Diamond League I Lausana

Van Niekerk y Lasitskene brillan en una espectacular reunión de Lausana

El atleta sudafricano Wayde van Niekerk celebra su plusmarca en Lausana (Suiza).
El atleta sudafricano Wayde van Niekerk celebra su plusmarca en Lausana (Suiza). / Valentin Flauraud (Efe)

El sudafricano, que el pasado verano rebajó en los Juegos de Río el legendario récord del mundo de Michael Johnson en los 400 metros, parece empeñado en hacer olvidar al norteamericano de los libros de marcas

EFEMadrid

El sudafricano Wayde van Niekerk y la rusa Mariya Lasitskene se convirtieron en los grandes protagonistas de una espectacular reunión de Lausana, octava prueba de la Liga de Diamante, en la que se establecieron hasta cinco mejores marcas mundiales del año.

Van Niekerk, que el pasado verano rebajó -43.03- en los Juegos Olímpicos de Río el legendario récord del mundo del estadounidense Michael Johnson en los 400 metros, parece empeñado en hacer olvidar al norteamericano de los libros de marcas.

Si hace una semana el sudafricano despojó a Johson de la plusmarca mundial de los 300 metros, tras correr en 30.81 en la localidad checa de Ostrava, hoy Van Niekerk arrebató al estadounidense el privilegio de ser el atleta más rápido en los 400 metros en una reunión tan señera como la Athletissima de Lausana.

Wayde van Niekerk completó la vuelta a la mítica pista suiza en un tiempo de 43,62 segundos, cuatro centésimas menos que el tiempo -43,66- que firmó Michael Johnson en Lausana en el ya lejano 1996.

Y eso que el atleta sudafricano, que este año ha corrido los 100 en menos de 10 segundos -9.94-, y los 200 en menos de 20 -19.84- pareció dejarse llevar en los metros finales, lo que no impidió a Van Niekerk situarse como nuevo líder mundial del año

"Era mi primer 400 del año y no venía con ninguna marca específica en la cabeza, pero estoy satisfecho con el resultado. Voy a hacer una carrera más antes de los Mundiales de Londres y quiero hacer un gran tiempo", señaló Van Niekerk en declaraciones difundidas por la organización.

Igualmente brillante estuvo la rusa Mariya Lasitskene que al igual que hizo el pasado año Van Niekerk en Río parece dispuesta a superar uno de los récords del mundo más antiguos, los 2,09 metros que tiene la búlgara Stefka Konstadinova como plusmarca universal de salto de altura desde el año 1987.

De hecho, Lasitskene, que fijó hoy en Lausana una nueva mejor marca mundial del año con un salto de 2,06, intentó hasta en tres ocasiones superar el registro de la búlgara, pero el listón se resistió a los esfuerzos de la rusa, que compite gracias a autorización de la IAAF, por la sanción que pesa sobre los atletas rusos.

Tampoco pudo fijar un nuevo récord mundial en la prueba de la milla Genzebe Dibaba, pese a que la etíope pareció en disposición de mejorar los 4:12.56 que la rusa Svetlana Masterkova posee desde 1996 como plusmarca universal.

De hecho, hasta llegar a los 1.200 metros de la prueba, Dibaba contaba con un mejor tiempo que la rusa, pero como la propia etíope reconoció, la atleta africana se "bloqueó" en el último tramo de la prueba, teniéndose que conformar con la mejor marca mundial del año con un tiempo de 4:16.05.

Mejor registro del curso que también logró en Lausana la croata Sara Kolak, la vigente campeona olímpica, que firmó 68,43 metros en lanzamiento de jabalina, y el etíope Muktar Edris, que logró la mejor marca mundial del año en los 5.000 con un tiempo de 12:55.23 minutos.

Un tiempo impensable sin el empuje de su compatriota, el jovencísimo Selemon Barega, que con sus tan sólo 17 años, empujó a Edriss a superar el tope mundial del año -13:00.70- en posesión del invencible británico Mo Farah.

Tiempos que dejaron en un segundo plano las victorias de dos megaestrellas como el estadounidense Justin Gatlin, que en su debut esta temporada en la Liga de Diamante, se alzó con el triunfo en los 100 metros con una marca de 9,96 segundos, o la holandesa Dafne Schippers, que se impuso en el 200, aunque sin poder bajar, una vez más este año, de los 22 segundos -22.10-.

Más emocionante estuvo el concurso de pértiga, en el que el estadounidense Sam Kendricks, el líder mundial del año, derrotó, una vez más al francés Renaud Lavillenie con un salto 5,93 metros, 6 centímetros más que el galo, que al menos, logró su mejor marca -5,87- de la temporada.

Fotos

Vídeos