El DS Auto Gomas avanza en la Copa con paso firme

Herrero Lon lanza a portería ante la defensa pontevedresa.
Herrero Lon lanza a portería ante la defensa pontevedresa. / LOF
  • ElSinfín deja en la cuneta al histórico Teucro, un rival de la categoría de plata que sin embargo plantó cara durante la primera parte del partido

El DS Auto Gomas avanzó a la siguiente ronda de Copa tras superar ayer al Teucro, un rival muy duro de roer pese a ser equipo de División de Honor Plata, por 28-33. Los santanderinos supieron sobreponerse a un mal inicio y recuperaron la delantera en el marcador antes del descanso. En el segundo tiempo, el equipo local presentó batalla, pero la mayor calidad y, sobre todo, la superioridad de centímetros y kilos de los hombres de Rodrigo Reñones marcaron la diferencia.

Con este triunfo, los cántabros consiguen prolongar la buena racha de resultados y obtienen su segunda victoria consecutiva después de tomar aire en Asobal el pasado sábado con su importante victoria a domicilio en la cancha del Balonmano Guadalajara, rival directo en la lucha por la permanencia.

Los santanderinos afrontaban su debut copero con la visita a un histórico Teucro, encuadrado esta temporada en la segunda categoría, y lo cierto es que no lo tuvieron fácil. Les costó contrarrestar el impetuoso inicio que propuso un equipo local que salió a la pista a por todas, intentando que no se notara en ningún momento la teórica diferencia de nivel entre ambos. Así, el parcial de 2-0 a la conclusión de los primeros cinco minutos se fue engrosando posteriormente hasta el punto de que el club pontevedrés se llegó a situar con cuatro goles de ventaja, su máxima renta del partido (5-1, minuto 10).

Los de Reñones habían empezado mal, pero poco a poco fueron ganando consistencia defensiva y el decorado cambió cuando el Reñones solicitó un tiempo muerto que frenase la sangría y, de paso, llevase a sus jugadores a presentarse sobre el 40x20 del municipal pontevedrés.

La reprimenda surtió efecto y con más de diez minutos de retraso los jugadores del Sinfín empezaron a competir. Un parcial de 0-3 a la vuelta del tiempo muerto equiparó mucho más las cosas y devolvió al Teucro a la realidad. Óscar Río saltó a la pista y de su mano empezó a carburar toda la fase ofensiva del conjunto santanderino. Buenas circulaciones, finalizaciones desde el extremo con Alberto Pla y Postigo, el lanzamiento exterior de Calderón y la perfecta conexión con la línea, desde donde Lon aportó dos goles en el primer acto.

Ya llovía menos para el DS Auto Gomas, que gota a gota, paso a paso, ya había equilibrado el marcador a falta de siete minutos para la conclusión del primer tiempo (9-9) y que se puso por delante gracias a dos goles consecutivos de Jorajuria. La defensa del Teucro, cada vez más desarbolada, era incapaz de frenar el poderío y las variantes que los hombres de Reñones estaban mostrando sobre la pista del pabellón gallego tras su torrija inicial.

El partido alcanzó el descanso con un 12-14 que evidenciaba la subida de nivel de la defensa y la portería del Auto Gomas. El club azul, que había hecho seis goles en poco más de diez minutos, anotó exactamente los mismos en el doble de tiempo. Pero el equipo de Quique Domínguez es bravo e irreductible cuando juega en casa, y salió al segundo tiempo dispuesto a vender muy cara la derrota. El joven internacional júnior Borja Méndez, que venía de anotar nueve goles en la jornada liguera del pasado sábado en Zarautz, tomó el mando y con tres goles prácticamente consecutivos llevó el marcador a un ajustado 16-17. Fue entonces cuando Johnny Medina vio la roja directa por un contacto en la cara de Pla, decisión algo rigurosa que encendió los ánimos de la grada.

Sin el principal baluarte defensivo del cuadro gallego, el AutoGomas retomó el juego fluido en ataque y Postigo anotó dos goles seguidos que impulsaron al conjunto visitante a tres goles de ventaja (17-20). El técnico local solicitó un tiempo muerto para tratar de realizar unos ajustes que le permitieran rearmar su defensa y metió a Román Pedreira como avanzado en un 5-1 más abierto. Pero Pla estaba imparable y se jugó varios uno contra uno con los que sumó goles –acabó con ocho– o generó superioridades para sus compañeros.

En ataque, el Teucro encontró en la línea a Samu Gómez, que con varios goles dio la impresión de poder dar un susto al Sinfín en el último suspiro. Solo fue un espejismo. La escuadra santanderina tuvo el partido controlado en todo momento e incluso Reñones se permitió dar descanso a hombres importantes como Óscar Río y Ros, con algún problema físico, pensando ya en el próximo compromiso de la Liga Asobal del sábado, nada menos que contra el todopoderoso Barcelona en La Albericia.