Natación

«Quiero encontrarme fuera de la natación, aunque sigo compitiendo»

«Quiero encontrarme fuera de la natación, aunque sigo compitiendo»
Duane Da Rocha | Campeona de Europa de natación

Héctor Ruiz
HÉCTOR RUIZSomo

Tras un año de descanso, la nadadora Duane Da Rocha (Brasil, 1988) ha vuelto a las piscinas. Lo ha hecho con dos oros en los Campeonatos de España de Natación que se han celebrado este mes en Málaga, el lugar donde ha crecido y entrenado desde pequeña. Su éxito en la competición se une a sus muchos logros, como el de haber participado en las Olimpiadas en Londres (2012) y Río de Janeiro (2016). Ahora, su siguiente piscina de destino es la del gimnasio de Latas (Somo). Ahí estuvo la semana pasada para dar una masterclass a los niños que ahí entrenan, a la vez que les presentó el campus que lleva su firma y que tendrá lugar en las instalaciones y playas de Ribamontán al Mar este verano. Aunque todavía faltan meses para que dé comienzo el campamento, ya hay más de 30 inscripciones.

–¿En qué consiste el campus que propone?

–El curso está dirigido a niños y jóvenes de entre 10 y 17 años. Habrá clases de surf, natación y otras actividades de ocio. Junto a otros compañeros que también son nadadores de la selección española, nos encargaremos de que los participantes mejoren su técnica. Además, quiero transmitirles mi experiencia, de cómo empecé y mis herramientas para gestionar los nervios en las competiciones.

–¿Cómo surgió la oportunidad de realizar este campus en Somo?

–En realidad fui yo la que se lo ofreció a un amigo de aquí porque estaba interesada en hacer algo con los niños.

El campus para niños y jóvenes que ofrece Da Rocha se impartirá en Somo del 9 al 13 de julio

–¿Quiere ofrecerles otro enfoque del mundo de la competición de élite?

–Claro, los críos suelen concebir una Olimpiada como algo extraordinario e imposible, y no tiene porqué serlo. Yo una vez estuve en su lugar y poco a poco fui metiéndome y pude cumplir mis objetivos.

–Tras haber participado en dos olimpiadas, ¿le quita importancia a lo que implica ese logro?

–Puede ser que con los años yo pueda haberle quitado algo de peso, aunque lo sigo considerando como algo importante. Al final, ir a una Olimpiada no es lo único que me satisface en la natación.

–Ahora acaba de volver a las competiciones tras un año de descanso. ¿Qué papel jugaron las Olimpiadas en su necesidad de tomar un respiro?

–Tres meses antes de los Juegos Olímpicos de Río me metí en un pozo un poco complicado del que estuve luchando por salir. Pero no fue por mi presión por la competición, fueron diferentes circunstancias que me vinieron encima. Llegué a la Olimpiada como pude y eso me supuso un esfuerzo descomunal, por eso decidí tomarme mi tiempo y dejar la natación a un lado y centrarme por completo en mi recuperación.

–¿Qué es lo que sentía en ese pozo en el que se encontraba?

–No tenía ánimo de nada, me levantaba por la mañana y no tenía ningún propósito. Estaba todo el día en un estado de ansiedad muy alto y el entrenamiento me suponía un esfuerzo extra del que no disponía porque estaba reventada.

«Llegué a los Juegos Olímpicos de Río como pude, estaba en un estado de ansiedad muy alto»

–¿Esa experiencia la tratará hoy en la masterclass con los niños o durante el campamento?

–Yo creo que no hay que asustar a los niños. Hay aprendizajes que vas adquiriendo en la vida poco a poco; así que mi papel es animar a los niños y que no crean que hay metas imposibles. Si uno se lo curra y se sacrifica todo es posible.

–¿Hoy en día los jóvenes tienen más pasión por la natación que antes?

–Yo creo que sí, porque el éxito que están obteniendo los nadadores españoles hace que la gente está más interesada en la natación.

–¿En qué punto está ahora con las competiciones?

–Hace cuatro meses que volví a nadar, pero he dejado de ser deportista profesional. Todavía estoy organizando un poco mi vida para encontrar mi lugar fuera de la natación. Aunque resulta difícil, porque son muchos años haciendo lo mismo y la piscina es mi zona de confort.

–Tengo entendido que su idea es empezar a formarse como azafata de vuelo.

–Sí, lo tengo ya decidido, pero como me acabo de clasificar para la selección voy a tener que posponerlo un poquito.

–¿Los nadadores no tienen el apoyo de marcas comerciales que los reclamen para alguna campaña?

–De vez en cuando, sí. Pero, obviamente, no mueve tanto dinero como el de los futbolistas.

–¿El éxito de Mireia Belmonte le ha repercutido a usted de alguna manera en este aspecto?

–Yo creo que los éxitos de ella nos beneficia a todos porque ha puesto la natación a la orden del día.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos