voleibol

Cabezón da otra victoria al Textil

Dos jugadores del Río Duero Soria intentan bloquear el ataque de Amorín durante el partido de ayer en Cabezón de la Sal.
Dos jugadores del Río Duero Soria intentan bloquear el ataque de Amorín durante el partido de ayer en Cabezón de la Sal. / Javier Rosendo
  • El conjunto de José Ignacio Marcos sufre en su cancha para remontar un igualado partido ante el Río Duero de Soria

La diferencia volvió a ser el factor cancha. La magia del Matilde de la Torre se volvió a poner de manifiesto ayer en la victoria del Textil Santanderina ante el Río Duero en un partido muy igualado que los de Cabezón de la Sal se llevaron después de una trabajada remontada. El triunfo, el tercero de cuatro posibles en su casa esta temporada, permite al conjunto cántabro asentarse en la zona noble de la máxima categoría del voleibol nacional a pesar de ser uno de los clubes más modestos de Superliga Masculina. Tras los puntos de ayer, el Textil es cuarto y está muy cerca de lograr una plaza para disputar la próxima Copa del Rey.

La confirmación ayer de que José Ignacio Marcos ha logrado conformar un proyecto ganador e ilusionante para la afición llegó tras un primer set que cayó del lado de los castellanos por 19-25. La presión visitante en los primeros minutos fue muy intensa y puso el foco en algunas carencias que el Textil aún tiene que mejorar. La parte positiva, donde se demuestra que el cántabro es un equipo ya maduro, se vio en el segundo parcial. El marcador negativo no les hizo bajar los brazos, sino que les impulsó para jugar con una marcha más y les dio la energía necesaria para solventar los distintos momentos complicados que se fueron sucediendo para los cabezonenses a lo largo del choque.

En el segundo set, la entrada de Juan Escalona resultó fundamental. Su trabajo se sumó a la labor ofensiva de Frank Amorín y Bouza y a la de Calzón y Walter sobre la red. La primera gran ventaja fue un 10-6 que daba tranquilidad al Matilde de la Torre. Mientras tanto, el Río Soria, uno de los equipos con más historia en la categoría, tiraba de experiencia para aguantar una embestida que finalmente acabó con un 25-20 en el marcador. El Textil ya había igualado el partido, pero falta mucho para sentenciar. El choque estaba abierto.

Tercer set

En el tercer set, parecía que el guión se iba a repetir. Con un 23-19 en el marcador, los de Cabezón de la Sal ya contaba con su segundo punto. Demasiado pronto, porque los sorianos estuvieron a punto de dar la sorpresa. Es más, se pusieron por delante (23-24) gracias, principalmente, al talento de Alberto Salas, que no fue suficiente para que el Río Soria rematara. El 29-27 dio inicio al parcial definitivo, en el que los locales volvieron a encontrarse cómodos y sufrieron menos. Tras nadar para morir en la orilla, los visitantes tampoco tiraron la toalla, lo que propició un cuarto parcial emocionante y sin ventajas hasta bien entrada la veintena, pero en ese momento decisivo, el Textil Santanderina creyó en sí misma para llevarse el triunfo.

La próxima cita de los cántabros será contra el Teruel en tierras aragonesas, un gallo de la categoría que, en estos momentos, marcha quinto, por debajo del Textil en la tabla de Superliga Masculina.