Meeting

Madrid regresa a la jet set del atletismo mundial

Madrid regresa a la jet set del atletismo mundial

El polideportivo Gallur acoge el tercero de los mítines del IAAF World Indoor Tour, una suerte de Diamond League de pista cubierta, cuyas listas engrosan hasta 70 medallistas internacionales

MIGUEL OLMEDAMadrid

Viene ocurriendo durante la última década que en España el ingente volumen de fútbol en los medios ha desplazado al resto de deportes no a un segundo plano, sino al olvido casi generalizado. Es el caso del atletismo, ver para creer. En Madrid desfilaron por Vallehermoso, por la antigua Peineta y por el Palacio de los Deportes algunos de los más grandes de la historia: Michael Johnson, Bernard Lagat, Maurice Greene… Desde que el propio Estadio de Vallehermoso echara el cierre allá por 2007, la capital era de las pocas europeas sin un gran mitin en la élite. Hasta ahora. En su tercer aniversario, la Reunión Villa de Madrid de pista cubierta se ha colado en el calendario del IAAF World Indoor Tour, una suerte de Diamond League pero bajo techo. El Centro Deportivo Gallur, del distrito Latina, acoge este jueves la tercera parada del circuito y se prevé, si no colgado el cartel de no hay billetes, al menos sí un lleno considerable con alta cifra de niños. Importante esto último en un deporte que necesita enganchar a las nuevas generaciones con el espectáculo del directo.

El año pasado el mitin se vendió como un asalto al récord del mundo de Genzebe Dibaba, que finalmente no fue tal, pero en esta ocasión no han hecho falta pretensiones tan ambiciosas. Bien es cierto que la etíope repite dorsal, esta vez en el 1.500 y no en el 1.000, y que viene de acariciar su propia plusmarca en Karlsruhe. «Tuve un error en las dos últimas vueltas y no pude bajar de 3:57.00, pero esta vez voy a intentarlo de nuevo», asegura a falta de unas horas para desafiar de nuevo al cronómetro.

«En Karlsruhe tuve un error en las dos últimas vueltas y no pude bajar de 3:57.00, pero esta vez voy a intentar de nuevo bajar el récord del mundo» Genzebe Dibaba

La rusa Maria Lasitskene es la gran atracción de la cita. Indiscutible número uno del salto de altura, su participación va más allá del carácter simbólico que significa su presencia en el homenaje a Ruth Beitia. Dos oros mundiales al aire libre y otro bajo techo engrosan su currículum vitae cuando aún no ha cumplido 25 años, y el listón de 2.06 metros que superó en 2017 se antoja escaso en un futuro no muy lejano. A Gallur llega tras saltar 2.04 en Volgogrado hace apenas diez días y con la vitola de invicta en las últimas 33 competiciones que ha disputado. «No me preocupan las cifras, simplemente quiero saltar», mantiene, «¿y por qué no hacerlo por encima de mi marca personal?».

Tampoco se quedan cortas las listas masculinas. Empezando por los 60 metros, donde el campeón del mundo (en 2014) Richard Kilty medirá fuerzas con Yunier Pérez, que desde que estrenó la nacionalidad española el pasado 25 de enero ha rebajado dos veces el récord nacional hasta 6.52. El doble campeón mundial indoor de 400, el checo Pavel Maslak, es otra de las grandes estrellas de una reunión que en el 800 cuenta con el sempiterno polaco Adam Kszczot, con cinco medallas de oro en Campeonatos de Europa en su palmarés, dos al aire libre y tres en pista cubierta. Enfrente tendrá al etíope Mohammed Aman, 23 años y tres títulos de campeón del mundo, dos de ellos bajo techo.

«El nivel es mucho mejor que el del año pasado, el público se lo va a pasar muy bien, además de ver grandísimas marcas» Raúl Chapado

También tiene el doblete indoor, pero en lanzamiento de peso, el norteamericano Ryan Whiting, poseedor además de la sexta mejor marca de la historia. En triple salto, el cubano nacionalizado portugués Pedro Pablo Pichardo, capaz de saltar por encima de 18 metros al aire libre, tratará de derrotar al veterano Nelson Évora. Los años no pasan para el portugués, que pese a haber cumplido los 33 aún le dieron las piernas para ganar su segundo Europeo bajo techo y su cuarta medalla mundial (en este caso de bronce) al aire libre en 2017. En Madrid tiene claro que su objetivo pasa por saltar más allá de los 17 metros: «Estoy entrenando muy bien, sin dolores, y me siento muy fuerte como para superar esa marca y hacer una gran temporada».

En total, entre las paredes de Gallur se juntarán 70 medallistas internacionales. «El nivel es mucho mejor que el del año pasado», resalta Raúl Chapado. «¿Por qué no aspirar a obtener un récord del mundo o de España?», insiste el presidente de la Federación Española, que asegura que «el público se lo va a pasar muy bien, además de ver grandísimas marcas».

Las mínimas para el Mundial, caras

Se avecina el Mundial de pista cubierta y España tratará de enviar una delegación lo más extensa posible sin que decaiga nivel competitivo. Aunque lo cierto es que las durísimas mínimas que ha impuesto la IAAF para estar en Birmingham no van a permitir que eso ocurra. Algunos de los mejores especialistas españoles tratarán de lograr su billete en Madrid, como las mediofondistas Esther Guerrero en 800 y Marta Pérez en 1.500, pero tendrán que acercarse e incluso mejorar sus marcas personales para ello.

«Empezar así es una motivación, se ve que el trabajo está dando sus frutos» Ana Peleteiro

Más factible lo tienen Pablo Torrijos y Ana Peleteiro en el triple, puesto que aun sin lograr la mínima muy probablemente estén entre los 16 mejores saltos del año. «Empezar así es una motivación, se ve que el trabajo está dando sus frutos», reconoce la gallega, y se atreve incluso a soñar con las cotas más altas. «Por gustar, me gustaría saltar 15 metros, pero hay que ir paso a paso, tengo un buen grupo de entrenamiento y un buen entrenador. Desde que estoy con Iván Pedroso voy rascando centímetro a centímetro, poco a poco pero sin dejar de hacerlo».

En el 400, los cuatro integrantes del relevo de Londres y Mark Ujakpor pugnarán por las dos plazas que permite la IAAF por país, aunque de momento ninguno ha bajado de 46.70 este curso; y Saúl Ordóñez buscará en el 800 arañarle al cronómetro las centésimas que le faltaron el pasado sábado… Y quién sabe si acercarse al récord de España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos