Bouza, en primer término, Hoster (16) y Da Cruz, en el partido ante el Melilla en Cabezón.
Bouza, en primer término, Hoster (16) y Da Cruz, en el partido ante el Melilla en Cabezón. / Javier Rosendo

VOLEIBOL

Un punto para conseguir un sueño

  • El Textil Santanderina puede certificar hoy ante el Ushuaïa Ibiza la clasificación para la primera Copa del Rey de su historia

Hasta ahora, había sido más un devaneo de los aficionados. Un cuento de la lechera de los seguidores del equipo más humilde de todos. La gran primera vuelta del Textil Santanderina invitaba a soñar con la clasificación del equipo para la Copa del Rey, algo que logran los seis primeros de la Superliga al término de la primera vuelta. Los cabezonenses han estado en esa pomada en esta primera parte del campeonato, pero en el seno de la plantilla ni se quería oír hablar del tema. 'Que no, que lo nuestro es la permanencia', han repetido sin cesar. Pero las matemáticas dicen que la primera vuelta de la Superliga acaba hoy y que el Textil Santanderina juega en su Matilde de la Torre (18.00 horas) ante el Ushuaïa Ibiza Voley. Una victoria o incluso una derrota por 3-2, daría el pasaporte copero a los de Cabezón. El primero de su historia. Cenicienta está a un solo punto de colarse en el baile de los más grandes del voley español.

«¿La Copa? Bufff... Eso para nosotros sería un bombazo. Quién nos lo iba a decir a principios de temporada». José Ignacio Marcos, el técnico de los cabezonenses, resopla y ríe a partes iguales. Porque él ha sido el gran escéptico en toda esta película y el encargado de que la plantilla sólo tenga en mente el ansiado objetivo de permanecer una temporada más en la máxima competición del voley patrio. Y lo ha conseguido, «porque si nos clasificamos, veríamos la Copa del Rey como un premio. Por eso, vamos sin demasiada presión al partido de hoy».

Para conseguir ese hito histórico, hay varios caminos posibles. De los cabezonenses, sextos en la Liga con 15 puntos, dependen directamente dos. Una victoria ante los baleares, sumando tres o dos puntos, o incluso una derrota por 3-2 (con eso se suma un punto), llevan de forma directa a la Copa del Rey. Lo demás, es encomendarse a la suerte o tirar de matemáticas y pegar la vista al móvil para ver qué hace en Castellón el Río Duero Soria, séptimo con 12 puntos y el único que puede arrebatar la plaza copera a los cántabros. Un triunfo con los tres puntos posibles de los castellanos obligaría a tirar de 'set average', puntos... «Si perdemos, dependemos de ellos», añade Marcos.

El tercero de la Superliga

El Matilde de la Torre vivirá una de sus tardes más emocionantes porque el rival de hoy de los suyos no lo pondrá precisamente fácil. El Ushuaïa Ibiza Voley es tercero en la Superliga Masculina de Voleibol, con 24 puntos. Un conjunto entrenado por Marcelo de Stéfano, un ex del Voleibol Torrelavega. «Es un equipo más compensado, más ofensivo y mejor dirigido que en otras campañas», comenta Marcos sobre su rival de hoy. Para el entrenador del Textil Santanderina, la clave del encuentro estará «en el saque. Si sacamos bien les podremos hacer daño, porque así cuando construyan la jugada el balón estará algo más alejado de la red». Además de lo que hay en juego en el encuentro de hoy, los de Cabezón de la Sal también quieren sacarse una espina que tienen clavada durante toda la temporada en la Superliga. «Tenemos buenos resultados con los equipos de nuestro nivel o de la zona baja, pero nos falta hacer algo importante con un equipo de la parte de arriba de la Superliga, como es el caso del Ushuaïa Ibiza Voley».

El Textil Santanderina llega con dos jugadores entre algodones para el partido de hoy. Walter da Cruz lleva tres días sin entrenar por un problema en el glúteo y Víctor Bouza arrastra molestias en un psoas. «No sé si van a llegar a tiempo», resalta José Ignacio Marcos, para un partido que puede ser histórico. El de la clasificación del Textil Santanderina para luchar por un título entre los grandes. Un sueño que antes de iniciar la temporada era la quimera del más loco de los aficionados cabezonenses y que jornada a jornada ha ido tomando forma hasta llegar a hoy, el día en que un punto hará que ese sueño se convierta en realidad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate