Bolos

Bolística y Carmencita marcan el ritmo

Sara Liaño birla para La Carmencita, con Naomi Solórzano, Iris Cagigas y Judit Bueno (derecha), al fondo./Sane
Sara Liaño birla para La Carmencita, con Naomi Solórzano, Iris Cagigas y Judit Bueno (derecha), al fondo. / Sane

El regreso de Judit Bueno como titular al equipo de El Verdoso, lo más destacado en una jornada sin sorpresas en la categoría femenina

Aser Falagán
ASER FALAGÁNSantander

Si antes era un monólogo, ahora es una dialéctica. O un diálogo, si se prefiere, porque no parece probable que nadie esté en condiciones de arrebatar a La Carmencita y la Bolística la condición de grandes dominadoras de la Liga femenina. Campeona y aspirante cuentan sus partidos por victorias, aunque las santanderinas hayan disputado uno menos, y pese a las tempranas fechas de competición ya han marcado su hegemonía. Miriam Velarde y compañía ganaron 1-5 a Cubas y el modesto San Lorenzo vio cómo La Carmencita Arsán le hacía un rosco en su visita a Parbayón.

Pero si una noticia, una buena noticia, dejó la cuarta jornada de la Liga femenina fue la reaparición con La Carmencita de Judit Bueno, que tras más de un año prácticamente en blanco jugó los seis chicos con las santanderinas. Tras su lesión y después de que sus compromisos laborales retrasaran sus entrenamientos y por lo tanto su definitiva recuperación y puesta a punto, ya ha recuperado la forma y será un importante refuerzo en la que se prevé una enconada lucha por renovar el título en la categoría.

Otro decorado

Al comenzar la temporada tanto en El Verdoso como en la Carmelo Sierra eran prudentes. Era el discurso que tocaba, y tanto unas como otras señalaban al Campoo de Yuso de Marta Castillo como tercera en discordia y a Concejón de Ibio como juez de la Liga.

Pero el primer mes de competición ha contradicho esta prudencia y situado a las dos históricas peñas al frente en lo que promete ser un apasionante mano a mano. La Carmencita, por repetir por tercer año consecutivo (los mismos que tiene su equipo femenino) el doblete, y Torrelavega Siec, por destronar a las de Iván Liñero, hasta ahora casi sin rival.

A la inversa, Zurdo de Bielva, Carandía y San Lorenzo aún no han sumado un solo punto, prueba de lo desequilibrado de una Liga femenina que sin embargo ha conseguido salvar la crisis que la atenazaba hace muy pocas temporadas con la desaparición de peñas históricas, que se ha visto compensada por la irrupción de las dos decanas y la creación de nuevas formaciones. Poco a poco se comienza a vislumbrar una nueva generación, caso de la que está gestando Cubas, que invita al optimismo entre las bolistas.

Temas

Bolos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos