balonmano-asobal

El Auto Gomas devora al Guadalajara

Óscar Río intenta un lanzamiento ante la oposición de dos jugadores del Guadalajara en el encuentro de ayer
Óscar Río intenta un lanzamiento ante la oposición de dos jugadores del Guadalajara en el encuentro de ayer / LOF
  • Los cántabros firman un gran partido, sobre todo en defensa, para conseguir su tercer triunfo de la temporada en la Liga Asobal

El Auto Gomas Sinfín se llevó ayer la victoria de Guadalajara por 27-32 después de un partido muy completo de los hombres de Rodrigo Reñones tanto en defensa, en donde crearon un muro defensivo inexpugnable por las huestes moradas, como en ataque, en donde estuvieron muy inspirados. No obstante, hay que reseñar la baja intensidad en defensa que demostró el BM Guadalajara durante fases muy largas del partido, especialmente en la primera parte. El dato más significativo fue que ningún jugador alcarreño fue excluido. Una primera parte en la que los cántabros cogieron una renta considerable y que no dejaron ya escapar para sumar dos puntos en su cuenta particular. Además, se aprovecharon de las numerosas bajas que lastran al conjunto que entrena César Montes.

El partido comenzó con las espadas de los dos equipos arriba, aunque una más alta que la otra. Era la del equipo local que en apenas tres minutos se ponía 3-0 arriba con los goles de Márquez, Montoya y Mikel Redondo, además de tres buenas defensas que incluyeron una gran parada de Hombrados. Tras estos tres primeros minutos de indecisión de los cántabros, Paredes se echó el equipo a la espalda y redujo diferencias. El muro alcarreño se veía incapaz de parar al lateral. Tras esto, llegaría la desconexión total por parte de la escuadra morada, especialmente en su faceta ofensiva. No era el día de Padilla, como director de equipo local, y eso lo notaba un Guadalajara totalmente atrancado en ataque. Sin ideas, los blocajes y las paradas de Sánchez se sucedían ante el estupor de la grada.

El muro visitante les permitía salir constantemente a la contra y encontrarse con un Hombrados totalmente desguarnecido. De ahí, que Jorajuria, Plá y Río no sólo remontaran, sino que pusieran distancia en el marcador al minuto 10 de partido. No en vano, los de Reñones se marchaban 6-10 en el luminoso y eso que habían padecido la exclusión de Calderón durante ese tiempo.

El tiempo muerto de la escuadra morada era obligatorio. César Montes necesitaba reconducir a los suyos, en ataque aclarando las ideas y en defensa subiendo los ánimos y la intensidad de sus jugadores. Sin embargo y a pesar del minuto de descanso y aleccionamiento, el Guadalajara siguió por sus fueros o, más bien, el Auto Gomas Sinfín le obligó a ello. No en vano, el equipo de Reñones estaba absolutamente exultante sobre la cancha alcarreña. Sobre un muro inexpugnable, los visitantes estaban construyendo un partido sublime.

Así las cosas, la distancia seguía aumentando y eso que Márquez ya estaba sobre la pista de Paredes, el desatascador cántabro. No en vano, el lateral anotó cuatro tantos en apenas 20 minutos. Con defensa individual sobre Paredes, Jorajuria en las contras y Herrero desde el pivote tomaron la responsabilidad anotadora con otros cuatro goles cada uno en su haber. Aún así, Paredes seguía a lo suyo marcando las diferencias y refrendando el dominio de su equipo. Los cántabros se marcharon con un 13-18 favorable al descanso.

Se mantiene la diferencia

Tras el paso por los vestuarios, Sánchez abortó la posible reacción alcarreña con dos grandes intervenciones. Sin embargo, la exclusión de Postigo y una intervención de Eceolaza, que hacía ya tiempo que había sustituido a Hombrados en la portería local, hizo levantar los ánimos de la afición alcarreña. Especialmente con dos goles consecutivos de Montoya, desde los siete metros, y Lucas desde el extremo. Fue Calderón el encargado de bajar los humos locales y de aumentar más si cabe la diferencia en el marcador, 15-22.

Poco después, el Sinfín padecía un par de exclusiones más, la de Muñiz y la de Blázquez, ambas con apenas un minuto de diferencia. Una doble exclusión que aprovechó el Guadalajara para ajustar el marcador en las manos de Montoya (17-22). Pero la renta era suficiente como para coquetear con ella. Un postrero intento de reacción de los manchegos los cortó Óscar Río. Un intercambio de goles en los últimos minutos dejó las cosas como estaban e hizo que el Auto Gomas Sinfín lograse la tercera victoria de la temporada en la Asobal.