Ciclismo

Ismael Esteban no puede con Bosmans

Ismael Esteban, ayer en plena competición en Igorre. /Maika Salguero
Ismael Esteban, ayer en plena competición en Igorre. / Maika Salguero

El belga domina la carrera de principio a fin y el cántabro, que no pudo seguir su ritmo, se queda a las puertas del podio

M. GARCÍA BILBAO.

El dominio de Wietse Bosmans ayer en Igorre resultó incontestable. El belga fue muy superior al resto de sus rivales y grabó en letras doradas su nombre en el palmarés de la mítica cita vasca. Entre los candidatos a destronarle estaba el cántabro Ismael Esteban, siempre favorito en los exigentes ciclocross del norte. Pero Bosmans no concedió ni un descanso y soltó y desfondó uno a uno a todos y cada uno de sus adversarios.

Esteban llegaba entonado y lo demostró, pero ayer no era su día de suerte y ni siquiera pudo tocar podio. Quizá algo decepcionante para un campeón como él, pero de lo que se pudo ir satisfecho fue de su entrega y buen rendimiento sobre el barro vizcaíno.

CICLOCROSS DE IGORRE

1
Wietse Bosmans, tiempo 1.00.22
2
Aitor Hernández a 0.49
3
Javier Ruiz de Larrínaga a 1.11
4
Ismael Esteban a 1.19
5
Patrick van Leeuwen a 2.06
6
Jofré Cullell a 3.34
7
Martín Mata a 4.10
8
Asier Arregui a 5.19
9
David Ovin a 5.49
10
Kevin Suárez a 6.00

Por solo ocho segundos se quedó sin redondear su progresión y subir al tercer peldaño en la entrega de premios. Fueron dos corredores vascos (Aitor Hernández y Javier Ruiz de Larrínaga), buenos conocedores de las pistas sobre las que se desató el infierno de barro, quienes le afanaron la gloria. Ellos y un Bosmans que rodó a otro nivel, como si fuera de otra categoría o el barrizal no fuera problema para él. No en vano se impuso a un Esteban que el viernes estrenó la temporada ganando el Ciclocross de Las Franquesas y a un Larrínaga que había hecho lo propio en Amézaga.

Sobre un circuito embarrado y en pleno proceso de secado debido al fuerte viento que soplaba la carrera se puso dura. Muy dura, a decir verdad. Desde las primeras pedaladas se vio la superioridad del que fue subcampeón mundial sub 23 en 2012. Bosmans cruzó por primera vez la línea de meta con más de 20 segundos de ventaja sobre el resto de sus perseguidores, una renta que no paró de aumentar con el paso de las pedaladas. Tras la maquina belga se vivió un intenso duelo por ser el mejor ciclista local. Dos veteranos como Aitor Hernández y Javier Ruiz de Larrínaga lucharon hasta la extenuación para evitar que Esteban, que volvió a lucir su maillot de vigente campeón de España, les cazara en la lucha por el segundo y tercer puesto.

Barrizal

La lluvia caída en las jornadas previas había dejado el circuito muy embarrado, pero el viento sur que sopló a lo largo de la mañana fue secando el terreno y haciéndolo cada vez más pastoso. Pesado. Bosmans no quiso especular y pronto tomó la cabeza de la carrera. El belga se dejó de contemplaciones e impuso un ritmo demoledor que nadie fue capaz de seguir. Por detrás, se formó una dupla con Aitor Hernández y el holandés Patrick van Leeuwen. A escasos segundos, Larrínaga lideraba un grupo, en el que también rodaba el campeón de España.

Con el paso de las vueltas, la diferencia de Bosmans se estableció en un minuto. Por detrás Hernández y Larrínaga se unieron mientras que Van Leeuwen fue cediendo terreno hasta ser superado por Esteban. El tira y afloja entre el de Ermua y el de Amezaga fue constante. A falta de dos vueltas para la conclusión Larrínaga logró dejar a Hernández, pero un espectacular giro del ciclista de Specialized le permitió cazar al alavés.

En línea de meta, Bosmans se plantó con 49 segundos de renta sobre Aitor Hernández y un minuto y once segundos sobre Javier Ruiz de Larrínaga. Ocho segundos después llegó el cántabro, al que le faltaron unos metros para disputarle el tercer puesto al de Amézaga. En cuanto a los sub 23, el mejor clasificado fue Jofré Cullell en sexta posición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos