balonmano

Los entrenadores del Torrelavega y el Santoña se enfrentan tras un amistoso

Diego Soto (ziquierda) y Julián Ruiz.
Diego Soto (ziquierda) y Julián Ruiz.
  • Según el club del Besaya, "Julián Ruiz agredió a su técnico, Diego Soto", mientras que los santoñeses hablan de "una discusión que no pasó a mayores"

El partido amistoso celebrado el pasado fin de semana en el Pabellón Municipal de Santoña entre el equipo local y el Torrelavega, que finalizó con la victoria visitante por 25-28, tuvo unos incidentes al finalizar el mismo entre los dos entrenadores, Julián Ruiz del Santoña y Diego Soto del Torrelavega, que han propiciado que el conjunto torrelaveguense denuncie al entrenador de los santoñeses ante la Federación Cántabra de Balonmano. También afirman que no volverán a jugar con un equipo entrenado por Julian Ruiz si no es en competición oficial.

Las versiones de las dos partes son contradictorias. En un comunicado, el Torrelavega indica que "no volverá a jugar un partido amistoso contra ningún equipo preparado por Julián Ruiz. La entidad del Besaya ha tomado esta decisión después de que el entrenador cántabro, actual preparador del Santoña, propinase –según sostienen– un cabezazo a Diego Soto en los instantes finales del amistoso que disputaron el Torrelavega y el club santoñés en el Anchoa Arena". Los santoñeses insisten, por su parte, en que se trató sólo de un desencuentro.

Los hechos se produjeron a falta de 40 segundos para que concluyera el partido de preparación que constituía el acto central de la presentación del Santoña ante sus aficionados. En ese instante, con el marcador favorable al Torrelavega por tres goles, Diego Soto solicitó un tiempo muerto para ensayar una jugada de estrategia. Esta situación no gustó al técnico local, que recriminó la acción al entrenador visitante. Al concluir el choque se produjo la discusión y, según los torrelaveguenses, la supuesta agresión.

"Cabe resaltar que el comportamiento de todos los jugadores del Santoña durante el encuentro fue completamente normal y que el partido transcurrió por los cauces habituales de un choque amistoso. Del mismo modo, tras el incidente, los deportistas acudieron a pedir perdón a nuestro cuerpo técnico", señala el club del Besaya

"Discusión que no pasó a mayores"

Por su parte el presidente del Balonmano Santoña, Juan Carlos Antolín, afirma que el asunto quedó solucionado en la jornada de ayer después que los dos técnicos hablasen por teléfono. Los incidentes, entiende, no fueron para tanto. "Ocurrió una vez acabado el partido, cuando los dos entrenadores se saludaron. Ruiz le dijo que no le había gustado que ganando por tres goles pidiese tiempo muerto a falta de 23 segundos y que encima no le había salido bien. Diego Soto levantó la voz y por tres veces Ruiz le indicó que no le chillase. Fue una discusión que no pasó a mayores. Nuestro entrenador estuvo esperando en el vestuario para pedir perdón a Soto, pero este no lo aceptó. Ayer ya han hablado y quedó todo arreglado, es un caso entre los dos".

Julián Ruiz ha pedido perdón

"También es censurable –proseguía– que un seguidor del Torrelavega saltase al campo con intención de ir a los vestuarios para agredir a nuestro entrenador. De eso no dicen nada. Y es el padre de un jugador suyo. Lo que sí puedo decir es que Julian Ruiz ha reconocido que se equivocó, y que está apesadumbrado y destrozado (ha pedido perdón a través de su perfil de twitter). Para mí la cosa no fue para tanto y si los dos han hablado el tema está zanjado. Los árbitros no han puesto nada en el acta así que las cosas no habrán sido tan graves".