Óscar toma ventaja en el Nacional

Lolo Lavid y Carlos García buscarán hoy la última plaza para los octavos de final, al quedar empatados con 115 bolos El jugador de Hermanos Borbolla se sitúa, con 137 bolos, al frente del campeonato

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

Era, junto a su compañero de peña Jesús Salmón, el favorito. Y por el momento, cumple con ese papel. Óscar Gónzález fue el mejor en las tiradas de dieciseisavos de final del Campeonato de España de bolos para jugadores de Primera Categoría. El de Liérganes derribó 137 bolos en el último emparejamiento -junto a Jesús Salmón, que con 125 también se clasificó para octavos- que se celebró ayer en la portátil del polideportivo Valdáliga, en Treceño. Aún quedan tres rondas antes de una hipotética final y muchas manos por jugar, pero en un concurso en el que se arrastran bolos Óscar ya ha cobrado su primera ventaja. Las dos jornadas de dieciseisavos -martes y ayer miércoles- tendrán su pequeña continuación hoy, antes de que a las 15.00 horas arranquen los octavos de final. Carlos García y Lolo Lavid, ambos con 115 palos, lucharán por la última plaza que da derecho a seguir jugando por el Campeonato de España.

Leer más

La tarde ya empezó con un clasificado para los octavos de final sin tener que esperar a nadie. En el partido que comenzaba a las 15.00 horas Isaac López, el bolista de J. Cuesta, sacaba billete para la siguiente ronda. Porque sus 127 bolos eran mejores que todos los conseguidos el martes por los 16 jugadores que lanzaron. A su compañero de tiradas, Gonzalo Egusquiza (119) le tocaba esperar, aunque al final también se clasificó. Menos referencias tuvo en el siguiente turno Javier Puente, jugador de Ribamontán Codefer. El catalán Ismael Mulet -había avisado el martes de que no jugaría- no se presentó al concurso e hizo que Puente lanzase sin compañero, para derribar unos 97 palos que le dejaban fuera del concurso con lo que estaba por venir.

Víctor González (Peñacastillo Anievas Mayba) sacó también pasaje para los octavos de final de hoy. Porque sus 125 palos derribados también eran mejor que todas las marcas del martes. Carlos Torre (Beranga), que compite por la Federación Vasca, apenas pudo sumar 81 para cerrar su participación en este Campeonato de España. Ese partido iba a ser la antesala del mejor, por cantidad de bolos, que se había jugado hasta el momento. Rubén Rodríguez (Peñacastillo) y Alfonso Díaz (Casa Sampedro) se hartaban a tirar madera para ponerse al frente de la clasificación. El capitán de Peñacastillo tiraba 129, mientras que Alfonso Díaz era el primer en llegar a la barrera de los 130 bolos. Un registro que no tardaría en igualarse. En el siguiente emparejamiento, mientras que Carlos García (Puertas Roper) se quedaba en los 115 palos que le llevan hoy a un desempate por la última plaza para octavos, Ico Núñez (La Rasilla) también se encaramaba a lo más alto de la clasificación con otros 130 bolos.

Lavid, al desempate

Lolo Lavid (Hermanos Borbolla), otro campeón de España, tiraba a continuación para sumar 115 palos y, a la postre, citarse con Carlos García en el desempate por un puesto en octavos. Su compañero en ese partido, Antonio Saiz (Peña Madrileña) se quedaba fuera del campeonato al no llegar al centenar de bolos (94). Así, Lavid prolongaba la tendencia de que de casi todos los emparejamientos de ayer, salía un octavofinalista. De los 16 que jugarán hoy, diez -Lavid y García jugaron en este segundo día- salieron de la jornada de ayer. Como en el atletismo, los participantes de una segunda serie parten con ventaja a la hora de clasificarse por tiempos, ya que saben la marca que hay que hacer.

El penúltimo emparejamiento ponía en liza al defensor del título, ese Rubén Haya que poco a poco va encontrando su mejor versión. El capitán de Puertas Roper derribó 116 bolos en su partido con Pedro Gutiérrez, y por apenas un bolo pasó el corte para entrar de forma directa en la siguiente ronda y así poder defender su cetro.

El último acto en la portátil del polideportivo Valdáliga estaba reservado a los dos grandes favoritos y que también por derecho propio se han ganado el título de jugadores más en forma de esta Semana Bolística. Jesús Salmón y Óscar González se volvían a juntar en un partido en el que nadie caía de forma directa, sino en el que los dos trataban de pasar de ronda. Y pronto se vio que los dos iban a pasar la nota de corte, esos 115 bolos, con holgura. Ambos fueron muy regulares en las ocho manos, pero el de Liérganes empezó a derribar madera en cantidades industriales para erigirse como el jugador más destacado de los 32 participantes. Sus 137 bolos dejaron atrás los 130 de Díaz y Núñez para ponerse al frente en solitario en el campeonato. Mientras, el capitán de Hermanos Borbolla se quedó en unos más modestos 125 bolos. Los doce bolos que le lleva Óscar González no son una diferencia para nada insalvable con todo lo que queda, pero uno de los grandes favoritos ha cogido las riendas del campeonato en la primera ronda. La fase de octavos de final promete aclarar el panorama y posicionar a los que optarán al título mañana, en el último día de la Semana Bolística.

Fotos

Vídeos