron un frontal en la cabeza y llenaron de luces la bahía de Santander en la Viesgo Night RaceSantander 2016. La gente se lanzó literalmente a la calle y aunque la temperatura obligó ayer a ponerse guantes o alguna gorra de mas, las cunetas de los recorridos se convirtieron en un auténtico paseíllo a los campeones. Y es que tanto Viesgo como Aldro son dos esas firmas comprometidas con el uso de una energía eficiente y la búsqueda de hábitos saludables y limpios.Complicidad e implicación. Un espectáculo.

En Santander, todo empezó pronto, antes incluso de que la luz se fuera disipando dejando caer el misterio de la noche. La Viesgo Night trajo como maestro de ceremonias a un personaje del que sobró presentación, Alberto Contador.El ciclista de Pinto se multiplicó y empezó la tarde firmando autógrafos –cuando llegó la fila de niños ya era enorme– y terminó dando la salida a todas las carreras que se disputaron. Su llegada a la salida fue en un coche eléctrico, un detalle más.Junto al ganador de Tour, Giro y Vuelta llegó Miguel Antoñanzas (Presidente de Viesgo).Antes de que se marchara le tocó entregar los trofeos y las distinciones a los ganadores. Durante su atareada tarde estuvo acompañado también de la alcaldesa de Santader, Gema Igual.

ver más
  • FotogaleríaLa Aldro Night City Trail, en imágenes

Uno a uno fueron subiendo al estrado desde los benjamines hasta los absolutos.Precisamente entre estos últimos, los frontales que más rápido corrieron fueron los de Manuel Fernández y Lucía Ibáñez, en los cinco kilómetros, y Workneh Fikre y Sara Tejerina, sobre los diez. El trazado, que unió el Muelle de Gamazo con la zona del Palacete y la playa de los Peligros, a través de la bahía de Santander, se convirtió en un baile de luciérnagas. Luces, sonidos y, en definitiva, una fiesta familiar. Para redondear la iniciativa, con el precio de las inscripciones (5 euros) más lo que gentilmente quisieron donar los participantes se recaudaron 6.065 euros, cifra que dobló Viesgo para totalizar 12.130 y entregárselo íntegramente al Banco de Alimentos. Su carácter solidario no quedó ahí, porque también se hicieron entrega de 375 kilos de comida para que lo puedan disfrutar en estas fiestas tan señaladas los más necesitados. «Santander siempre es una tierra que me trae buenos recuerdos.Aquí me formé como amateur y muchas más cosas», aseguró Contador al que no le daban las manos para firmar recuerdos.

Mientras tanto, en Torrelavega, más de 6.000 personas acompañaban a los bikers, corredores y andarines se dispusieron a desafiar a la noche. Por delante un trail con salida y meta en el municipio de Torrelavega y cuyo recorrido también alcanzó los términos municipales de Cartes, Santillana del Mar y Reocín.

Fue una de las grandes novedades de la posterior Aldro Night, que empieza a convertirse ya en uno de los signos de identidad de la capital del Besaya. Grandes, pequeños, familias enteras... todos disfrutaron a su manera de la fiesta del deporte, incluso en los casos en los que no participaron en la carrera. La prueba, que cumplió su tercera edición, reunió a 2.500 deportistas que compitieron tanto en modalidades individuales como por equipos. En la disciplina de la BTT, Óscar Velar fue el más rápido en completar los 33 kilómetros con una dificultad media-alta y 480 metros de desnivel.

En la prueba a pie, el ya más que esperado duelo entre Diego Cuadrado y José Fuentes-Pila no se hizo esperar.La victoria fue para el primero de ellos que tardó 50.41 en recorrer los 14 kilómetros del trazado, mezcla de asfalto con montaña; duro, exigente y divertido. Entre las chicas, la infatigable Inmaculada Pereiro no dio tregua y se llevó los honores en Torrelavega. En definitiva, la noche del sábado se fue entre zancadas y pedales dándole fuerte la espalda al consumo irresponsable de la energía y a la contaminación, el caballo de batalla para el que luchan diariamente muchas de las empresas como Viesgo y Aldro cada día.