Mundiales de Londres

Jonathan Edwards: «Resetear los récords mundiales empeorará la imagen del atletismo»

Jonathan Edwards.
Jonathan Edwards. / Afp

El plusmarquista de triple salto cree que la medida propuesta por la IAAF «destruye todo el trabajo de los atletas anteriores a 2005»

MIGUEL OLMEDAMADRID

El pasado mes de mayo saltó la alarma: los récords del atletismo hasta 2005 podrían resetearse. Así lo había propuesto la Asociación Europea, apoyada por la IAAF, con el objetivo de «limpiar» la mancha del dopaje en el deporte, y la medida no dejó indiferente a nadie. Tampoco a Jonathan Edwards, plusmarquista en triple salto desde 1995, y anfitrión de lujo del Mundial que se celebrará en Londres del 4 al 13 de agosto y que él mismo comentará en Eurosport. «No creo que con esta decisión se mejore la imagen del atletismo que ha ensuciado el dopaje, en todo caso ocurrirá lo contrario», asegura el británico, «básicamente porque limpiando la historia de este deporte al completo estás diciendo que todo lo conseguido antes de 2005 no puede ser fiable».

El atleta británico más laureado de todos los tiempos con catorce medallas (seis oros, cinco platas y tres bronces) cree que propuestas como esta «destruyen todo el duro trabajo de los atletas anteriores a 2005», e invita a los organismos a pensar otras medidas. «¿Qué hay de aquellos que ganaron medallas antes del pasaporte biológico? ¿Están sus medallas contaminadas, puestas bajo sospecha? No apoyo esta decisión en concreto, pero sí cualquiera que mejore la percepción e imagen del atletismo. Espero que la replanteen», añade Edwards.

Lejos del dopaje, el triplista apunta las causas de que algunos de los récords mundiales, como el suyo, lleven intactos al menos dos décadas. «Es duro decirlo, pero el atletismo ha dejado de ser uno de los dos o tres deportes más practicados del mundo», señala, y es que «hoy en día los jóvenes talentosos pueden escoger entre un amplio número de deportes». Para el británico, «los 100 metros siempre serán atractivos y el fondo sigue siendo muy popular», pero la falta de plusmarcas se debe «a que cada vez hay menos talento dedicado al atletismo», lamentablemente.

Sin embargo, Edwards no ve lejos el día en que sus 18.29 metros sean superados. «Mi récord podría estar en peligro en este Mundial», confiesa. «El estadounidense Christian Taylor mantiene una gran rivalidad con su compatriota Will Claye y eso podría empujarle a saltar más lejos», apunta a la par que señala al que, si nada se tuerce, será el número uno del triple más pronto que tarde: «Hay un cubano de 16 años, Jordan Díaz, que está saltando ya por encima de 17 metros. ¡Yo a su edad llegaba a doce metros y medio!». Como era de esperar, el británico preferiría que nadie batiera su marca, «pero los récords están ahí para romperse y algún día ocurrirá. Tendré que estar preparado para que alguien lo haga con el mío, y entonces habré disfrutado del privilegio que supone ser plusmarquista mundial».     

«Bolt es irremplazable»

El próximo Campeonato del Mundo supondrá, salvo un giro de guión de última hora, la despedida de Usain Bolt. El último gran atleta, rey de la pista y el espectáculo a partes iguales, capaz de volar sobre el tartán a una velocidad inimaginable. «Nadie podrá reemplazarle», asegura Edwards, «es el deportista más carismático del mundo y ha tirado del atletismo durante años». Su retirada será «un gran desafío» para el deporte olímpico por excelencia, y no hay quien no le haya buscado ya sustituto. A nivel mediático es imposible. «En términos de rendimiento podría ser Wayde van Niekerk», señala el triplista británico, apoyando la elección del propio Bolt, que ya le nombró su sucesor. No en vano, el sudafricano es el único hombre en la historia en bajar de 10 segundos en los 100 metros, de 20 en los 200 y de 44 en los 400. En la última distancia, además, destruyó el mítico récord de Michael Johnson durante los Juegos de Río, parando el cronómetro en 43.03 segundos.

Fotos

Vídeos