golf

Collado y Rábago, últimos campeones

Dos de las participantes esperan su turno mientras otra de las jugadores se prepara para dar a la bola.
Dos de las participantes esperan su turno mientras otra de las jugadores se prepara para dar a la bola. / Antonio 'Sane'
  • Casi un centenar de jugadores participaron en la última prueba del Circuito Social de Golf, celebrada en el campo de Mataleñas

Alfonso Collado y Manuela Rábago se fueron este sábado del campo de golf de Mataleñas con un sabor agridulce. Contentos y con la sensación del trabajo bien hecho después de imponerse en la quinta prueba del Circuito Social de Golf para jugadores aficionados de El Diario Montañés pero sabiendo que esta competición bajaba el telón hasta el próximo año. Porque la de Santander fue la última de las citas programadas en la presente edición.

Casi un centenar de participantes se acercaron hasta las instalaciones de la capital en una jornada en la que, al contrario que hace dos semanas en Nestares, donde el mal tiempo -la lluvia y el viento dificultó el juego- se convirtió en el principal rival a batir por los golfistas, las condiciones climatológicas eran inmejorables. Ello permitió disfrutar de un gran día de golf desde las 8.30 horas.

En todas las categorías, la tónica predominante, al igual que en el resto de paradas del circuito, fue la igualdad. Los tres primeros clasificados en Primera Masculina se subieron al podio con los mismos puntos: 39. Junto a Alfonso Collado estuvieron en los cajones Íñigo Ruiz y Juan Manuel Pérez. Tampoco hubo grandes diferencias en la segunda categoría. Aquí, el mejor fue Jaime Cuadrado, con los mismos 40 puntos que Marcelino Hontañón. Algo más cómodo fue el triunfo de Manuel Rábado en féminas, ya que con sus 40 puntos sacó dos de ventaja a Carolina Giménez y tres a Mercedes Acereda.

Aunque no consiguieron subir al podio de los vencedores en sus respectivas categorías, también tuvieron el reconocimiento de sus compañeros los ganadores de los distintos hitos establecidos por la organización para cada prueba. Patrick O'Grady se hizo con el trofeo al dirve más largo que otorga el Gobierno de Cantabria y José Antonio Lobo consiguió lo propio con el premio BMW Grünblau Motor, que se lleva el golfista que consigue la bola más cercana. Y en esta ocasión, contra pronóstico, hubo que crear un premio más para poner en valor la actuación de Manuel Borrego. Su hoyo en uno, algo muy poco habitual en esta competición y más propio de jugadores profesionales, fue la anécdota de la jornada en Mataleñas.

La prueba disputada este fin de semana en el campo de golf de la capital cántabra ha servido para cerrar la décima edición de este Circuito Social de Golf organizado por El Diario Montañés con el objetivo de fomentar este deporte entre los jugadores amateur de la región y popularizarlo entre el público en general para hacer aflorar nuevas vocaciones. En esta ocasión, han sido cinco las citas que han dado vida a una competición itinerante que ha tocado la hierba de los principales recintos de Cantabria.

Cinco citas

La actividad arrancó el pasado 24 de julio en el campo barquereño de Santa Marina, que presenta un programa diseñado por el propio Seve Ballesteros. Posteriormente, también ha recalado en el Ramón Sota, La Junquera y Nestares, antes de echar el cierre hasta la próxima edición en Mataleñas. Cinco fechas a lo largo de todo el verano en las que la tónica general ha sido el buen ambiente y la convivencia en torno al deporte del golf.

A lo largo de esta década de historia, y aunque el objetivo del circuito es reunir a los aficionados cántabros y de otras regiones que también aprovechan los fines de semana en que se celebra para poner en práctica y mejorar su juego, también la prueba ha servido para como trampolín para impulsar a jóvenes promesas que han llegado a hacer un hueco en la élite nacional. Es el caso de jugadoras como Harang Lee y Celia Barquín, que están becadas en Estados Unidos, o Nacho Elvira, que ya es todo un profesional del golf que juega en el Circuito Europeo, entre otros.