caza

La temporada en la Reserva toma impulso

La cuadrilla 36, capitaneada por Santos Gómez, con los ocho jabalíes que cazó en el monte de Fonfría en una batida reciente.
La cuadrilla 36, capitaneada por Santos Gómez, con los ocho jabalíes que cazó en el monte de Fonfría en una batida reciente. / Pedro Álvarez
  • Las condiciones de los montes, aunque aún no son del todo propicias, van mejorando y las cifras de capturas lo acusan

  • En el último fin de semana de actividad se abatieron 61 jabalíes

Tras un inicio titubeante, la temporada de caza en la Reserva del Saja parece haber enderezado su rumbo. Al menos eso se desprende de los resultados cosechados durante el último fin de semana, el mejor hasta el momento en la presente campaña, en el que se han abatido 61 jabalíes que dejan el total de la Reserva en 231 ejemplares.

Uno de los factores determinantes para que la cifra de capturas haya crecido de forma considerable es que también lo ha hecho el número de batidas celebradas. Las cuadrillas, habitualmente, son bastante remisas a coger cacerías en los primeros meses de temporada, prefiriendo cazar con la campaña más avanzada, cuando los montes presentan mejores condiciones y los perros están ya más entrenados.

Lo que no ha variado demasiado con respecto a las primeras jornadas de actividad cinegética ha sido la abundancia de caza. En prácticamente todas las batidas programadas se movieron jabalíes y en algunas, bastantes. Otra cosa es abatirlos. Todavía hay abundante maleza y eso siempre dificulta la labor en los tiros por lo que las cifras finales de capturas están aún bastante alejadas de los cupos marcados por la Administración para los diferentes montes.

Por comarcas, Liébana, como siempre, ofrece los resultados más voluminosos. En Panda Carrielda se abatieron nueve ejemplares a cargo de la cuadrilla de José Santos del Hoyo. Con ocho se conformaron en Cotera Oria los de Aníbal Pérez y en Dobra Regaos los de Jaime Parra. La cuadrilla de Domingo Bueno, de Lebeña, mató tres en Sobreiglesias.

La jornada dominical se saldó en la comarca lebaniega con los cinco animales abatidos en Monte Cubino por el grupo de Francisco Javier Fernández; los tres suidos que se bajaron para casa desde Canales los de Emilio Casares; los dos que abatieron en Bicobres Sur los componentes de la cuadrilla de Manuel González; y el jabalí que cazó en Milebaños el grupo que dirige Vicente Puertas.

En Cabuérniga, las mejores cacerías fueron las de Rozalén (Francisco Galguera) y Viaña (Marcelo Gutiérrez), donde se consiguieron sendos cupos de tres ejemplares. La Mahílla y Mozagruco dieron un animal cada una de ellas.

En el Besaya, la mejor cacería fue la desarrollada en Montequemao, de donde la cuadrilla que dirige Pedro Fernández se volvió para casa con los dos jabalíes de cupo. Otro se mató en Cieza Norte y uno más en Coo.

En Campoo se abatieron dos cerdos salvajes. Uno en Argüeso, donde cazó la cuadrilla de Rafael Cosío, y el otro en Villacantid, donde actuó el grupo capitaneado por Daniel Terán.

Por último, en la cuenca del Nansa, la cuadrilla de Juan Carlos Díaz mató tres suidos en Bárcena Verdujal y la de Rubén Gutiérrez se bajó con dos animales de La Cestera. En las otras tres cacerías de la comarca también se tocó pelo: La cuadrilla de Roberto Fernández en Frente y Navas; la de Joaquín Guerrero en Caviña; y la de Celestino Cifrián en El Táladro.