Una tarde con los mejores del mundo

Ruth Beitia celebra su victoria en la Weltklasse de Zúrich el pasado septiembre, en la que selló su segunda Liga de Diamante.
Ruth Beitia celebra su victoria en la Weltklasse de Zúrich el pasado septiembre, en la que selló su segunda Liga de Diamante. / EFE
  • Ruth Beitia opta hoy a uno de los premios Laureus, los 'Oscar' del deporte

  • En la categoría de 'Mejor Retorno', la cántabra compite entre otros con el estadounidense Michael Phelps, la gran leyenda del olimpismo

Sería otro premio de los importantes. Otro que añadir a la imponente colección de estos últimos años. La cántabra Ruth Beitia, la campeona olímpica en los Juegos de Río en salto de altura, opta esta tarde en Montecarlo a uno de los Premios Laureus. Los llamados 'Oscar' del deporte. Unos galardones a los que está nominada la élite del deporte mundial en sus diversas categorías y de la que la santanderina, por derecho propio, es parte.

Beitia está nominada en la categoría de 'Mejor Retorno', por esa vuelta a la competición tras su retirada momentánea después de los Juegos de Londres y que ha supuesto el aluvión de triunfos para la cántabra. Y llevarse el Laureus esta tarde en Montecarlo estará, cuanto menos, difícil. Porque junto a Beitia está nominada la gran leyenda del olimpismo. El nadador estadounidense Michael Phelps, el más laureado de toda la historia de los Juegos Olímpicos -con 28 medallas, de ellas 23 de oro-, también figura en la lista, tras completar, con cinco oros y una plata, su estratosférica colección de trofeos en unos Juegos de Río en los que también regresó a la competición para concluir, esta vez sí, la relación más exitosa de un ser humano con el olimpismo.

El jamaicano Usain Bolt, el mejor velocista de todos los tiempos; el futbolista Cristiano Ronaldo, campeón de Europa con el Real Madrid y con Portugal o la gimnasta estadounidense Simone Biles son sólo algunos de los nominados a los Premios Laureus.

Al galardón principal en hombres optan Bolt -tres veces triple oro olímpico, en 100 y 200 lisos y en el 4x100, tanto en Pekín'08, como Londres'12 y Rio'16, aunque acaba de perder la del relevo en China, por el positivo de Nesta Carter-; Cristiano, el británico Mo Farah (con doblete olímpico en 5.000 y 10.000, tanto en la capital inglesa como en Brasil) o el tenista escocés Andy Murray, que el año pasado ganó por segunda vez Wimbledon y revalidó título olímpico. También las dos estrellas de la última final de la NBA: LeBron James, que la ganó para los Cleveland Cavaliers; y Stephen Curry, que no pudo revalidar título con los Golden State Warriors.

A Biles le discutirán el premio principal femenino la tenista alemana Angelique Kerber, plata olímpica y ganadora del Abiertos de Estados Unidos y del de Australia; y las estadounidenses Katie Ledecky -cuatro oros y una plata en la piscina de Río- y Allyson Felix, séxtuple campeona olímpica de atletismo. Así como la también velocista jamaicana Elaine Thompson (que ganó el 100 y el 200 lisos en la última cita olímpica) y la británica Laura Kenny, una de las mejores ciclistas en pista de la historia.

Williams y Djokovic

Todos pueden suceder a la estadounidense Serena Williams y al serbio Novak Djokovic (que igualaron los tres 'Laureus' de Bolt) en el historial de unos premios que el año pasado se llevaron estos tenistas en Berlín, en una gala en la que se homenajeó a título póstumo al astro holandés Johann Cruyff, fallecido un mes antes.

Además de Ruth Beitia y Michael Phelps, también optan a la categoría de 'Mejor Retorno' el campeón noruego de esquí alpino Aksel Lund Svindal y el tenista argentino Juan Martín del Potro, plata olímpica en Río. En los Juegos de la ciudad carioca el oro en fútbol se lo llevó Brasil, nominada al 'Mejor equipo', al igual que el Real Madrid y la selección portuguesa de fútbol, así como los Cleveland Cavaliers, los Chicago Cubs de béisbol y la escudería Mercedes, que completó su tercer año de tiranía deportiva en el Mundial de Fórmula 1.

Un titulo que ganó con ese equipo el alemán Nico Rosberg, nominado al premio 'Revelación del año' al que también optan el Leicester -que ganó la Premier de la mano del italiano Claudio Ranieri- y la selección islandesa de fútbol.

Las otras categorías premian al deportista extremo y al discapacitado más destacados. Sin descartar algún premio especial, como el que en la última Gala se le otorgó, por toda su trayectoria, al triple campeón mundial de F1 austriaco Niki Lauda en Berlín, en el retorno a Europa de los Laureus después de un periplo en Río de Janeiro, Kuala Lumpur y Shanghái (China).

La Gala anual que muchos señalan como la de los 'Oscar' del deporte -que en otras ocasiones también se celebró en Londres, Barcelona, Estoril, San Petersburgo y Abu Dabi- vuelve esta vez a su primer escenario, Mónaco, que albergó la edición inaugural en 2000.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate