Ajedrez

«El respeto de los derechos y los principios están por encima del dinero y los títulos»

Anna Muzychuk (izquierda) y su hermana Mariya estarán hoy en Solvay./Daniel Pedriza
Anna Muzychuk (izquierda) y su hermana Mariya estarán hoy en Solvay. / Daniel Pedriza

Anna Muzychuk, que estará este viernes en Solvay, no defendió su título mundial en Arabia Saudí como protesta contra la vulneración de la dignidad de la mujer

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

«El respeto y los principios están por encima del dinero y los títulos». Anna Muzychuk (28-2-1990, Ucrania) se siente orgullosa cuando lo dice. Le acompaña su hermana, Mariya (21-9-1992, Ucrania), y hoy impartirán juntas una conferencia en Solvay, que lleva por nombre 'La mujer y la ajedrez'. Después se enfrentarán cada una a 25 jugadores a la vez en una partida simultánea. La mayor de ambas tomó el pasado mes de diciembre una decisión que no es nada habitual en deporte profesional: renunció a defender su título mundial, al margen de embolsarse alrededor de 350.000 euros. No fue una lesión ni una falta de entrenamiento. Ni mucho menos. Fue una demostración de que «hay cosas por las que no se puede pasar», admite.

Anna prefirió no acudir a la sede mundialista, Arabia Saudí, por entender «injusto y vejatorio el trato que se hace allí a las mujeres. No se respetan los derechos humanos y entendí que no debía aceptar esas reglas». Su hermana, campeona absoluta en 2015-2016 (partida larga) apoyó la decisión «sin duda alguna». Campeonas destronadas por una causa. «Lo estudiamos y vimos que allí era necesario ponerse un velo para jugar, no podíamos ir a ningún lugar si no es acompañado por un hombre...», añade Mariya. Desde entonces Anna se ha convertido en un símbolo de la lucha por la igualdad y el respeto. Su historia dio la vuelta al mundo y su presencia es requerida en todos los rincones del planeta.

La renuncia a la defensa de su título se produjo un mes y medio antes. Anna argumentó sin tapujos su decisión y «nunca se pusieron en contacto conmigo ningún miembro del comité organizador». Fue como si a nadie le importase. O quisieran demostrar que no importaba. Sin embargo, aquella postura de la joven maestra en ajedrez se convirtió en un acontecimiento. Su historia actualmente es la más seguida en la redes sociales de la historia de Ucrania. En la plataforma de Facebook -por poner un ejemplo- ostenta el récord absoluto y ha sido comentada por 30.000 personas, ha recibido 170.000 'me gusta' y compartida por 70.000 personas. Algo inaudito.

«Te obligan a llevar velo y a estar acompañado por un hombre. Hay cosas que no pueden pasar» Anna Muzychuk | Excampeona mundial de ajedrez

Su entorno respaldó la defensa a ultranza de la dignidad que la joven protagonizó con su gesto. Su familia, sus amigos y su país. «Nadie me presionó para que hiciera una cosa u otra». La competición se desarrolló según las normas establecidas y Anna quedó destronada, pero «lo volvería a hacer y me siento orgullosa de lo que ocurrió». Ambas han tenido oportunidad de hablar con algunas de las que hubiesen sido rivales en Arabia Saudí y aún se reafirman más en su postura. «Los responsables del campeonato les hicieron firmar una carta en la que los participantes reconocían que las han tratado muy bien; cuantiosas comidas, lujosos hoteles, pero siguiendo sus normas», insiste la ucraniana, demostrando su personalidad.

Desde que su nombre saltó a la primera línea de la actualidad, su vida va más rápida. Viajes, competiciones, conferencias, exhibiciones... Un frenético ritmo al que se acostumbraron muy pronto. El ajedrez ha sido su motor. «Aprendimos con dos o tres años a jugar. Me lo dicen mis padres porque no tengo recuerdos más allá de los cinco años». Aprendieron antes a jugar que a recordar. Sus padres fueron sus profesores en la Ucrania de hace dos décadas. «Salíamos a jugar al parque, que tenía baldosas blancas y negras... Mi padre nos decía: 'Muévete como el alfil; ahora como el caballo'». Pronto ganaron los campeonatos de Ucrania y acto seguido los de Europa. «Con diez años decidí dedicarme a esto», señala Mariya. En cambio, Anna tomó el camino del ajedrez profesional a los quince. «Recibí varias ofertas de universidades de Estados Unidos para ir a estudiar, pero elegí ser jugadora profesional». En 2001, en Peñiscola, Mariya fue oro europeo sub 10 y Anna campeona en sub 12. «La gente se sorprendía que fuéramos hermanas». Insólito Allí empezó una trayectoria inmaculada y de sacrificio. «Hay que estudiar mucho, analizar a los rivales; jugar y jugar», recuerda.

«Estudiamos la situación, vimos lo que pasaba y la decisión fue conjunta.Apoyé a mi hermana» Mariya Muzychuk | Excampeona del Mundo de ajedrez

Opinan sin acritud sobre la razón de que existan menos maestras que maestros y no lo ven como una discriminación. «Hay más torneos y mejor pagados y en realidad el ajedrez necesita de un esfuerzo físico muy grande; en las partidas largas, mantener la concentración lleva un esfuerzo enorme y en eso el hombre está más dotado», explica sorprendentemente. Admiten no haber recibido amenazas: «Nos han escrito muchos más para agradecernos el gesto», relata Mariya, quien se muestra orgullosa al recordar las manifestaciones que actualmente se dan en Irán en defensa de los derechos del mujer: «Se necesitan muchas más valientes como ellas para cambiar las cosas».

Conferencia, exhibición y fichaje por un equipo cántabro

Las hermanas Muzychuk estarán hoy en el Casino de Solvay. A partir de las 17.30 horas impartirán una conferencia abierta al público: ‘Mujer y ajedrez’. Posteriormente participarán en una exhibición en al que se enfrentarán a 25 jugadores a la vez cada una. Por otro lado, Anna competirá esta temporada la Liga con el Club Ajedrez Solvay y les ayudará a ascender a la élite. Por su parte, Mariya lo hará con el Paterna, por lo que las dos maestras viajarán a España con más regularidad que hasta ahora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos