Bolos

30 bolistas tirarán hoy para clasificarse en el Bahía de Cádiz

José Manuel González durante las tiradas de ayer en Cádiz. / DM

Noel Gómez, con 136 bolos, y Víctor González, con 131, fueron los mejores ayer en la jornada inaugural de la cita gaditana que cierra la temporada

MARCOS MENOCALSantander

El XXXIII Trofeo Bahía de Cádiz 'XV Memorial Félix Obregón' comenzó ayer con la celebración de la primera jornada de tiradas clasificatorias. Según el programa previo, once tenían que ser los bolistas que entrarán en competición y se respetó escrupulosamente lo pactado. De esta manera los primeros en abrir fuego fueron Noel Gómez (136), Víctor González (131), José Manuel González (128), Ángel Velasco (122), Rubén Haya (121), Pablo Lavín (112), Francisco Rucandio (110), Javier Platas (95), Alberto Ceballos (105) y Manuel Diego (102).

Hoy será el turno de los 30 jugadores restantes entre los que se encuentran también algunos de los ilustres como Raúl de Juana, Alfonso González u Óscar González, que siempre se incluyen por méritos propios entre la nómina de los favoritos. Es obvio que a estas alturas de temporada, los pronósticos siempre apuntan a un ramillete de elegidos, pero la exigencia, el nivel y el cansancio después de una temporada tan larga afecta a unos y a otros de diferente manera. Con los datos en la mano, apostar por Víctor González parece casi una obligación; el bolista ha causado una impresión notable en 2017 y ha dejado de ser una promesa para convertirse en una realidad al set capaz discutirle la victoria e, incluso, arrebatársela a algunos de los mejores jugadores de siempre. Junto a Víctor González, y con permiso del resto, el 'Junco' es el que aparece en todas las quinielas para acabar 2017 en lo más alto del podio. El gran ausente en Cádiz es Jesús Salmón, que después de otra temporada más en la élite decidió descansar antes de tiempo y no acudir.

El Trofeo Bahía de Cádiz es la competición que pone fin siempre al año en curso; durante muchos años, además de la competición propiamente dicha sirvió como un punto de unión en el que se pasaba revista al ejercicio. Con el paso de las ediciones ganó en prestigio y paso a ser la última reunión de los mejores, una cita que nadie se quería perder. En 2017 se ha recuperado ya que el pasado año no se celebró. El concurso es puntuable para el circuito nacional, por lo que otorga puntos para una clasificación que posteriormente permitirá a los mejores disputar el campeonato de España 2018. La modalidad de competición es muy sencilla y a la par muy exigente, ya que no acepta errores; entre ayer y hoy se efectuarán las tiradas clasificatorias y de los cuarenta participantes accederán ocho a los cuartos de final. Posteriormente se realizarán las tiradas de cuartos y los dos mejores se enfrentarán en la final, en la que se arrastrarán los bolos de esta última fase.

Fotos

Vídeos