Bolos

Borbolla, el campeón esperado

Los jugadores de Hermanos Borbolla Villa de Noja mantean a Rafa López, el pinche de la peña, en la celebración del título de Liga conseguido ayer./Sane
Los jugadores de Hermanos Borbolla Villa de Noja mantean a Rafa López, el pinche de la peña, en la celebración del título de Liga conseguido ayer. / Sane

Ribamontán al Mar venció a Peñacastillo, lo que hizo que a mitad de su partido ante Gajano, los nojeños ya lograsen el campeonato de forma matemática | Los costeros se alzan con su séptimo título de Liga, el cuarto conseguido de forma consecutiva

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

santander. De inicio, sin que esto empezase, era el gran favorito. Hermanos Borbolla Villa de Noja se postulaba como el rival a batir en esta División de Honor de 2017. Y los pronósticos se han cumplido a rajatabla. A falta de tres jornadas para la conclusión del campeonato, los costeros se han proclamado campeones. Los nojeños comenzaron perdiendo en su bolera Municipal ante Gajano para empatar finalmente a tres, pero los móviles avisaban de lo que ocurría en Santander. Ribamontán al Mar Codefer iba doblegando a Peñacastillo Anievas Mayba, como así ocurrió (1-4). Con ese resultado, daba igual lo que pasase en Noja. Hermanos Borbolla era campeón de Liga.

Se da -de facto- carpetazo a una Liga que ha resultado interesante, aunque con matices. Los nojeños debutaron con aviso ante Sobarzo en su bolera, al caer por 1-4. Pero ese rejonazo les vino de perlas. Tras esa primera derrota, el '1' no ha variado en su casillero, ya que nadie ha sido capaz de hacer que los favoritos hincasen la rodilla.

Aunque los protagonistas de la historia rebaten esa opinión extendida en el mundo bolístico de que ya a mitad de temporada el título estaba empaquetado y con dirección a Noja. «La Liga ha sido un poco difícil. Quien dice que ya lo teníamos hecho creo que no sabe realmente lo que es esto», explica Pepe Borbolla, vicepresidente de la peña campeona. «Con los favoritismos no se gana». Con el séptimo título en las vitrinas -el cuarto consecutivo- Borbolla ratificaba la vocación «de seguir ganando títulos». A su juicio, el campeonato quedó muy favorable a su equipo en la última jornada doble, la disputada los días 8 y 9 de este mes de julio y en la que Hermanos Borbolla derrotó por 0-4 a Ribamontán al Mar Codefer y por 4-1 a Riotuerto Hotel Villa Pasiega. «Fue cuando realmente se aclaró la competición».

«Empezamos ya a tirar bolos en enero. Hacía un frío... Pero ahora se recogen los resultados». Jesús Salmón, el capitán de los costeros, no podía estar más contento tras otro título. Y coincidía con su vicepresidente en que la temporada ha sido «complicada. Hay que ser conscientes de que hay equipos en la Liga a los que es muy difícil ganar, con jugadores muy preparados». En opinión del capitán de Hermanos Borbolla, la clave del éxito de su peña ha sido «la regularidad en los resultados. Hoy -por ayer- hemos perdido el séptimo punto en esta Liga. Eso desmoraliza un poco a los contrarios. Y los partidos importantes hemos sido capaces de ganarlos. Ante peñas punteras, hemos sacado nuestro mejor juego».

Tarde de móviles

La tarde de ayer era de móviles. Antes de que empezase el partido en Noja (20.00 horas), comenzaba el de la Mateo Grijuela, a las 19.30 horas. Peñacastillo se anotaba el primer parcial por 40-32. Pero Ribamontán al Mar Codefer, la revelación de esta campaña y que ha flojeado un poco en estas últimas jornadas, quiso darse una alegría. En un partido meteórico (apenas 65 minutos) , los ribamontanos iban sumando chicos.

Una victoria de los de Loredo daba automáticamente el título a Borbolla. Y menos mal, pensaría más de uno en la Municipal. Al igual que un tenista que saca para ganar un gran torneo, Borbolla no andaba fina. Y Gajano, como una manada de lobos hambrienta por huir del descenso, aprovechaba el tembleque local. 48-49 para el 0-1, 43-57 para el 0-2... Pero el soniquete del móvil traía las mejores noticias. Ribamontán al Mar mandaba por 1-3 y al final derrotaba a Peñacastillo por 1-4. Hermanos Borbolla era campeón de Liga.

Ya con el 1-3 en la Mateo Grijuela, «nos tranquilizamos», señala Jesús Salmón. Y ya con el título en el bolsillo, los costeros se animaron y empezaron a demostrar la calidad que hay en esos jugadores. Salmón y Óscar, con sendos emboques, dispararon a Borbolla en el sexto chico para salvar un punto. Aunque era lo de menos en la tarde del campeón.

Temas

Bolos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos